Como ahorrar con el servicio de mensajería para tu empresa

Los servicios de mensajería y paquetería son muy útiles, incluso a veces imprescindibles, para el buen funcionamiento de una empresa, y no solo para una tienda online. Puede llegar a ser una partida importante del presupuesto de un negocio, así que vamos a ver algunas estrategias para ahorrar con el servicio de mensajería.

Comparar siempre es buena idea

Hoy en día, tienes a tu disposición comparadores para prácticamente cualquier producto o servicio, y las empresas de mensajería no escapan a esta regla. Por ejemplo, puedes probar con el comparador de envíos Genei, una herramienta que te permite comparar instantáneamente el coste de enviar un paquete de un punto a otro simplemente indicando los códigos postales de origen y de destino, además de las dimensiones y el peso del envío. Hice una prueba con una caja de un kilo de 30x20x15 y aparecían por orden de coste opciones como Correos, Tipsa, ASM, Zeleris, Seur y más empresas de mensajería. Por supuesto, tienes más comparadores, como por ejemplo Sendiroo, y elijes el que más te guste.

Comparar te permite elegir muy fácilmente que empresa te sale mejor, no solamente en función del precio, sino también de las condiciones de recogida y entrega, y por supuesto el plazo de entrega.

Agrupar envíos

Es sentido común. Si vas a tener que mandar varias cosas a un mismo destinatario, probablemente sea más inteligente esperarte para hacer un único envío en lugar de mandar varios paquetes. Para eso, tienes que planificar muy bien tus procesos, de tal forma que puedas optimizar la logística.

Unos paquetes más ligeros y más pequeños

Si sueles mandar muchos paquetes, un trabajo que te puede salir muy rentable a largo plazo es procurar optimizar el tamaño y el peso de los envíos. Para eso, primero toma como referencia los precios de las compañías de mensajería, variando el factor peso y el factor tamaño para tener una idea del impacto económico. Puedes usar alguno de los comparadores que citamos antes para hacerlo.

Después, si ves que puedes conseguir una reducción significativa del coste de cada envío vía la reducción de uno u otro parámetro (o ambos), mira si puedes usar materiales más ligeros, o empaquetar de forma diferente para que el envío sea menos voluminoso.

Digitalizar lo que se puede

Evidentemente, si vendes productos físicos online, tienes que mandarlos por mensajería, pero hay otros envíos que se pueden digitalizar. Por ejemplo, si lo que sueles mandar son contratos, deberías mirar qué soluciones informáticas tienes a tu disposición para evitar mandar correos físicos. ¿Te acuerdas como antes los bancos te hacían firmar un montón de papeles para abrir una cuenta o contratar un servicio? De hecho, lo siguen haciendo en las oficinas. Pero si usas un banco online, todos esos procesos se han digitalizado, con la seguridad adecuada. En el caso de tu empresa, tendrás que valorar lo que te interesa más: seguir con papel o invertir en digitalizar. No hay una respuesta única. Dependerá de tus objetivos y de los costes de cada opción.

¿Es todo tan urgente?

Las empresas de mensajería ofrecen un servicio muy rápido. A menudo, un paquete recogido por la tarde en tu oficina puede ser entregado a la mañana siguiente. Este servicio es genial cuando tienes prisa, pero ¿realmente tus envíos son siempre tan urgentes? Si te pones a analizarlo, verás que en muchas ocasiones, no pasaría nada por tardar un día o dos más para hacer llegar el paquete a su destinatario. En general, el plazo de entrega es una variable importante del precio, y si priorizas tus envíos y diferencias claramente entre los que sí son urgentes y los que no lo son tanto, puedes llegar a ahorrar una cantidad importante a lo largo del año.

 

Esos son mis consejos para ahorrar con la mensajería. Si tienes más recomendaciones, no dudes en compartirlas en la sección de comentarios (moderamos).

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*