Los valores de una empresa y la identidad corporativa

valores de una empresaLas empresas son iniciativas humanas. Por eso no es extraño que se asocien con principios. Si vas a lanzar tu propio negocio, es importante que reflexiones sobre este tema. Los valores de empresa son un elemento fundamental de la identidad corporativa. Voy a analizar los más habituales y explicarte como definir los tuyos propios.

Definición de los valores de una empresa

La expresión valores de empresa, o valores corporativos, procede del término anglosajón “corporate values”. Se refiere a los principios en los que se basa la actuación de la empresa. Tienen una influencia sobre el día a día del negocio, y también por supuesto sobre la estrategia de la empresa.

Esos principios pueden tener diferentes lecturas. Algunos se apoyan en valores morales, otros están enfocados a beneficios para la sociedad. Por supuesto abundan los principios estratégicos, pero no son los únicos. Como verás a continuación, hay muchos caminos posibles.

Esos valores corporativos reflejan la filosofía del empresario, su visión sobre la forma de gestionar el negocio.

Principales valores de empresa

Valores estratégicos

Son aquellos principios que influencian la estrategia de la empresa. Sin duda muchos de ellos te van a resultar muy familiares.

  • Innovación. Va mucho más allá de avances tecnológicos. Se puede innovar en todo. Simplemente se trata de ser creativo para aportar mejores soluciones a los problemas de tus clientes.
  • Satisfacción cliente. Un elemento que casi todas las empresas tienen en el corazón de su estrategia. Un cliente satisfecho genera más negocio. Un cliente molesto puede perjudicar mucho la imagen del negocio.
  • Rendimiento y productividad. El reto de conseguir los mejores resultados a partir de los recursos disponibles.
  • Saber hacer. Los conocimientos y las técnicas claves pueden ser una buena forma de destacar para un negocio.
  • Ambición y éxito. Algunos negocios se montan con la ambición de conquistar el mundo.
  • Trabajo en equipo. La mejor forma de conseguir grandes resultados, sin duda. Como decía Ray Kroc: “Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos.”
  • Calidad y excelencia. Muchas empresas apuestan por este objetivo: tener un producto o servicio de gran calidad. También es frecuente apuntar hacia la excelencia en todos los aspectos.
  • Servicio. En nuestra economía terciaria, el servicio es la clave. Tiene que ser este valor añadido que nos diferencia de la competencia. No es una sorpresa que tantas empresas lo incluyan como un principio fundamental.
  • Flexibilidad y adaptabilidad. En un mundo tan cambiante, son unas cualidades muy beneficiosas.

Principios sociales

Las empresas se componen de personas. Quieran o no, hacen parte de la sociedad. Pagan sus impuestos, cumplen con las leyes, hasta tienen personalidad jurídica. Pero una cosa es simplemente atajar las normas, y otra es intentar tener un impacto positivo que beneficie al conjunto de la sociedad. Los valores corporativos que voy a listar a continuación tienen este objetivo.

  • Sostenibilidad. Muchos problemas afectan el medio ambiente. Estamos enfrentándonos al cambio climático, pero también hay otros desastres como el hecho de que nuestros océanos se hayan llenado de plásticos. Por eso, muchas empresas integran en sus valores la prioridad de actuar de forma sostenible.
  • Igualdad. Un negocio puede contribuir a una sociedad más igualitaria, con decisiones que ayuden a reducir algunos de los desajustes más flagrantes hoy en día.
  • Salud. El valor empresarial enfocado a la salud no tiene por qué ser una exclusividad de las empresas farmacéuticas o de sanidad. Cualquier empresa puede luchar contra el sedentarismo en el puesto de trabajo, por solo poner un ejemplo.
  • Calidad de vida. Es un concepto quizás más difícil de definir, pero muchas empresas, por sus actos o por sus productos pueden simplificarles la vida a sus clientes, empleados, socios o a toda la sociedad en general.
  • Responsabilidad social. Hace unos meses publiqué un artículo detallado sobre la responsabilidad social corporativa. Te invito a que lo leas para entender por qué es un principio muy interesante para una empresa.

Valores morales

Resultaría muy raro escribir un artículo sobre valores corporativos sin hablar de principios morales. Recuerda, hablamos de la filosofía de una empresa, impulsada por el empresario, gerente o emprendedor. Es probable que quiera incluir en su proyecto algunos de los valores que considera más importante al nivel personal. Veamos los más habituales.

  • Integridad. Se trata de actuar con ética y rectitud. Evidentemente, eso implica cumplir con las leyes, pero va mucho más allá. Una empresa íntegra procurará siempre operar de forma intachable.
  • Lealtad. Las empresas suelen exigir la lealtad a sus empleados, pero lo lógico es ofrecer lo mismo a todos los socios: clientes, proveedores y por supuesto empleados.
  • Confianza. Un negocio es una aventura humana. Y en las relaciones humanas, si se quiere ir lejos y obtener resultados, hace falta confianza.
  • Respeto. En una empresa, se puede llegar a tener amistad con compañeros o clientes, pero no es necesario. Sin embargo, sin el respeto entre las personas, no se puede trabajar eficazmente.
  • Responsabilidad. El éxito tiene muchos padres, pero el fracaso es huérfano. Asumir las responsabilidades es un reto importante para una empresa, pero también un valor poderoso.
  • Equidad. La justicia es un objetivo complicado de alcanzar, pero si se opera en base a criterios objetivos, olvidando preferencias personales, es posible acercarse.

Otros valores

En esta categoría he incluido otros principios que me costaba incluir en las otras categorías y me parecieron dignos de mención.

  • Tradición. Parece la antítesis de la innovación, pero no son necesariamente incompatibles. Muchas empresas destacan la tradición como un valor importante, sin duda para apelar a algunos sentimientos de los consumidores.
  • Desarrollo personal. El trabajo ocupa la mayor parte del tiempo que pasamos despiertos. Es lógico pensar que la empresa pueda ser un lugar que permita el desarrollo personal de las personas.
  • Pasión. Ya lo comenté hace unos meses. Para mi emprender es resolver con pasión un problema. Pero la pasión puede tomar muchas más formas en el mundo empresarial.

Como definir los valores para tu empresa

Si has llegado a este artículo, quizás sea porque quieres definir los principios corporativos de tu negocio. Te quiero ayudar con algunos consejos.

Tres preguntas importantes

¿Cuáles son los valores que consideras más importante como persona? Evidentemente, tu negocio va a ser el reflejo de tu personalidad, al menos en parte. Para definir los valores empresariales, tienes que conocer los tuyos propios.

¿Cuáles son tus objetivos empresariales? Ya te imaginas que los principios que escojas tendrán que ser coherentes con los objetivos que tienes para tu negocio, y por eso tienes que pararte a definirlos primero.

¿Qué identidad corporativa quieres proyectar? Evidentemente, tiene sentido que los valores que vayas a poner en el centro de tu actividad empresarial coinciden con la imagen de tu negocio. Quiero decir con eso que tus clientes, tus empleados o el resto de tus socios deberían percibir esos valores. Tu estrategia de marketing se encargará de ello. Pero por eso tienes que asegurar la coherencia de esa imagen con los valores que estás definiendo.

Si respondes a esas tres preguntas, ya tendrás una visión bastante clara de tus valores corporativos.

Consejos para elegir tus valores

Justo te estaba comentando el tema del marketing. Con eso tienes que tener mucho cuidado. Los valores que elijas los tendrás que aplicar. No vale decir que eres una empresa sostenible y luego que tu esfuerzo para cuidar el medioambiente sea ridículo. Tus valores son elementos fundamentales de tu negocio, no los elijas a la ligera solo por quedar bien.

No te pases con el número de conceptos. Con cuatro o cincos valores fundamentales es suficiente. No se trata de listarlos todos. Solamente menciona aquellos que definen la identidad de tu empresa.

Intenta ser concreto. Los valores muy generales suenan a promesas electorales vacías. Si concretas y luego actúas en consecuencia, tus clientes confiaran en que cumples con los valores que defiendes.

Valores de empresa e identidad corporativa

La identidad es lo que nos define como persona. Para las empresas sucede algo parecido. Para describir la personalidad de una persona seguramente hablarás de sus cualidades y defecto, entre otras características. En el caso de una empresa, sin duda los valores corporativos juegan un papel esencial en la definición de la identidad empresarial. Y hablo desde el punto de vista de percepción y filosofía, no del color del encabezado de los documentos. Ya me entiendes.

¿Qué valores has elegido para tu empresa? Puedes compartirlos en la sección de comentarios. Moderamos cada mensaje.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *