Vender vinilos por suscripción – Idea de negocio

Quizás ya sepas que desde hace unos años las ventas de vinilos han crecido de forma importante en todo el mundo. Existe una clientela muy exigente y fiel, que considera que proporcionan un sonido mucho más interesante. Por eso un negocio de venta de vinilos por suscripción puede ser buena idea, a pesar de parecer un concepto de otra época.

Evolución del mercado

La venta de vinilos en España se está portando muy bien. Los últimos datos que he podido encontrar sobre el mercado nacional mostraban un incremento de casi 20% entre 2015 y 2016, y eso tras una subida de casi un 40% entre 2014 y 2015. Así, en un par de años, se pasó de 260 mil unidades a 433 mil. Está claro que es un nicho de mercado, pero a unos 20€ el disco, representa una facturación de unos 9 millones de euros.

Al nivel mundial, los datos de 2017 muestran un nuevo incremento de un 9%, con un volumen que supera los 14 millones de unidades. El mercado ha registrado una subida en los últimos 12 años.

En paralelo, las venta se CDs no paran de desplomarse desde hace más de una década, y las descargas de pago crecen cada año.

¿Qué es lo que compra la gente?

La verdad es que el mercado de vinilos es bastante ecléctico. Hay muchos clientes que compran reediciones de clásicos de la música como Los Beatles o Pink Floyd, mientras otros buscan los grandes éxitos del momento en este formato vintage. Y por supuesto, hay muchos grupos independientes que graban sus creaciones en vinilos porque les interesa el sonido.

¿Por qué vender vinilos?

Es un formato que no es muy caro de producir, y el tipo de cliente no busca lo más barato, sino que está dispuesto a pagar sus 20 o 30€ por un álbum que le guste. Eso permite tener unos márgenes interesantes, pese a tener volúmenes pequeños.

¿Por qué un formato de suscripción?

Hemos comentado muchas veces en el blog las virtudes de los formatos de suscripción, dando múltiples ideas de negocio sobre el tema o entrevistando un caso real de venta de cuchillas. Una de las principales ventajas es que se crean relaciones comerciales a medio y largo plazo con los clientes, a diferencia de aquellos negocios que tienen que buscar siempre nuevos compradores.

En el caso de los vinilos, la tipología de cliente es perfectamente compatible con un formato de suscripción. Además de tener la música en el formato que más le gusta, el suscriptor la recibe cómodamente en su casa, cada mes. Un ejemplo de éxito de este sistema es la empresa americana Vnyl, que propone diferentes planes, entre los cuales destaca el que permite recibir 3 vinilos cada mes por 39 dólares.

Para que te hagas una idea, con conseguir 100 abonados a este plan, la facturación anual sería cercana a los 50.000 dólares. Es un mercado de nicho, pero tiene un potencial lucrativo importante.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*