Montar un negocio digital: opciones y recomendaciones para emprender online

montar un negocio onlineEs indudable que la reciente pandemia ha dado un empujón significativo a los negocios online. Pero, en realidad, la digitalización de la economía es una tendencia de fondo que lleva años, incluso ya décadas. Si estás pensando en emprender en el mundo digital y montar un negocio online, probablemente te preguntes dos cosas. ¿Qué negocio montar? Y ¿Cómo hacerlo? Voy a procurar responder a esas dos dudas, con algunas pistas y recomendaciones importantes.

Consejos fundamentales para cualquiera que quiera montar un negocio digital

Es barato, pero no es gratis

Esa es la primera advertencia que quiero hacer a cualquier persona que esté pensando en montar su negocio digital.

Está claro que cuando no necesitas oficinas ni un local comercial, la inversión baja drásticamente. Y lo cierto es que la mayoría de los negocios online no requieren mucho dinero para emprender.

Pero económico no quiere decir gratis. Hay algunos servicios esenciales, que detallaré más adelante en el artículo, y que requieren gastar un poquito. Por ejemplo, para tu hosting, vas a necesitar un servicio rápido y seguro, y tu propio dominio, y tendrás que pagar por ello. También es muy probable que necesites pagar algunos servicios, como SEO, o que dediques un presupuesto a la publicidad.

Lo comento nada más empezar, porque hay personas que piensan emprender con un blog y, como no se quieren gastar nada, optan por un subdominio en un portal generalista. Y eso está muy bien para una bitácora personal, pero no para montar un negocio digital. Tienes que entender que, para tener un negocio profesional, algo que tienes que gastar.

Los resultados toman tiempo

Otra cosa que me gustaría que cualquier persona dispuesta a emprender con un negocio digital supiera antes de empezar es que los resultados no son inmediatos.

Si abres una tienda de ropa en la calle comercial más transitada de la ciudad, vas a tener clientes desde el primer momento. Con un negocio en Internet las cosas no son iguales. Tienes que ir consiguiendo visibilidad, principalmente mediante el posicionamiento en buscadores (SEO) y la consolidación de una comunidad en redes sociales.

Está claro que puedes pagar publicidad para conseguir resultados más rápidos, y muchas veces es una estrategia que funciona. Pero para el crecimiento orgánico (es decir, que no depende de la inversión publicitaria), necesitas paciencia. Hablamos de semanas y meses.

Y, como dependes de terceros, por ejemplo, el algoritmo de Google, no tienes garantías ni sobre el plazo para llegar a las primeras posiciones para una palabra clave, ni sobre si lo vas a poder lograr. Hay que aceptar cierto grado de incertidumbre y adaptarse.

Hay mucha competencia

Una consecuencia directa de los bajos costes y del crecimiento del mercado digital es que atrae a muchos competidores. Lo que significa que tendrás que hacerlo mejor que ellos si quieres destacar.

Esa es una diferencia muy grande con un negocio físico. Si tienes la mejor ubicación en la Gran Vía de Madrid, solo hay un número limitado de competidores que pueden instalarse a tu lado. En Internet, potencialmente cualquier persona desde cualquier sitio puede montar un negocio que compita con el tuyo. Y si tu negocio es rentable, lo harán.

La publicidad no es la panacea

Mucha gente cree que es muy fácil financiar un negocio online con publicidad. Y la verdad es que para que sea rentable necesitas un tráfico enorme y costes muy bajos, una combinación que no es muy fácil de conseguir. Así que no pienses que puedes crear cualquier tipo de portal y luego financiarlo con publicidad. No digo que no sea posible, de hecho, es un modelo de negocio válido. Pero no es fácil, y desde luego, no basta con agregar Adsense a cualquier página.

¿Qué negocio digital puedes montar?

Hay muchos tipos de negocios digitales, pero creo que los podemos agrupar en tres grandes categorías: el comercio electrónico, las publicaciones gratuitas con ingresos publicitarios o de referidos y, finalmente, la venta de servicios.

Montar un negocio digital con una tienda online

El comercio electrónico es posiblemente una de las primeras opciones que vienen a la cabeza cuando alguien piensa en montar una empresa en el sector digital. A su vez, se puede diferenciar entre diversos formatos de comercio electrónico.

  • El dropshipping. Se trata de un modelo en el que la tienda online no tiene existencias propias. En realidad, todo lo que vende en su web se compra a otra empresa, que la entrega luego directamente al cliente final, usando el nombre de la tienda online y su imagen corporativa. La gran ventaja para un emprendedor es que no hay prácticamente inversión. Los inconvenientes son depender de terceros y también tener menores márgenes en los productos.
  • La tienda online tradicional. Como en cualquier servicio de distribución, compras los productos que piensas que vas a vender y los almacenas para venderlos online. Representa una inversión mayor, pero tienes un mayor control sobre los procesos y los plazos. Además, si negocias bien tus compras, puedes obtener buenos márgenes.
  • Los sistemas de suscripción. En lugar de vender tus productos uno a uno, el cliente paga una tarifa plana y recibe paquetes periódicamente. Es una solución muy buena para fidelizar.
  • Vender productos de fabricación propia. Esa opción es muy interesante porque permite maximizar los márgenes. Se emplea mucho en el sector de las artesanías y complementos hechos a mano. Pero también es válida para una empresa que cuenta con su propia fábrica.

Empezar un negocio online con una publicación gratuita

La idea es muy sencilla, empiezas un portal gratuito, y luego buscas financiarlo mediante diversos recursos, como publicidad o referidos. Principalmente las páginas suelen ser publicaciones tipo blogs, periódicos o revistas. Pero también se puede imaginar algún tipo de servicio gratuito, o también un canal Youtube o un perfil en una red social. Hay cinco grandes formas de ganar dinero con una publicación gratuita.

  1. La publicidad tradicional. Con eso me refiero a incluir anuncios dentro de las páginas de tu blog o revista. Cada vez que una persona hace clic en un espacio publicitario, recibes una pequeña cantidad. Lo cierto es que, para que empiece a dar algo de dinero, necesitas cientos de miles de visitas mensuales. Para vivir de ello, necesitarías millones de páginas vistas.Publicidad online España
  2. Los artículos patrocinados. En ese caso, empresas contactan contigo para publicar un post en tu página que promocione sus servicios y enlace hacia su web. En ese caso, Si dispones de una plataforma ya consolidada, los ingresos pueden ser significativamente más interesantes que la publicidad por display de la que hablaba antes.
  3. Los sistemas de referidos. Se trata de cobrar una pequeña comisión por cada producto o servicio vendido en otra página, que haya llegado desde tu web. Suele funcionar muy bien, por ejemplo, para páginas que se dedican a las opiniones sobre productos y las comparativas. Si eres un experto en fotografía, puedes hacer análisis de distintos modelos de cámara, enlazando luego a Amazon o similar. Por cada visita que se convierta en venta recibes una comisión. Algunos emprendedores online se ganan muy bien la vida con eso.
  4. Un apartado Premium. En este caso, tu publicación es en su mayoría gratuita, pero luego diseñas unos contenidos exclusivos y más avanzados, a los que solo tendrán acceso los que paguen el servicio Premium. Es algo que hacen los periódicos tradicionales.
  5. Pedir propinas. Dependiendo de a quién va dirigido tu contenido y de la calidad de lo que ofreces, hay personas dispuestas a financiar tu esfuerzo. No es algo culturalmente muy extendido en España o Francia, pero en Estados Unidos u otros países, es mucho más habitual. Y ahora con Patreon es más fácil.

Combinar varias de esas estrategias es una buena forma de empezar, para luego centrarte en las que más funcionan para tu caso concreto.

Montar un negocio digital vendiendo servicios

Finalmente, una de las grandes formas de montar un negocio digital es en el sector de servicios, tanto para empresas como para particulares. Aquí es difícil resumir las opciones, porque hay muchos servicios, más todo lo que está por inventar, pero te voy a citar algunas que son interesantes.

  • Los servicios que ayudan a las empresas en su estrategia digital. Dado el crecimiento de los negocios online, acompañar la tendencia con servicios como SEO, Marketing Digital, Desarrollo Web, Hosting o similares es una estrategia que puede ser muy rentable.
  • El sector de la formación. La educación a distancia está creciendo mucho, y más con lo que ha pasado durante la pandemia. Montar academias online o servicios de formación con contenidos digitales es interesante.
  • La adaptación online de los servicios de toda la vida. No vale quizás para todos los servicios, pero se puede ser un abogado online, un consultor online y muchas más profesiones del sector servicio.

Lo que tienes que tomar en cuenta para montar un negocio digital

Escoge un buen servicio de hosting

Busca un buen proveedor, y un servicio adaptado a tus necesidades. Es un servicio barato, que no suele costar mucho más de 100 euros al año (para un pequeño negocio online). Necesitas una empresa de confianza, con un buen servicio de atención al cliente, y por supuesto buenas prestaciones técnicas (velocidad de carga). Además, la seguridad es fundamental. Necesitas una web con certificado SSL, entre otras muchas cosas.

Piénsate bien tu nombre de dominio antes de montar tu negocio digital

Lo normal es que el nombre de dominio sea tu marca como emprendedor digital. Por eso, necesitas tomarte el tiempo para pensártelo muy bien. Escoge un dominio corto, que se deletrea intuitivamente, y, si es posible, que sea visual y evocador.

Invierte en posicionamiento

Si consigues posicionar tu web en los primeros resultados de Google para palabras claves relevantes, tendrás algo muy positivo para tu negocio online: tráfico cualificado. Pero eso no viene solo. Necesitarás invertir tiempo en crear grandes contenidos, y consolidarte con el tiempo.

Si no puedes invertir mucho tiempo en eso, entonces tendrás que subcontratar la tarea a una empresa de marketing online.

Optimiza tu página en función de tus objetivos

Es importante conseguir tráfico cualificado (es decir relevante para tu web), pero no sirve de nada si no has optimizado tu página. Tienes que trabajar mucho sobre el diseño de tu web. Que sea muy fácil, intuitiva y práctica. Si es una tienda online, tiene que incitar a la venta, y ponérselo muy sencillo al cliente.

Ten en cuenta que si tienes un mal ratio de conversión (de visitas en venta), buena parte de tu esfuerzo en posicionamiento se desperdicia. Sería algo así como tener la mejor ubicación de la Gran Vía de Madrid, pero tener una tienda muy fea y con empleados desagradables que espantan a los clientes.

Valora invertir en publicidad online

En marketing online se estudian mucho dos variables: el coste de adquisición del cliente (CAC), y el valor de ese cliente a lo largo del tiempo (CLTV). Si tienes productos de mucho margen, o clientes muy fieles que te van a comprar durante mucho tiempo, entonces es posible que una inversión fuerte en marketing y publicidad sea rentable para ti.

Pero, incluso si no es el caso, la publicidad online es una buena forma de arrancar el negocio y dar a conocer tus productos mientras vas consolidando otras estrategias como el posicionamiento web o las redes sociales.

 

Montar un negocio digital es un tema muy extenso, pero creo que con esas indicaciones ya tienes un punto de partida para iniciar tu aventura.

 

Más ideas de negocio:

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *