¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de la publicidad para tu negocio?

ventajas inconvenientes publicidadDarse a conocer es una parte imprescindible para cualquier nuevo proyecto empresarial. Lógicamente, uno de los medios más conocidos para alcanzar tu público objetivo es el uso de anuncios. Pero la publicidad, como cualquier herramienta, tiene sus ventajas e inconvenientes. Vamos a analizar los pros y contras de las estrategias de marketing basadas en publicidad, para que puedas valorar si te interesa invertir el dinero de tu empresa.

Resumen de las ventajas e inconvenientes de la publicidad

Está claro que una campaña bien diseñada puede ayudar a aumentar la visibilidad de tu negocio, captar nuevos clientes y potenciar tu imagen de marca. Es una inversión que puede salir muy rentable, pero también es posible que salga muy costosa y que no tenga el impacto deseado. Incluso peor: a veces la publicidad llega a dañar tu imagen. Veamos más en detalle esos pros y contras, y en una segunda parte del artículo hablaremos del buen uso de la publicidad.

Principales ventajas de usar publicidad

Aumentas la visibilidad de tu negocio

La publicidad te permite hacer llegar tu mensaje a una audiencia más amplia, lo que facilita que aumente el conocimiento de tu marca. Eso es muy importante, porque, por muy bueno que sea el planteamiento de tu negocio, si nadie lo conoce, vas a tener muy complicado vender tus productos o servicios.

Obviamente, existen otros métodos para darte a conocer, pero los canales publicitarios tienen ese acceso directo al consumidor que suele ser bastante eficiente.

Atraes a nuevos clientes

Más allá del simple conocimiento de tu negocio, producto, servicio, o marca, el objetivo final de la publicidad es que las personas decidan comprar lo que ofrece tu empresa. Con una campaña bien planteada, no solo te das a conocer, pero también puedes convencer a tu audiencia para que se convierta en clientela.

Mejoras la imagen de tu marca

En cualquier sector en el que emprendas, vas a tener competencia. Es decir que el cliente tendrá la oportunidad de elegir entre múltiples opciones. Que te conozca no es suficiente, tienes que llegar a diferenciarte. Y, precisamente, con una campaña de publicidad bien diseñada puedes mejorar la imagen de tu marca. Eso posibilita que vayas construyendo una relación más cercana con tus clientes.

Te permite mantener a los clientes actuales

Incluso cuando tus clientes ya conocen tu negocio y están contentos con su experiencia de compra, siguen teniendo muchas opciones. Usando campañas de publicidad, puedes recordarles que sigues allí, e ir informándoles de nuevos productos o servicios que les podrían gustar. Eso te ayudará a fidelizarlos y repetir ventas. Recuerda, es más fácil volver a vender a un cliente que captar uno nuevo.

La publicidad puede salir muy rentable

Una buena campaña de publicidad puede multiplicar tus ventas y aumentar tus márgenes significativamente por encima de lo que costó. En otras palabras, llegarías a tener un retorno de la inversión muy positivo. Estoy hablando de resultados económicos inmediatos y medibles, no solo del beneficio a medio y largo plazo de mejorar tu visibilidad y tu imagen de marca, que son conceptos más difíciles de valorar.

Principales inconvenientes de la publicidad

El coste puede ser muy elevado

Algunas opciones de publicidad tienen una barrera de entrada importante, por lo que solo las empresas con unos medios financieros muy elevados pueden permitírselas. Eso es especialmente cierto con los medios más tradicionales, como la radio, la televisión o los carteles exteriores. La publicidad online es mucho más flexible y permite opciones para todos los bolsillos.

Visibilidad no siempre implica conversión

Eso es, en mi opinión, el principal riesgo de invertir en una campaña de publicidad. Porque aumentar la visibilidad de tu negocio no siempre va a garantizar que esa mayor notoriedad se convierta en nuevos clientes y genere más ventas. Puede ocurrir por múltiples razones. Por ejemplo, que no hayas encontrado el mensaje adecuado para convencer a tu público objetivo que pruebe tu propuesta de valor. O simplemente porque lo que tienes que ofrecer no es atractivo.

Puedes equivocarte de target

A veces las campañas no funcionan simplemente porque llegan a una audiencia que no es la adecuada. Y eso puede ocurrir porque no has identificado bien quienes son las personas que podrían comprar tu producto o servicio. O, quizás las hayas identificado correctamente, pero estás aplicando una campaña que no llega a esa audiencia.

Hasta puedes perjudicar tu negocio

Lo peor que puede ocurrir con la publicidad es que hayas diseñado un mensaje que provoque lo contrario de lo que querías. Me refiero a que, por un error en tu comunicación, la gente acabe conociendo tu negocio pero asociándolo con valores negativos o contrarios a la imagen de marca que querías construir.

Como aprovechar las ventajas de la publicidad y minimizar sus inconvenientes

Diseña un plan de marketing

Tengo un artículo muy detallado en el blog sobre como diseñar un plan de marketing, así que no voy a extenderme mucho sobre este apartado. Tan solo destacaré que la planificación es fundamental para asegurarte de que el dinero que te gastes en publicidad vaya a ser útil.

Define tu público objetivo

Como ya vimos antes, una de las principales causas de que la publicidad no funcione es porque no se manda el mensaje a las personas que realmente puedan estar interesadas en comprar. Por eso, lógicamente, el primer paso es reflexionar sobre quien es tu público objetivo. Eso implica segmentar tus clientes y definir tu audiencia.

Usa medios adecuados

Una vez que sabes a quien quieres mandar el mensaje, tienes que analizar cuál es la mejor forma de comunicar con esa audiencia. Si quieres vender a adolescentes, es posible que usar publicidad segmentada en TikTok te pueda funcionar. Si tienes un restaurante al lado del cine de autor de tu ciudad, quizás te interese comprar un anuncio antes de una película muy taquillera. O quizás no, tendrás que analizarlo a fondo.

Cuida mucho el contenido de tus campañas

Con tus objetivos en mente, en términos de imagen de marca, visibilidad y ventas, tienes que dedicarle tiempo a diseñar el mensaje más adecuado. Obviamente, puede haber varios mensajes con varios propósitos o distintas audiencias.

Piensa en tu estrategia de conversión

Si quieres que la gente compre tu producto o servicio, tendrás que buscar formas de incentivar esa compra. Quizás tengas que diseñar una promoción especial, o encontrar otro tipo de gancho. Y, por supuesto, siempre es interesante valorar la inclusión de alguna llamada a la acción.

Mide los resultados

Si quieres saber si tu campaña de publicidad ha sido efectiva, tendrás que ser capaz de medir sus resultados. Con el canal online suele ser mucho más fácil, porque los procesos se pueden rastrear muy bien. Pero, incluso con otros medios hay formas de conocer el impacto. Por ejemplo, si repartes folletos puedes incluir un código de descuento, y así cuando lo use un cliente sabrás de donde procedió.

Si no mides los resultados de la publicidad, no podrás corregir y optimizar tus campañas para mejorar el retorno de la inversión. Es una parte fundamental.

 

 

Y con eso concluyo este pequeño artículo sobre las ventajas e inconvenientes de la publicidad para tu negocio. Espero tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.