Merchandising y otras estrategias de fidelización para tu negocio

merchandising de fidelizaciónFidelizar a tus clientes es uno de los grandes retos de un proyecto empresarial, y una estrategia muy rentable a medio y largo plazo. Hoy vamos a ver consejos y tácticas para conseguir retener a tus compradores. Hablaremos por supuesto del merchandising de fidelización, pero también de otras formas de desarrollar tu relación con tus clientes, e incentivar que vuelvan a comprar tus productos o servicios.

¿Qué es el merchandising de fidelización?

Se trata de una técnica de marketing que consiste en tener detalles con los clientes, para cumplir un doble objetivo. Por una parte, generar una mayor cercanía entre el consumidor y la marca, y, por otro lado, tener una mayor visibilidad cotidiana para el cliente.

La idea es regalar algunos productos publicitarios, que tengan un valor práctico, y que estén serigrafiados con tu marca. Pon por ejemplo que le das a tu cliente una taza publicitaria personalizada, porque sabes que se toma un té cada mañana en la oficina. Por un lado, tienes un detalle muy acertado, y, por el otro, sabes que todos los días tu cliente verá tu marca y se acordará de tu empresa.

Ecwid

Y hablo de una taza, pero tienes cientos de opciones. En una web como martgifts.com encontrarás una gran variedad de regalos publicitarios, desde material de oficina hasta textil pasando por productos ecológicos y mucho más.

¿Por qué tienes que apostar por la fidelización, con merchandising u otra estrategia?

Conquistar un nuevo cliente requiere trabajo y dinero. Si solo tienes una venta por cada cliente, tendrás que seguir invirtiendo muchos medios en captar nuevos prospectos. En cambio, si consigues que las compras de tus clientes sean recurrentes, aprovecharás mucho mejor esos recursos.

Está claro que las posibilidades de fidelizar dependen mucho del sector. Una persona media solo compra una o dos viviendas en toda su vida, pero va cada semana al supermercado. Aún así, una agencia inmobiliaria también puede fidelizar a algunos de sus clientes. Por ejemplo, puede hacerlo con aquellos que compran para alquilar, que presumiblemente volverán a necesitar los servicios de la agencia en el futuro.

Otras técnicas de fidelización a parte del merchandising

Cuidar la calidad y medir la satisfacción

Una de las mejores formas de asegurarse volver a vender a un cliente es ofrecerle una experiencia de compra muy buena. Eso, normalmente, se traduce por una gran calidad del producto y/o servicio. Obviamente, hablamos en términos relativos, con el concepto de relación calidad – precio. El cliente tiene que percibir que la calidad que obtiene por el dinero invertido es buena. Y esa percepción no se mide de la misma forma para una empresa low cost que para una que vende productos de lujo.

Para conocer la opinión de los consumidores, la mejor opción es hacer unas encuestas de satisfacción, y establecer indicadores. A partir del seguimiento de la calidad percibida, se pueden tomar acciones correctoras para mejorar la experiencia del cliente, lo que a su vez tiene un efecto sobre la fidelización.

Crear sistemas de fidelización

Hay muchas formas de incentivar las ventas recurrentes de los clientes. Quizás el ejemplo más conocido son las tarjetas de fidelidad que tienen muchos comercios. Ofrecen diferentes ventajas, como descuentos o regalos después de alcanzar un número de compras, o servicios especiales como las salas VIP para los viajeros frecuentes. Pero hay otras herramientas. En el mundo profesional, son muy frecuentes los “rapeles”, unos descuentos que solo se aplican si el cliente alcanza un volumen establecido de compras.

Cuidar la comunicación con el cliente

Si quieres fidelizar, es buena idea no perder la comunicación con tus clientes. El merchandising de fidelización te lo permite, porque así tienes un producto con tu imagen de marca potencialmente siempre visible por parte de tu cliente. Pero hay otros canales.

Puedes por ejemplo crear unas comunidades entorno a tu marca en las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin o incluso Youtube). También puedes obtener el correo electrónico de tus clientes y mandarles una newsletter para que no se olviden de ti. El correo postal también es una opción, puesto que lo puedes aprovechar para mandar una muestra o un detallito.

Involucrar a tus clientes en la venta

Un modelo interesante de fidelización es cuando ofreces una recompensa a tus clientes si otras personas compran tus productos o servicios gracias a sus recomendaciones. El comprador no solo sigue con tu empresa porque le gusta tu propuesta de valor, sino porque se beneficia de ayudarte a vender. De allí el interés de los sistemas de referidos, que cada vez son más populares.

 

¿Se te ocurren otras estrategias de fidelización? Puedes compartir tus pensamientos en la sección de comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.