Como elegir un servicio de Internet para empresas

internet para empresasEl acceso a Internet se ha convertido en las últimas décadas en algo tan básico como el suministro de luz, tanto para particulares como para los negocios. ¿Qué criterios tendrías que tomar en cuenta para contratar un servicio de Internet para empresas? ¿Qué velocidad necesitas? ¿Qué tipo de tecnología se adapta más a tu negocio? Vamos a intentar responder a esas preguntas para que puedas elegir el proveedor más adecuado.

¿Qué tecnologías se puede usar en servicios de Internet para empresas?

Fibra óptica

Es la tecnología que ofrece la mayor velocidad. Gracias a una inversión importante en las últimas décadas, el servicio de fibra está disponible en la mayoría de las ciudades de cierta importancia. Es ideal para empresas que necesitan un Internet potente, capaz de gestionar grandes cantidades de datos.

ADSL

Era la solución preferida antes de que la fibra se generalizara tanto. Hoy en día, sigue siendo una solución interesante para ubicaciones que no pueden tener acceso al servicio de fibra. Ofrece unas conexiones con una velocidad correcta, aunque no tan rápida como la anterior.

4G y 5G

Las conexiones móviles son muy importantes hoy en día. No solo usamos nuestros smartphones como herramientas de trabajo. También se pueden usar para trabajar con el ordenador desde cualquier punto. La tecnología 4G actual ya permite un uso de Internet para empresas muy rápido y práctico. Pero el 5G va a suponer un gran avance, con transmisiones de datos más rápidas y sin latencia.

El Internet para empresas tiene que estar adaptado a tus usos

Antes de preguntarte qué tipo de servicio deberías contratar para tu negocio, deberías analizar cual es el uso real que estás haciendo.

Usos que no requieren mucha velocidad

  • Enviar y recibir correos electrónicos. Por lo general, los emails suelen ser principalmente contenidos de texto, con archivos adjuntos de tamaño pequeño o mediano. El intercambio de correos con archivos de Word, Excel o PDF no suele requerir mucha velocidad de conexión, salvo que los adjuntos sean particularmente grandes.
  • Navegar por Internet. La cantidad de información disponible en la red es una herramienta muy útil para muchos negocios. Y no suele consumir muchos recursos, salvo que se descarguen archivos grandes.

Usos de Internet para empresas que requieren una velocidad mediana

  • Los servicios de videoconferencia. Las videollamadas se han convertido en una gran herramienta para las empresas. Permiten organizar reuniones a distancia, minimizando los desplazamientos y las pérdidas de tiempo. Para que las conversaciones sean fluidas y sin interrupciones, es recomendable tener un Internet con una velocidad mediana.
  • Las aplicaciones de gestión Imagina una empresa con varias sucursales. Todas van a usar el mismo sistema de facturación, de gestión de pedidos o de contabilidad. Para que se pueda trabajar de una forma eficiente, es importante que cada punto de la red tenga una conexión correcta. Normalmente, no se requiere mucha capacidad de banda para esos usos, ya que principalmente se trata de introducir datos.

Usos que requieren una velocidad alta

  • Algunas empresas trabajan todo el día con archivos muy voluminosos. Por ejemplo, una empresa de diseños puede tener que ir mandando una versión de un archivo y sus modificaciones varias veces al día a otros profesionales situados en una ubicación distinta. Esperar cada vez a que se cargue el archivo sería una tremenda pérdida de tiempo.
  • También hay muchos negocios que trabajan con plataformas online que requieren un flujo continuo y denso de datos para funcionar correctamente. Cada vez se usan más los servicios de Cloud Computing. Evidentemente, en esos casos, también es necesario contar con un servicio de velocidad alta.

Criterios para elegir el Internet para tu empresa

¿Qué velocidad de Internet?

En el capítulo anterior he cubierto con bastante detalle los diferentes usos de Internet en las empresas. Puede haber más, pero con lo que he comentado deberías poder elegir una velocidad de Internet que corresponda a las necesidades de tu negocio.

Otro dato importante es que, hoy en día, la mayoría de los servicios de fibra ofrecen velocidades muy rápidas que sirven para cualquier uso. Así que cada vez debería preocuparte menos el tema de la banda ancha.

Cobertura

No sabía si mencionar el tema de la cobertura, porque me parece un poco obvio, pero al final lo hice porque sí que puede condicionar el tipo de servicio al qué puedes tener acceso. El tema es que si estás en una ubicación donde no hay fibra, deberías ver si te compensa más el ADSL o sí directamente te pasas a un servicio móvil. Eso sí, siempre que haya cobertura de 4G al menos.

Precios de Internet para empresas

La telefonía es un sector muy competido. Así que sin duda te podrás encontrar con ofertas de precio interesantes. En los últimos años, una de las opciones que sale muy bien de precio, tanto para particulares como para empresas, son los packs. Mira a ver qué tarifa te ofrecen los proveedores por tener fibra y varias líneas móviles. Probablemente el precio sea muy competitivo.

Calidad del servicio

La velocidad y el precio son dos criterios muy importantes, pero no deberías menospreciar la calidad del servicio.

En temas de conexión a Internet, calidad de servicio significa que no haya cortes en el servicio, y si los hay, que el proveedor les solucione rápidamente. Lo dije en la introducción. El acceso a Internet es algo tan básico como que funcione la luz. Sin Internet muchos negocios no pueden trabajar.

Se entiende que es una tecnología, y que ocasionalmente puede haber un fallo técnico que afecte las conexiones. Pero tienes que informarte sobre los tiempos de respuesta que tiene el proveedor. Si hay pocas incidencias, y se resuelven habitualmente en un par de horas, no está mal. Si corres el riesgo de estar varios días sin servicio, quizás no merezca la pena que te la juegues, aunque el precio sea muy competitivo.

 

¿Hay algún otro criterio que debería haber mencionado para elegir un Internet para empresas? Puedes compartir tu opinión en la sección de comentarios.

Artículos relacionados:

 

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *