¿Has pensado ya en las cestas de navidad para empresas este año?

cestas de navidadEl concepto de la cesta de navidad es una de las particularidades más interesantes del mundo de los negocios en España. Cada año, se regalan esos detalles a empleados, clientes, y hasta proveedores. Es una gran herramienta de marketing y también una forma de cuidar la gestión de recursos humanos. Cuando escribo esas líneas, estamos empezando el otoño, lo que significa que ya es el momento para organizar la gestión de las cestas de navidad en tu negocio.

Los orígenes de la cesta de navidad

Hay que remontarse a la época de los romanos y al obsequio de la esportula, una pequeña cesta de comida que regalaba un patrón a sus empleados en la época de Saturnalia. Esa fiesta pagana, celebrada en diciembre, es la antepasada de nuestras navidades. En España, la costumbre actual remonta a finales del siglo XIX, donde empezó en el sector público, antes de ser copiada por las empresas privadas.

¿Qué ventajas tiene regalar cestas de navidad a empleados y clientes?

Si lo miras con atención, las cestas de navidad para empresas son una gran herramienta de marketing, comunicación y fidelización. Te explico las principales ventajas de esos regalos típicos.

Un regalo con un peso emocional

Las Navidades son un momento muy especial para la mayoría de las personas, y los regalos que se hacen durante ese periodo se valoran diferente a lo que ocurre durante el resto del año. La cesta de navidad, con su tradición y sus productos típicos, es un obsequio diferente, que impacta mucho más a quien lo recibe que otras atenciones. Si no quieres que tu gesto pase desapercibido, una cesta de navidad es buena estrategia.

Un obsequio que refuerza la relación con clientes y trabajadores

Cada año, la época de Navidad es un buen momento para renovar la relación con clientes y trabajadores. El obsequio es una muestra y un recordatorio de su importancia para la empresa. Suele ser un regalo muy bien valorado por ambos colectivos. Si quieres ser un buen jefe, este tipo de detalles ayuda mucho.

Hay todo tipo de cestas de navidad

Si dispones de un presupuesto limitado, seguro que encuentras una cesta de navidad que te puedas permitir. Hay tantas variables que puedes tomar en cuenta. Desde el tamaño de la cesta, pasando por el tipo de productos, y la calidad de los mismos. Con un poco de jamón serrano, algunas botellas de vino de gama media y unos turrones puedes tener un gran impacto. Y si quieres optar por soluciones gourmet, con ibérico, vino gran reserva y un sinfín de delicatessen, seguro que encuentras una cesta adecuada. De las cestas económicas a las de lujo, tú elijes lo que te quieres gastar.

La entrega a domicilio es muy práctica

En 2020, la pandemia obligó a las empresas a cancelar sus cenas navideñas, y muchas optaron por dedicar un mayor presupuesto a las cestas. La posibilidad de la entrega a domicilio facilitó que tanto empleados como clientes pudieran disfrutar de sus obsequios con total comodidad. Y, desde luego, este modo de entrega es muy práctico.

Hay algunos beneficios fiscales para la empresa

La Ley del Impuesto de Sociedades permite a las empresas deducirse las cestas de navidad, siempre que regalarlas sea una costumbre anual. Dependiendo de la situación financiera de la empresa y de sus resultados económicos, esa deducción puede abaratar mucho el coste real de los regalos navideños.

¿Qué suelen llevar las cestas de navidad que regalan las empresas?

Aunque cada empresa puede tener sus preferencias respecto a la composición de las cestas, esos son los productos que no suelen faltar.

Turrones y polvorones

Esos dulces típicos de la navidad, que se venden casi exclusivamente en esa época del año, suelen tener un lugar privilegiado en las cestas de navidad. Son productos que se comparten en familia o con los amigos en esas fechas señaladas. A esa categoría podríamos añadir los chocolates y bombones, bastante habituales en los paquetes.

Jamón y embutidos

Algunas cestas llevan un jamón entero, mientras otras tienen una gran variedad de productos cárnicos, como lomo, longanizas, salchichón, chorizo, o jamón en lonchas. Otro producto estrella es el queso, especialmente el manchego.

Cava, vinos y licores

Las bebidas alcohólicas no suelen faltar en las cestas de navidad. De hecho, muchos regalos navideños se componen exclusivamente de vinos y bebidas espirituosas. Entre los productos más habituales encontramos el vino blanco y tinto, el cava de las celebraciones de fin de año, y los licores, en particular el licor de hierbas. También es frecuente que se incluyan wiski, ron, ginebra, y otros alcoholes fuertes.

Productos de delicatessen

La navidad es un buen momento para probar nuevos productos. A veces se encuentran en las cestas algunos alimentos y latas poco habituales en el día a día, pero frecuentes en esos obsequios. Por ejemplo, los espárragos o las latas de mejillones, entre otros muchos productos que te invito a descubrir.

El momento para organizar la compra de cestas es ahora

No es casualidad que escriba este post a principios de otoño. Si quieres que tus cestas lleguen a tus clientes y trabajadores un poco antes de las fiestas, tienes que ponerte con el tema ahora. Así, tendrás tiempo para elegir y organizar la logística. Tener una buena base de datos de contactos profesionales es un elemento esencial, y es mejor anticiparse un poco.

 

¿Cuál ha sido la cosa más sorprendente que te has encontrado en una cesta de navidad que te regalaron? ¡Cuéntanos tu experiencia en la sección de comentarios!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *