¿Por qué es conveniente ofrecer ticket restaurante en tu negocio?

vales de comida de empresa

Hay muchas formas de motivar e incentivar a los trabajadores aparte del sueldo. Hoy, vamos a hablar de cómo una empresa puede usar vales de comida o tickets restaurante para ayudar a sus empleados a ahorrar. Es una solución práctica, flexible, y con ventajas fiscales interesantes para el trabajador y la empresa. Merece la pena echarle un vistazo.

Cómo funcionan los vales de comida de empresa

Quizás eres de los que se preguntan: ¿El ticket restaurante cómo funciona? Es muy sencillo: simplemente les proporcionas a tus empleados vales de comida, que sirven para pagar su comida diaria en una gran red de restaurantes asociados.

De esta forma, se ahorran el tener que llevar preparado algo de casa, con el beneficio extra de deducir el coste de la misma en los impuestos del salario. Cuando llega la cuenta, presentan el ticket en alguna de las formas que detallaré a continuación.

Es claramente una forma indirecta de retribuir a tus trabajadores, que a su vez tiene una serie de ventajas fiscales que explicaré luego.

Formato de tickets o vales de comida

Normalmente, el formato de vales de comida de empresa es un talonario de papel. Pero también hay soluciones más modernas y tecnológicas, como tarjetas y aplicaciones móviles. El empleado ya solo necesita tener su teléfono para usar su ticket. Además, la gestión de todos esos vales se suele hacer desde una plataforma online, por lo que el trabajo administrativo se simplifica mucho para la empresa.

Ventajas fiscales y diversas para los empleados y para la empresa

Un ticket restaurante no solo es un modo de pago. Va mucho más allá, porque es una forma de remuneración indirecta, que dispone de algunos beneficios fiscales.

Las ventajas de los vales de comida de empresa para el empleado

  • Ya sabes que, en teoría, cualquier remuneración directa o indirecta está sometida al IRPF. Pero con el ticket restaurante y los vales de comida hay una excepción. Están exentos del impuesto hasta un importe de 11€ por empleado y día. Es decir, que si suponemos que un empleado recibe 20 tickets al mes por valor de 11€, esa cantidad de 220€ mensual no aumenta lo que paga sobre la renta. Si lo analizamos, son 2.420€ de remuneración indirecta exenta anualmente, contando los 11 meses de trabajo en el año. Estas ventajas son interesantes para todo tipo de trabajadores, sin importar el tramo impositivo en el que se encuentren.
  • Además, las cantidades recibidas en forma de esos vales o tickets sí que cotizan a la seguridad social. En otras palabras, los 2.420€ anuales contarán para el cálculo de la jubilación del empleado cuando se retire. Es un beneficio a largo plazo, pero es muy notable.
  • Y, por supuesto, como ya dije antes, para los trabajadores es una solución práctica. No tienen que pagar la comida de su bolsillo. No hace falta que preparen comida para llevar cada día al trabajo. Y con 11€ se puede comer un menú muy decente en casi todos los sitios de España, incluso en ciudades más caras como Madrid o Barcelona.

La empresa tiene también ventajas

  • Es un gasto que es 100% deducible en el impuesto de sociedades.
  • Es una herramienta motivadora para los empleados, y un argumento dentro de las listas de ventajas que tiene la empresa a la hora de reclutar talento. Ser un buen jefe también implica mirar cómo motivar a los trabajadores más allá del contenido del puesto y de la remuneración.
  • Como los procesos están automatizados, las gestiones administrativas son mínimas, y la integración con el software de nóminas suele ser muy fácil.

Lo ves, si les quieres simplificar la vida a tus empleados, y hacer que paguen un poco menos de IRPF, deberías pensar en los tickets de restaurante como forma de remuneración. Míralo, calcula, y valóralo.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *