Donde conseguir financiación para empezar un pequeño negocio

No todas las empresas requieren una inversión muy grande. Cuando no necesitas local, o al menos no te hace falta invertir en reformas o en la compra de un traspaso, es posible que la cantidad necesaria sea solamente de unos pocos miles de euros. Sin embargo, a veces incluso importes pequeños pueden ser demasiados para ti en un momento dado. Por eso te voy a dar algunas pistas para conseguir esos fondos.

Esperar y ahorrar

Si estás pensando en dejar el trabajo para montar tu negocio, lo que puedes hacer es tener un poco de paciencia, y durante unos meses ser muy austero con tu nivel de vida, para conseguir ahorrar parte de tu salario, que luego podrás invertir en tu proyecto. Dependiendo de tu nivel de vida y de tus ingresos, eso puede significar esperar unas semanas o unos meses.

El dinero del amor

En el mundo del emprendimiento se suele hablar del “love money”, una forma bonita de decir que puedes pedir prestado a tus familiares y amigos. La ventaja es que no te suelen poner muchas condiciones, y que en muchos casos aceptarán la posibilidad de perder su inversión. Eso sí, tienes que poner las cosas muy claras. No quieres que asuntos económicos dañen tus relaciones personales.

La otra forma de hablar de este dinero del amor es referirse a las 3F, por las palabras Family, Friends and Fools (la familia, los amigos y los tontos). Pero es un término que no me gusta por la connotación negativa de la tercera palabra.

Pedir un crédito

El mercado de servicios financieros tiene una amplia oferta de créditos, desde cantidades pequeñas de unos pocos cientos de euros hasta préstamos muy consecuentes. Siempre que vayas a solicitar un crédito, te recomiendo dos cosas. La primera es que vayas comparando, gracias a plataformas como Matchbanker.es, que te permiten tener en un vistazo toda la oferta disponible para los préstamos. El segundo consejo es que siempre te fijes en el coste de cada uno usando la tasa anual equivalente (TAE) que las entidades financieras tienen la obligación de indicar junto a sus productos.

El dinero público

Si estás en el paro y tienes derecho a prestación, podrías optar por capitalizar los importes que te quedan por cobrar. Eso implica que justifiques la inversión que vas a hacer en el negocio. Por lo general, la respuesta es bastante rápida, y cobras el dinero al mes de haber presentado la solicitud.

Si estás pensando en subvenciones, mi consejo es que las pidas si piensas que puedes cumplir los requisitos, pero que no cuentes con el dinero para tu negocio, al menos no a corto plazo. Normalmente las administraciones tardan meses, cuando no son años, para abonar el dinero a los beneficiados.

El crowdfunding

Si crees que tu idea de negocio puede seducir a un público amplio por su originalidad, puedes optar por preparar una campaña de crowdfunding. Hay mucha competencia y no todas las peticiones logran su objetivo, pero si tienes un proyecto diferente, es una pista que puedes explorar.

 

Lo ves, hay muchas maneras de encontrar ese dinero que necesitas para empezar tu negocio.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*