Como ahorrar dinero con tu vehículo de empresa

Si tienes un negocio, es muy probable que tengas un vehículo, sea un auto, una furgoneta o quizás incluso una moto. El transporte puede llegar a ser un coste importante para tu empresa, y por eso he preparado esa lista de consejos para que puedas ahorrar. Desde la compra hasta el gasto en combustible pasando por el seguro o el mantenimiento, hay muchas variables que tienes que tomar en cuenta. ¡Vamos allá!

Ahorrar empieza por la compra

Si quieres que tu vehículo no te cueste más de lo necesario, tienes que tener mucho cuidado en el momento de la compra, ya que eso influirá en toda tu utilización posterior de tu modo de transporte, y por lo tanto en el gasto asociado.

  • Analiza si es mejor que compres un auto de segunda mano o un coche nuevo. En un caso te sale mucho más barato pero estás más expuesto a sobrecostes de mantenimiento a medio plazo, mientras en el otro caso dispondrás de la garantía del fabricante pero tu desembolso inicial será mucho mayor.
  • Puedes también comprobar si te compensa comprar o alquilar. Por lo general, los sistemas de renting salen un poco más caros que la compra, pero ofrecen un servicio integral muy cómodo. Tendrás que valorar si te interesa más ahorrar o la comodidad.
  • El tipo de propulsión del vehículo es importante. Hoy hay muchas señales que indican que el diesel podría tener los días contados, y los vehículos eléctricos parecen despegar, pero tienes que valorar el coste del combustible, la comodidad, el coste de las posibles reparaciones, la evolución de la legislación, y parámetros similares para comprar un auto adecuado a tus necesidades y que no gaste más que lo requerido.
  • Finalmente, tienes que elegir un vehículo acorde a tus necesidades. Me refiero a que un coche pequeño puede ser perfecto si haces desplazamientos cortos y frecuentes, mientras si viajas largas distancias, el ahorro de un vehículo pequeño quizás no compense la incomodidad. Lo mismo con las furgonetas. Quizás una pequeña sea suficiente, o quizás tengas que pensar en una más grande por esas ocasiones en las que necesitas transportar mucho volumen.

¿Qué seguro para tu vehículo de empresa?

No hay duda que si quieres obtener un seguro al mejor precio (a características iguales), tienes que usar un comparador de seguros de auto, y repasar las opciones que te devuelve. En mi opinión, los principales criterios a tomar en cuenta, a parte del precio de la póliza, son los siguientes:

  • El tipo de seguro. Si tu vehículo es antiguo (más de cinco años), normalmente te interesa más una póliza a terceros, que puedes ampliar con algunos servicios como la rotura de lunas o el seguro para robo e incendio. Para un auto nuevo, suele compensar un seguro a todo riesgo.
  • El importe de la franquicia. A mayor franquicia, menor precio de póliza, pero cuidado en caso de siniestro, que una franquicia alta significará que tendrás que desembolsar mucho de golpe.
  • Las condiciones particulares de la póliza, y particularmente las indemnizaciones en caso de invalidez o fallecimiento.

Gasto en combustible

La gasolina, el diesel, e incluso el gas son carburantes que representan un coste alto cuando se hace un uso frecuente del vehículo. Para ello te recomiendo:

  • Estudiar donde están las gasolineras más baratas, para repostar en ellas siempre que sea posible. Piensa también en las tarjetas de fidelidad gratuitas.
  • Tener una conducción suave y progresiva, para no gastar más combustible que lo necesario.
  • Si tienes que ir a varios puntos, procura optimizar tus desplazamientos, para limitar el recorrido total.

Mantenimiento del vehículo

Las averías pueden representar un gasto muy importante, especialmente en vehículos antiguos que ya no están cubiertos por la garantía del fabricante. Pero aun así puedes ahorrar si sigues algunos consejos:

  • Sigue las recomendaciones de mantenimiento del fabricante. Evitarás muchas averías.
  • Cuando tienes una reparación grande, pide presupuesto a tres talleres. Te sorprenderá como las soluciones ofrecidas y el precio de las mismas puede variar mucho.
  • Para tus mantenimientos habituales, estudia el precio de los talleres de tu zona, ya que incluso entre dos talleres oficiales de tu marca, los precios pueden ser muy diferentes.

Un último consejo

Para ahorrar en el uso de un coche, respetar las normas de tráfico es siempre muy recomendable. No solo evitarás las multas, que hoy en día son muy caras, sino que también tendrás menos riesgo de tener un accidente, y si conduces dentro de los límites de velocidad permitidos, gastarás menos gasolina que si los superas. Merece la pena.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*