Cinco cosas importantes a tomar en cuenta si quieres desarrollar tu propia APP

Las aplicaciones móviles llevan ya más de una década en nuestras vidas, y cada vez las usamos con mayor frecuencia. Nos comunicamos con ellas, hacemos fotos, nos informamos, operamos nuestras cuentas bancarias, jugamos, vemos películas y series, y mucho más. Para los emprendedores, crear una APP puede ser una idea de negocio muy interesante, especialmente si tomas en cuenta esas cinco cosas.

1º Tienes que ser programador

Si has llegado a este artículo con una idea genial para una aplicación pero no sabes nada de programación, siento decirte que más vale que te lo pienses mejor. Crear una buena aplicación requiere una inversión de tiempo importante. Si no sabes programar, vas a tener que contratar profesionales especializados. Dependerás de sus tiempos y sobre todo, del dinero que puedas invertir en el proyecto para pagarles.

Por muy bien ideada que tengas tu aplicación, después de una primera versión vas a querer cambios, y luego otros. Tus usuarios te sugerirán una nueva funcionalidad, y para implementarla necesitarás otra vez a los programadores. No es imposible, pero es un proceso caro y poco flexible.

Si eres programador, puedes invertir tu tiempo en desarrollar el mejor producto posible. Dependes de ti mismo, fijas tus prioridades, y solo te cuesta el tiempo que inviertes. No me malinterpretes, tu tiempo vale dinero, pero como tú lideras el proyecto y lo llevas a cabo, puedes ser mucho más eficiente y productivo, si te organizas bien.

2º Tienes que elegir tu servicio de hosting con criterio

Si eres un lector habitual del blog, sabes que hemos dedicado ya muchos artículos a hablar del alojamiento web (conocido como hosting). Sí, me refiero al hecho de contratar un servidor compartido para poder ubicar tu dominio y tu página web de empresa, tu blog o tu tienda online.

Con las aplicaciones, existe la misma necesidad. Hace falta poder alojar un software en un servidor remoto para que funcione la APP desde cualquier parte, se guarden los datos, etc. Pero el alojamiento para aplicaciones no tiene nada que ver con el alojamiento web. Para tu APP, vas a necesitar un hosting JAVA, y ya te adelanto que no dispones de decenas de opciones como en el caso de tu blog WordPress.

Básicamente tienes tres grandes opciones: un servidor dedicado, un VPS o máquina en Cloud, o  finalmente un hosting de aplicaciones JAVA incluyendo servidores de aplicaciones dedicados en un entorno compartido. Las dos primeras opciones son válidas, pero muy caras. La tercera es una solución con un excelente rendimiento a un precio mucho más competitivo, porque funciona en servidores compartidos. De momento, que yo sepa, esa solución solo la ofrece la empresa ANW.

¿Por qué te hablo del hosting? Simplemente porque tiene un impacto enorme sobre la usabilidad y la experiencia del usuario. Necesitas un servicio que permita a tu aplicación funcionar perfectamente, pero también necesitas minimizar tus costes, ya que tienes que dedicar tus recursos a mejorar tu producto y promocionarlo.

3º ¿Qué valor añadido aportas a tus clientes?

Quizás debería haber empezado el artículo por este punto, porque desde luego tiene que ser el punto de partida de tu proyecto. Aplicaciones hay millones. Tienes que aportar algo diferente, que sea realmente útil a tus usuarios. Y no necesariamente tienes que apuntar al mercado de gran consumo. Una APP centrada sobre las necesidades de un segmento muy concreto podría representar un nicho de mercado lucrativo.

Habla de tu idea con muchas personas. No tengas miedo a compartir tu concepto. Cuanta más información y más opiniones externas tengas sobre tu idea, mejor. Antes de ponerte a diseñar y desarrollar, tienes que asegurarte de que puede haber un mercado para tu APP.

4º Elige tu formato de monetización

Que las aplicaciones más famosas sean gratuitas y funcionen financiándose con publicidad no significa que sea necesariamente la mejor solución para ti. Si realmente aportas valor y tus clientes objetivos están dispuestos a gastarse unos pocos euros al año en una suscripción de pago, puede que tengas un negocio interesante.

Personalmente, creo que solamente los gigantes del sector sacan dinero de la publicidad. Para una aplicación con menos audiencia, los anuncios molestan mucho a los usuarios y aportan pocos ingresos, ya que hoy en día la mayor parte de las personas no hacen clic y buscan la X para poder cerrar la ventana cuanto antes.

5º Mejora continua

Una aplicación es un servicio muy vivo. Hay mucha innovación en el sector, e incluso si consigues una base de usuarios importante, puede que aparezcan competidores y se lleven a tus clientes con una propuesta de valor más elaborada. Tienes que aplicar los principios de Lean Startup en su máxima expresión, especialmente la mejora continua basada en la opinión de los usuarios. Mejora el diseño, las funcionalidades, y haz que tu aplicación sea cada vez mejor que antes. Las mejores lo hacen, y por eso nuestros dispositivos no paran de instalar actualizaciones.

Esos cinco puntos no te dan el secreto para crear la aplicación genial que te va a convertir en millonario, pero te son pautas importantes para que tengas éxito en tu proyecto. Tómalos en cuenta.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*