Aprovecha el verano para rediseñar tu oficina

rediseñar la oficinaSi estás pasando el verano en la oficina, es probable que hayas notado como no puedes hacer mucho. Tus clientes se han ido de vacaciones. Muchos de tus colaboradores también. Quisieras avanzar en algunos proyectos pero no puedes. Tengo una propuesta para ti. ¿Por qué no aprovechas el parón para reorganizar tu oficina? Hay muchas ventajas en hacerlo. Explicaciones.

El momento perfecto

Lo estaba comentando antes, ahora en verano es el momento perfecto para plantear este tipo de cambios. Primero porque tienes disponibilidad. Por fin puedes escapar a la tiranía del día a día en la oficina para poder hacer algo con visión a medio plazo. Además, como mucha gente no está, este tipo de reorganización cuesta menos y no molesta. ¿Lo ves?

Más orden para ser más productivo

Intenta optimizar el espacio. Puedes plantearte invertir en algún armario adicional, pero no necesariamente tienes que comprar algo. Muchas veces, el problema viene de que guardamos demasiadas cosas innecesarias. Otras, simplemente hemos ido acomodando las cosas sobre la marcha, y no estamos usando la organización más óptima.

Coge una hoja de papel A3 y un lápiz, y empieza a imaginar cómo podrías organizar las cosas mejor. Intenta hacer que haya menos obstáculos en el camino, que sea fácil moverse de un sitio a otro, y que las personas que trabajan junto puedan estar en contacto sin dificultad. Parece un juego de Tetris, pero si te tomas la molestia de reflexionar en serio, puedes mejorar mucho la distribución de las cosas.

Parece una tontería, pero con un rediseño más eficiente puedes incrementar bastante la productividad. A veces, las barreras son más psicológicas que físicas. Si a una persona le parece incómodo desplazarse de un punto a otro, puede que simplemente lo haga lo menos posible. Al despejar el camino, también facilitas que esa persona quiera ser más activa.

Piensa en la comodidad de todos

Otro aspecto muy importante es la ergonomía. Hace unos años experimenté personalmente la diferencia entre tener un asiento cómodo y uno básico. Cuando monté mi negocio, pensé que no me hacía falta invertir mucho, y me puse a trabajar con una silla normal. Error, rápidamente me empezó a doler la espalda. Menos más que vi que se podían conseguir las mejores sillas de oficina online y a buenos precios. La verdad es que hay una gran oferta en distintas tiendas en línea. Una página especializada que también puedes consultar es Ofichairs.

Estar cómodo en el trabajo es algo básico, pero necesario. No solo incrementa el bienestar, sino que evita que la gente se lesione y falte al trabajo. Todo ayuda a tener una mejor productividad. Eso sí, no te basta comprar el material de oficina, también tienes que asegurarte de que cada uno aplica los consejos básicos de ergonomía en el trabajo.

Un ambiente bonito es mejor para la mente

Y ya que estamos, no te limites a los aspectos prácticos y ergonómicos. Piensa en darle un toque bonito a tu lugar de trabajo. Después de todo, pasamos 8 horas diarias en la oficina, a menudo más de lo que estamos en casa. Merece la pena gastarse un mínimo de dinero en tener un sitio más agradable, más bonito.

Puedes colgar algunos cuadros, hacer que pinten esas paredes que se han vuelto muy feas, o incorporar algunas plantas para dar un toque un poco más natural. La verdad es que no hace falta una gran inversión para tener un ambiente diferente y más positivo.

Todo eso beneficia al estado mental de todos, empezando por el tuyo, así que merece la pena.

 

¿Lo ves? Con cuatro cosas puedes sacar partido al parón del verano y mejorar mucho tu oficina. Así que no lo dudes y aplica esos consejos antes de la vuelta.

 

Artículos relacionados:

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *