Claves para la gestión y dirección de una clínica dental

gestión clínica dental

Montar una clínica dental puede ser una oportunidad de negocio muy interesante, especialmente para los odontólogos. Sin embargo, al tratarse de una actividad llevada a cabo por un profesional con un perfil técnico y científico, existe el riesgo de no tomar lo suficiente en serio los aspectos de gestión, finanzas, marketing, o recursos humanos, entre otros. Por eso, hoy te voy a dar algunas claves para la buena gestión de una clínica dental.

Ser un buen dentista y ser un buen gestor son dos cosas diferentes

Está claro que buena parte del éxito de una clínica viene de las habilidades técnicas y del profesionalismo clínico del odontólogo. Si el dentista trabaja bien y resuelve los problemas de sus pacientes, es más probable que vuelvan y que lo recomienden a familiares y amigos.

Sin embargo, la buena gestión de un negocio como una clínica dental va mucho más allá del talento del odontólogo titular. Primero, porque raramente el personal de una clínica se reduce a un solo profesional. La inversión en el local y en equipos hace que salga mucho más a cuenta tener a varios dentistas trabajando en la clínica. Y eso ya implica tener que gestionar recursos humanos. Pero, sobre todo, un dentista técnicamente excelente puede gestionar mal su negocio, desde las finanzas hasta el marketing pasando por las relaciones con los proveedores.

Eso es algo muy importante, independientemente del sector: ser un experto en algo no implica saber gestionar un negocio.

Ecwid

La importancia de la formación en gestión

En la segunda parte del artículo, te voy a detallar algunos de los aspectos de gestión más importantes para una clínica dental. Pero antes, quería destacar que, para aprender a gestionar bien un negocio, no tienes porque limitarte al ensayo y error. Vivimos en la era de la información, y para convertirse en un buen gestor de clínicas, existen formaciones como esta, que aportan todas las claves necesarias.

La alternativa a que el odontólogo se forme en gestión es contratar en la clínica a un coordinador o director. Esa persona evidentemente tendrá un perfil de administrador, con una formación académica y una experiencia profesional que la calificará para el puesto.

¿Cuáles son los elementos claves para la gestión de una clínica dental?

Gestionar la experiencia del paciente

Cualquier negocio tiene que esforzarse siempre por proporcionar la mejor experiencia de compra posible a sus clientes. En el caso de una clínica dental, como ya indiqué antes, está claro que la calidad del trabajo de los profesionales (dentista, higienista) tiene una gran importancia. Pero no es el único factor que influye en la experiencia del paciente.

Otros elementos son muy importantes.

Uno de ellos es el trato recibido. Para la inmensa mayoría de las personas, ir a una clínica dental es una experiencia estresante, asociada con cierto miedo a sentir dolor. Por eso es todavía más fundamental que en otros negocios que todo el personal de la clínica sea amable, y que el dentista este muy atento al bienestar y a la comodidad de sus pacientes, en todo momento.

La espera es otro factor relevante. Los pacientes valoran mucho el no tener que esperar muchos días para conseguir una cita, y, sobre todo, no tener que esperar a ser atendido el día previsto.

Hay muchas formas de mejorar la experiencia de los pacientes, y un buen punto de partida es haciendo un seguimiento de la satisfacción de los pacientes de la clínica.

Una buena gestión de los recursos humanos

Como comenté antes, lo normal es que una clínica dental opere con más de una persona. Suele haber uno o varios odontólogos que son los inversores del negocio, otros dentistas que colaboran como profesionales autónomos, y personal empleado. En ocasiones hay una persona para la recepción, y otra con título de higienista dental, aunque en una clínica pequeña es frecuente que la persona que asiste al dentista también se encargue de las tareas de recepción.

Mantener un buen ambiente de trabajo o motivar a empleados y colaboradores pasa por poner en marcha una estrategia de recursos humanos. Eso implica fijar objetivos y directrices, comunicar de forma efectiva, estar pendiente de las necesidades de las personas, y mucho más.

Fidelización de los pacientes

Para un negocio, captar nuevos pacientes representa un gasto de recursos muy notable. Por eso es tan importante conseguir fidelizar a los pacientes de la clínica. Por supuesto, la ya mencionada calidad de la experiencia tiene mucha importancia. Pero también se pueden aplicar técnicas, como por ejemplo mandar un recordatorio a los pacientes al año de su última visita, o preparar campañas de marketing adaptadas.

Gestión económica de la clínica dental

Las finanzas del negocio son fundamentales para la viabilidad y rentabilidad de la clínica.

Es un aspecto que empieza desde antes de iniciar el proyecto, con la preparación del plan de empresa. Una clínica dental requiere una inversión importante en obras y equipos, por lo que es fundamental hacer unas hipótesis de ventas razonables y estimar los resultados y la situación de tesorería durante los primeros meses y años.

Una vez que el proyecto está en marcha, también es necesario entender los estados financieros de la empresa, y hacer un control de gestión para tomar acciones y mejorar la rentabilidad del negocio. Por ejemplo, conociendo mejor qué margen aporta cada trabajo, se puede valorar si hay que subir algún precio, o renegociar las condiciones con los proveedores de algunos productos o materiales.

La financiación del negocio, en particular la negociación con las entidades bancarias y la elección de los mejores productos financieros, también requieren algunos conocimientos de gestión.

Marketing de la clínica

En España, los servicios dentales son casi exclusivamente privados, y hay una gran competencia entre las clínicas, lo que convierte el marketing en un arma fundamental para diferenciarse y captar pacientes.

Además de trabajar sobre los elementos del marketing mix (producto, precio, distribución y comunicación), desarrollar un mayor conocimiento en la materia permite también aprovechar mejor las oportunidades en Internet.

El marketing online se ha convertido en el principal canal de comunicación entre las empresas y sus clientes, y una clínica dental tiene que aprovecharlo al máximo. Hablo de posicionamiento y publicidad en buscadores (SEO y SEM), pero también de las estrategias de comunicación en redes sociales.

Una buena gestión para una clínica dental rentable

Un buen odontólogo, a la cabeza de un proyecto de clínica dental, puede mejorar mucho el potencial de su negocio gracias a sus conocimientos en gestión. Mediante la mejora de la experiencia del paciente, una buena gestión de recursos humanos, un control de las finanzas, estrategias de marketing y la fidelización de los pacientes, puede convertir un buen proyecto en una clínica muy rentable.

nica muy rentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.