Las mejores formas de aplicar las retribuciones en especie en tu empresa

retribuciones en especieDentro de unos límites fijados por la ley, muchas de las retribuciones en especie están exentas de IRPF para los trabajadores. Eso convierte este tipo de retribución en una gran herramienta de gestión de recursos humanos para tu empresa. Vamos a ver algunos ejemplos de beneficios sociales que puedes proporcionar a tus empleados para aumentar su motivación sin afectar su declaración de la renta.

¿Qué son las retribuciones en especie?

Una retribución en especie es el pago a los trabajadores mediante bienes, servicios o medios distintos al dinero. Es decir, las retribuciones en especie se producen cuando la empresa da gratuitamente a sus empleados algunos productos o servicios, o los subvenciona parcialmente para que salgan más baratos que el mercado. No es un pago en dinero, pero es una retribución igualmente.

¿Cómo puedes usar las retribuciones en especie en tu empresa?

Existen diferentes criterios fijados por la ley que regulan las retribuciones en especie, para más información las puedes encontrar en el Artículo 42 de la Ley de 35/2006. En este artículo detallaremos las principales aplicaciones y las herramientas que puedes utilizar.

Proporcionar o abaratar la comida en días laborales

Con una solución como el ticket restaurante, tus empleados pueden comer en cualquier establecimiento adherido a la red que los proporciona, como Edenred, sin que les afecte el bolsillo, y sin pagar IRPF. De este modo podrán reducir los gastos en alimentación y no perderán tiempo preparando la comida para llevársela al trabajo.

Ayudar a cuidar de los niños pequeños

Trabajar cuando se tienen niños pequeños es más complicado, porque hace falta que alguien se ocupe de ellos. La solución más habitual es optar por una guardería, pero es un desembolso importante. Por eso, muchas empresas optan por subvencionar el cuidado de los hijos. Resulta que las ayudas para las guarderías están contempladas en las retribuciones en especie exentas de IRPF.

Retribuciones en especie para financiar el transporte

Muchos sitios de trabajo están situados a cierta distancia del lugar de residencia del empleado, por lo que desplazarse hasta su empleo representa un gasto importante en transporte. Por suerte, cuando se usan medios públicos (metro, autobús, tranvía), se puede aprovechar los beneficios del ticket transporte. Hablamos de una cantidad de hasta 1.500 euros anuales que no tributa por el IRPF y que se pueden destinar al abono anual, mensual, tickets de 10 viajes o tickets sencillos, entre otros.

Seguros de salud

Proporcionar un seguro de enfermedad a sus empleados es una estrategia beneficiosa tanto para la empresa como para el trabajador. Por un lado, el empleado se beneficia de un servicio que no tributa por el IRPF hasta 500 euros anuales por persona. Por otra parte, a la empresa le interesa tener trabajadores motivados y con buena salud. Cabe notar que el seguro de salud puede cubrir la enfermedad del trabajador, su cónyuge y sus descendientes, aplicándose el límite de 500 euros a cada beneficiario.

La formación y enseñanzas como retribuciones en especie

La ley contempla que las compañías puedan ayudar a sus empleados con la educación de sus hijos. Hablamos de preescolar (como ya comentamos), pero también infantil, primaria, secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional realizada en centros educativos autorizados.

Cabe destacar que las formaciones a empleados, siempre que vengan exigidas por el desarrollo de sus actividades o las características de los puestos de trabajo, no constituyen una retribución en especie, es decir, que ni están sujetas a la cotización de la Seguridad Social, ni tributan en el IRPF.

Aportaciones a los planes de pensiones

La Ley del IRPF también contempla la posibilidad de que las empresas hagan aportaciones a los planes de pensiones de sus trabajadores, que se considerarán también como retribuciones en especie. Tanto las aportaciones de la empresa como las del trabajador pueden ser exentas de IRPF, dentro de unos límites. Es un tema un poco complejo, pero básicamente el límite es de 1.500 euros si el trabajador es quien hace la aportación, y puede llegar a 10.000 euros anuales si la empresa también aporta.

Límites generales a exención de la retribución en especie

Aquí hay que matizar además que el total de las retribuciones en especie percibidas por el trabajador en cualquier concepto sólo podrá ser exento de IRPF hasta el 30% de los rendimientos totales del trabajador. Eso además de todos los límites individuales mencionados. De todos modos, eso deja bastante margen.

Significa, por ejemplo, que un empleado con una retribución total (en dinero y en especie) de 26.000 euros al año podría tener 18.200 euros en dinero y 7.800 euros en especie, teniendo exención de IRPF para esas cantidades, siempre que se cumplan todas las condiciones aplicables a cada caso.

Una gran herramienta para los recursos humanos

Como ves, las retribuciones en especie tienen muchas ventajas para empresas y trabajadores. Generalmente, le hacen la vida más fácil a tu empleado, permitiendo que pueda comer por poco dinero, y que no le cueste mucho el transporte o el cuidado de sus hijos pequeños. Además, hoy en día las empresas que proporcionan esos servicios permiten que los trabajadores lo puedan gestionar todo directamente desde su móvil. A través de una app pueden ver su saldo y controlar todos los movimientos que realicen, por lo que tendrán el control de sus gastos.

Sin duda ese tipo de beneficios social también es un argumento durante la fase de contratación de trabajadores para tu empresa.

Existen multitud de opciones para aplicar la retribución en especie en tu empresa, como el ticket restaurante o el de guardería. Como hemos visto, esta es una gran herramienta, que, como empresario, directivo o integrante del departamento de recursos humanos, te ayudará a aumentar la motivación de tu personal, mejorar el clima laboral y con ello el rendimiento de tu equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.