Qué datos tener en cuenta para elegir un hosting

elegir un hostingTomar la decisión correcta para elegir una empresa de alojamiento web puede llegar a ser complicado, especialmente cuando es la primera vez que te enfrentas con esa elección. Te puedo decir que yo he cometido varios errores antes de encontrar unos proveedores fiables y que me solucionan problemas cuando lo necesito. Te voy a contar, desde mi propia experiencia, que datos deberías tener en cuenta al elegir un hosting.

Aspectos técnicos: ten un servicio acorde a tus necesidades

Obviamente, cuando hablamos de elegir un alojamiento web, las características técnicas son muy importantes.  No voy a citarlas todas pero me voy a centrar en las más importantes.

  • Asegúrate de tener los requisitos técnicos mínimos necesarios. Me refiero a tener suficiente espacio de disco y ancho de banda para los requerimientos de tu web. Si piensas tener mucho tráfico, o vas a necesitar usar mucho espacio, no te quedes corto con el servicio que contrates. No quieres que de repente tu web deje de ser accesible porque superaste unos límites.
  • Opta por tecnologías conocidas y fiables. Por ejemplo, puedes elegir un hosting con PHP y MariaDB (el link es del proveedor donde está alojado este mismo blog). Creo que aunque no seas un experto en informática ya sabrás lo que es PHP, y que por ejemplo es fundamental para que puedas instalar cosas como WordPress. Pero quizás no sepas lo que es MariaDB. Se trata de un software de fuente abierta que permite optimizar mejor las bases de datos. Fue derivado de MySQL, que quizás te suene más.
  • Elige un proveedor con servidores fiables. Quieres que tu contenido esté disponible siempre, y para eso es recomendable que analices el uptime de tu hosting. Básicamente, es el porcentaje de las veces que el servidor funciona correctamente. Lo recomendable es que supere el 95%. Hay herramientas gratuitas que te permiten comprobar el uptime de cualquier web. Van haciendo intentos de conexión cada pocos minutos durante un día para averiguarlo.
  • Otro servicio que te puede interesar es el CDN (Content Delivery Network). Se trata de una red de servidores, colocados en diferentes partes del mundo. Contienen un espejo de la información de tu web de tal forma que si alguien de un país muy lejano se conecta a tu página, su conexión es tan rápida como cualquiera que la visite desde España. Cuando piensas elegir un hosting deberías mirar si tiene CDN.

Calidad de servicio, transparencia y compatibilidad

Te voy a contar tres anécdotas reales, que me han hecho aprender a valorar las cosas realmente importantes de un hosting.

Sobre transparencia: nadie da duros a cuatros pesetas

Seamos honestos, el alojamiento web es un servicio muy económico cuando lo comparas con muchas otras cosas, como por ejemplo, tu factura de teléfono. Por alrededor de 100€ al año puedes tener un muy buen servicio. Pero claro, si ves que hay algún proveedor que te lo ofrece por la mitad, piensas que los demás son caros. ¿Verdad?

A mí me pasó eso al principio. Investigué el mercado, elegí una empresa que me parecía tener una relación calidad precio muy competitiva, y todo muy bien. Pero al año, subieron el precio más de un 50%. En aquel momento, me quedé por un año más, porque no tenía ganas de gestionar un traslado, pero luego me fui a otra empresa.

En un sector donde los costes son los mismos para todos, si una empresa te ofrece precios mucho más bajos, puedes estar seguro que algo está mal. O bien te van a subir la cuota en cuanto puedan (al mejor estilo de los seguros baratos) o bien las prestaciones de tu hosting van a ser muy limitadas.

En otras palabras, mejor elige una empresa transparente. Una cosa es ofrecer un descuento por el primer año. Es una práctica comercial muy respetable. Otra muy diferente es venderte el hosting barato como si fuera a ser así para siempre, y luego aprovechar cualquier oportunidad para cobrarte más.

Por cierto, hablando de eso, una vez tuve un proveedor de alojamiento que a cualquier pregunta que hacía sobre mi web me respondía con “compra nuestro pack X” y no me daba ninguna solución. Te contaré más en la sección siguiente.

El servicio al cliente es el elemento diferenciador por excelencia

Cuando contratas un alojamiento web, piensas que no vas a necesitar hablar con el servicio técnico nunca. Y la verdad es que si tienes un buen hosting, pocas veces lo harás. Pero aun así, suceden cosas. Te equivocas con un plugin de WordPress y pierdes el acceso a tu web. Llega un cambio tecnológico (como ocurrió con SSL) y tienes que implementarlo. Eventos así no son frecuentes, pero ocurren y necesitan una solución rápida.

Por mi experiencia personal, hay dos clases de empresas de hosting. Las que tienen un servicio de 24h con sistema de tickets, y chat en directo, y las que te obligan a llamar a un número de atención al cliente pero no dejan rastro escrito de nada.

Tuve la mala suerte de tratar con una de las de la segunda categoría, que además era la que no me solucionaba nada. Cuando quise pasar a SSL, me cobraron un servicio extra, sabiendo yo que mis otros proveedores de hosting  me lo ofrecían gratis. Cuando tuve dudas sobre seguridad, no hicieron nada, ni analizaron mi cuenta. Me ofrecieron pagar por  un pack de seguridad. Cuando quise subir la versión de PHP, me dijeron que mi hosting era “muy viejo y muy malo” y que era mejor cambiarme a otro, pagando de nuevo, claro está.

Obviamente, me fui rápidamente cuando vi esa mala calidad de servicio. Porque con los otros dos proveedores con los que trabajo, nunca tengo problemas. Puedo hablar por chat y me solucionan en el momento la incidencia. Y si no puede ser inmediato, crean un ticket y lo resuelven a las pocas horas.

Infórmate sobre esa calidad de servicio, y sobre los canales de comunicación. Si solo tienes un teléfono de atención y no vas a tener un rastro escrito de las incidencias, desconfía.

Escoge un sistema compatible

Eso ya no es solamente un tema de alojamiento web, pero es importante, así que haré hincapié en ello. Si quieres montar un blog, o una tienda online, procura hacerlo con herramientas que se pueden migrar fácilmente de un hosting a otro.

Este mismo blog lo empecé hace más de 9 años en una plataforma francesa de blogs. Porque primero, como mucha gente, no quería pagar nada, así que lo hice sin tener un dominio propio. Y después cuando ya consolidé el blog, contraté el dominio. Más adelante, cuando quise hacer cambios, me di cuenta que estaba atrapado con una herramienta que no me dejaba modificar nada. Y era muy difícil migrarlo. Por suerte encontré un programa que me permitió trasladar mis contenidos a WordPress, y acabé trasladando el blog con algo de trabajo.

No repetí el error. Ahora estoy contento con mis proveedores de hosting, pero si tuviera que cambiar, no sería un problema porque todas mis páginas usan WordPress y se pueden migrar en un abrir y cerrar de ojo.

Por eso te recomiendo que cuando montes tu web, no uses herramientas específicas de tu proveedor de hosting. Usa WordPress, Joomla o cualquier otro CMS muy estándar.

Resumiendo

Basándome en mi experiencia propia, esos los datos que tienes que tomar en cuenta para elegir un hosting:

  • Asegúrate que cumple técnicamente con los requisitos de tu web a medio y largo plazo.
  • Mira más la calidad del servicio y de la atención al cliente que el precio que te venden por el primer año.
  • Busca una solución que sea fácilmente trasladable en caso de necesitar cambiar de hosting.

Artículos relacionados

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *