Como adaptar la oficina en un espacio de trabajo más seguro en tiempos de Covid

adaptar oficina covidLa pandemia ha modificado mucho nuestras formas de trabajar y relacionarnos. Al principio, parecía que iba a ser una disrupción temporal, pero podría durar bastante tiempo. Por eso, merece la pena dar un recordatorio de cómo se puede adaptar una oficina para evitar la propagación de la Covid.

Adaptar la oficina contra la Covid es mantener las distancias

Puesto que el mayor riesgo de contagio se produce por la proyección de gotitas de saliva de una persona a otra, una de las medidas de protección más eficiente es mantener las distancias. Estar en todo momento a una distancia de 2 metros de cualquier otra persona es una forma de evitar la transmisión del coronavirus.

Eso implica redistribuir el espacio de trabajo, para asegurar que esa distancia se cumpla. Y también tener cuidado con los desplazamientos dentro de la oficina, las salas de reuniones, el acceso al trabajo, la máquina de café, etc.

Lavarse las manos con frecuencia se tiene que convertir en un reflejo

Otra fuente muy importante de contagio es mediante el contacto. Las gotitas de saliva de una persona infectada contaminan un objeto. Otra persona coge luego ese objeto, y a continuación se toca la cara, en particular la boca, la nariz o los ojos. El virus aprovecha el viaje.

Se puede prevenir fácilmente este tipo de contagio con una medida muy simple: lavarse las manos con frecuencia. Se puede usar gel hidroalcohólico, pero cuando se usa con frecuencia tiende a irritar las manos. Por eso, es recomendable lavarse las manos con agua y jabón, frotando durante al menos 20 segundos.

De hecho, para que ese esfuerzo no sea en vano, es buena idea que la empresa instale secadores de mano automáticos, en lugar de toallas que cualquiera puede haber tocado. Así, no habrá contacto tras lavarse las manos. Y para un resultado completo, no estaría nada mal instalar sistemas de apertura de puertas con los pies, para no tener que tocar la manilla.

Establecer barreras con mascarillas y mamparas de separación

Además de la distancia, que ya mencionamos antes, es más seguro colocar barreras físicas entre las personas.

  • La mascarilla permite evitar que una persona infectada emita gotitas de saliva contaminadas. En menor medida, ayuda a protegerse de los demás, especialmente con modelos FFP2 o N95, que filtran un alto porcentaje de partículas.
  • Las mamparas también permiten evitar la proyección de las gotas de saliva, y son especialmente útiles entre puestos de trabajo, o para establecer zonas diferenciadas en áreas como la sala de café.

Mejorar la ventilación de la oficina ayuda a adaptarla contra la Covid

Hay evidencia científica de que pequeñas partículas de saliva infectada pueden quedarse en el aire en espacios cerrados poco ventilados. Puesto que en una oficina los trabajadores se quedan muchas horas en sus puestos de trabajo, en caso de tener una mala ventilación, el aire se puede ir saturando de partículas de saliva infectada, y contagiar a otros trabajadores.

Por eso, adaptar tu oficina contra el Covid significa inspeccionar el sistema de ventilación y mejorarlo. En primavera y otoño se pueden abrir ventanas, pero en verano e invierno no es una opción. Así que es importante trabajar en ese aspecto.

Promover el teletrabajo

El teletrabajo tiene muchas ventajas. A muchos empleados es una opción que les gusta más, porque les permite perder menos tiempo en transporte. Desde el punto de vista del riesgo de contagio, es una solución que ayuda a limitar el número de personas en la oficina, y por lo tanto a poder aplicar mejor las medidas de seguridad y el distanciamiento.

Se pueden establecer sistemas de teletrabajo rotativos. Por ejemplo, las personas se dividen por grupos y tienen un día de teletrabajo a la semana. Los días se van rotando para que no sean siempre los mismos que disfruten de la ventaja de trabajar desde casa el lunes o el viernes.

 

Esas son algunas de las ideas más importantes para adaptar tu oficina contra la Covid, pero te invito a que visites los portales oficiales del Ministerio de Sanidad y de las CCAA para ver la normativa aplicable y las recomendaciones oficiales.

 

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *