¿Quiénes son los nómadas digitales y por qué te puede interesar ser uno de ellos?

nómadas digitalesEl concepto de nómada digital se ha puesto muy de moda desde hace unos años. Con la pandemia y las restricciones, hemos presenciado un incremento tremendo del trabajo a distancia, que debería beneficiar a esa tendencia, una vez sea más fácil viajar. Vamos a ver quiénes son los nómadas digitales, analizando la definición del concepto y valorando los pros y contras de esa filosofía.

Definición de nómada digital

Un nómada digital es un empleado o emprendedor que aprovecha la tecnología para poder trabajar en remoto y llevar a cabo un estilo de vida nómada, viajando por el mundo. Suele operar desde su lugar de alojamiento, pero también desde bares, cafeterías, espacios de coworking o incluso espacios naturales como playas y parques.

¿Por qué hay tantos nómadas digitales últimamente?

Viajar nunca ha sido tan fácil y tan barato

El auge de las compañías de bajo coste y el crecimiento del turismo han hecho posible viajar grandes distancias por poco dinero. Y no solo para desplazamientos en el mismo continente. También hay ofertas imbatibles para ir de Europa a Asia o a América. Viajar con frecuencia era antes un lujo, ahora está al alcance de las clases medias.

La tecnología hace que se pueda trabajar desde cualquier parte

Es raro que un bar no tenga wifi, pero, aunque no lo tuviera, no importaría demasiado. Hoy en día, en muchos países, la red de datos móviles está muy desarrollada, con tecnología 4G o incluso 5G, que permite trabajar online sin tener cortes de conexión ni sufrir de una velocidad de transmisión baja.

Pero no solo se trata de la infraestructura de comunicaciones. Los propios sistemas informáticos están hoy en día principalmente basados en el cloud computing, lo que hace innecesario estar cerca de los servidores de la empresa para poder trabajar.

Las ventajas de ser un “digital nomad”

Una cosa poder trabajar desde cualquier parte del mundo, y otra muy diferente es querer convertirse en un nómada, que va viviendo por temporadas en diferentes ciudades y países, mientras trabaja en remoto para su empresa o sus clientes. Aquí están algunas de las principales ventajas.

Conocer nuevos países y nuevas culturas

El principal interés de vivir como un nómada digital es obviamente poder viajar y quedarse a vivir un tiempo en diferentes países. El hecho de poder instalarse en un lugar, y aprovechar los fines de semana y días sueltos para descubrir la zona y la cultura, es una gran ventaja respecto al formato habitual del viaje. Facilita sumergirse mucho más y tener un conocimiento menos superficial que lo que el formato habitual de las vacaciones suele permitir.

Mejorar la calidad de vida

Imagínate que vives en Manchester, Reino Unido, un sitio que no es conocido por su clima agradable ni la belleza de la ciudad. Si puedes trabajar desde otro lugar, te puedes ir a la costa mediterránea o a Tailandia. No solo tendrás un estilo de vida más agradable y mejor clima. También te beneficiarás de un mejor poder adquisitivo, ya que muchos países y ciudades son más económicos que las grandes ciudades del Reino Unido.

Incluso, poniendo en alquiler tu vivienda en tu sitio de origen, la diferencia de coste de vida te puede dar un complemento de ingresos interesante. Por eso, no es ninguna sorpresa que en una ciudad tan agradable como Valencia vivan muchos nómadas digitales procedentes de EEUU, Canada, Reino Unido o Francia.

Porque, en su mayoría, son personas que trabajan por empresas de sus países de procedencia, o tienen clientes en aquellos mercados. Por lo tanto, sus ingresos les dan para vivir muy bien aquí.

Ventajas fiscales

Si no resides en un país más de 6 meses al año, no tienes porque declarar ingresos en ese país. Eso permite que los nómadas digitales puedan elegir donde pagar sus impuestos. Muchos optan por registrarse en Estonia con la e-residency. Puede ser interesante a corto plazo, pero también implica dejar de cotizar para la jubilación y prestaciones de salud.

Una gran libertad

Quizás sea la característica más típica del nomadismo. Poder irse a cualquier sitio en cualquier momento, es una gran muestra de libertad. No dependes de horarios, gestionas tus obligaciones laborales de forma independiente. Es una gran ventaja.

Los inconvenientes de los nómadas digitales

Relaciones de amistad a largo plazo y familia

Ser un nómada digital permite conocer a muchas personas. Porque en todas las ciudades de cierto tamaño, hay gente de todos los lugares que viven con este estilo de vida. Es fácil conocerlos en coworking y sitios especializados. Pero, si solo te quedas una temporada, es difícil mantener una relación a largo plazo con esos amigos.

Lo mismo ocurre con la familia, tanto padres y hermanos como para formar pareja. El estilo de vida de nómada digital complica bastante las relaciones a largo plazo. Una pareja podría vivir viajando de un país a otro, pero, una vez que se tienen hijos, se plantea el problema de la escolarización, y de la estabilidad para los pequeños, que tendrían que hacer nuevos amigos en cada sitio.

Todo eso puede crear una sensación de soledad.

No pertenecer a ningún sitio

He vivido la mitad de mi vida en Francia, y la otra mitad en España. Me considero francés, pero cuando vuelvo a mi país, me siento incompleto, me falta la parte española de mi personalidad. Y en parte me considero español, pero solo hasta cierto punto. Si eso me pasa después de haber compartido mi vida solo entre dos países, no quiero imaginarme lo que ocurre con la gente que tiene un estilo de vida nómada.

Es muy fácil sentir que no perteneces a ningún sitio, si incorporas trocitos de cultura de todos lados sin nunca establecerte en un lugar fijo.

No saber cuándo dejar de trabajar, o viajar

Eso ya pasa cuando tienes un negocio propio y trabajas desde casa. Es muy difícil separar el trabajo del resto de tu vida. Los nómadas digitales tienen el mismo problema, probablemente acentuado. Visitan sitios hermosos, pero al mismo tiempo tienen que seguir trabajando. Eso puede llevar a no desconectar realmente nunca, y a quemarse.

Porque también pasa con los viajes. Si siempre estás en el camino, te das cuenta que hay tanto por ver, podrías estar descubriendo nuevos lugares toda la vida. Pero necesitamos pausas. No podemos vivir siempre en la tensión del descubrimiento. Porque cada viaje es un aprendizaje. Con nuevas culturas, nuevos trámites, nuevos idiomas. Eso desgasta.

Perderse cosas importantes en casa

A estar siempre fuera, se pierden eventos importantes en la vida de familiares y amigos. Claro que siempre se pueden coger vuelos para ir a una boda o estar unos días con la familia, pero el contacto más cotidiano se pierde mucho. Y no está sustituido por otras relaciones a largo plazo, como ya explicamos antes.

¿Qué condiciones se requieren para poder ser un nómada digital?

Poder trabajar a distancia

Tanto empleados como emprendedores pueden convertirse en nómadas digitales. Pero necesitan tener la posibilidad de trabajar en remoto. Si eres emprendedor, significa montarte un negocio digital. Hay muchas opciones, y he publicado suficientes artículos sobre esas opciones para detallarlas aquí. Si eres empleado, tendrás que llegar a un acuerdo con tu jefe para trabajar a distancia, y está claro que necesitarás un trabajo que lo permita, como la programación informática, la redacción de contenidos, o empleos similares.

Tener unos ingresos suficientes

Lo comentaba antes. Si te vienes a España con un sueldo de Reino Unido, puedes vivir muy bien, pero al revés, la cosa se complica. Hablo de generalidades, por supuesto. Si tus ingresos vienen de España y son elevados, podrías irte a vivir a Japón si te diera la gana. Pero es un factor que tienes que tomar en cuenta.

Ser una persona abierta

Si vas a irte a recorrer el mundo con tu laptop por debajo del brazo, las cosas serán mucho más fáciles si tienes la habilidad de sociabilizar fácilmente, y eres flexible. Vas a conocer a muchas personas, pero tendrás que ir a su encuentro. Y vas a encontrarte con muchos inconvenientes o cosas muy diferentes de las que has vivido hasta ahora. Tienes que ser consciente de que tendrás que adaptarte.

 

 

¿Y tú? ¿Te seduce el estilo de vida de los nómadas digitales? ¿Vives viajando? Cuenta tu experiencia en la sección de comentarios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *