Algunas estrategias para gestionar empresas de forma correcta

estrategias gestionar empresasLa gestión empresarial es una actividad más compleja de lo que parece, porque exige tomar decisiones rápidas en un entorno cambiante, sobre una gran variedad de problemáticas muy diversas. Y, por supuesto, implica liderar equipos humanos. En este artículo, vamos a ver algunas de las estrategias más efectivas para gestionar empresas correctamente. Acompáñame en un recorrido sobre buenas prácticas de management.

La importancia de la gestión empresarial

Una buena gestión es fundamental para el éxito y la sostenibilidad de cualquier empresa. Es necesaria para optimizar los recursos disponibles, tomar decisiones informadas, implementar unos procesos eficientes, adaptarse a los cambios, planificar la estrategia, y satisfacer a los clientes. También implica gestionar el talento humano, cumplir las normativas y la ética, y como propósito último permitir que la empresa dure en el tiempo y vaya generando buenos retornos para sus accionistas.

Dada la complejidad de la gestión empresarial, es fundamental formarse de forma adecuada, eligiendo una buena opción entre los MBAs en Management que hay en el mercado. Tanto para una carrera profesional como directivo como para emprender un negocio, ese tipo de educación de primer nivel aporta todas las herramientas necesarias.

Objetivos y visión empresarial

Otra forma de ver la gestión empresarial es como la herramienta que permite apuntar en la dirección de la visión empresarial y alcanzar cada uno de los objetivos que se hayan definido en unos plazos estipulados. Quizás entonces sea preciso recordar esos dos conceptos importantes.

  • La visión empresarial es una declaración a largo plazo del estado ideal futuro al que una empresa aspira llegar. Es un planteamiento inspirador y ambicioso, que guía y motiva a los miembros de la organización.
  • Los objetivos empresariales son metas específicas y cuantificables que una empresa se propone alcanzar en un período de tiempo determinado. Obviamente, esos objetivos tienen que encajar con la visión empresarial y contribuir a alcanzarla.

 ¿Qué estrategias llevar a cabo para una buena gestión de la empresa?

Seguro que, sí quieres emprender o ser un directivo en una empresa y te falta formación académica, podrás buscar un MBA en Barcelona o en la ciudad que mejor te convenga para recibir el conocimiento que necesitas. Pero, mientras tanto, te voy a dar algunas pistas para lograr una buena gestión empresarial.

Sé un líder inspirador

¿Cómo se puede definir un buen jefe? Hay varias teorías al respecto, pero sin duda liderar con el ejemplo es uno de los modelos más efectivos. Se trata de que adoptes el comportamiento que te gustaría ver en los miembros de tu equipo. Cuando optas por ese camino, no solo ayudas a que tu equipo de lo mejor de sí, sino que demuestras cada día como se hace. Y, por supuesto, debes tener una buena capacidad de escucha, hacer críticas constructivas y aprender a inspirar y motivar al equipo humano. Todo eso lo tendrás que aprender para ser un buen gestor.

Ten una comunicación transparente

Es un consejo tan válido para el mundo de los negocios como para la vida personal. Aunque a los seres humanos nos gusta complicarlo todo con insinuaciones e interpretaciones, al final no se puede tener una comunicación efectiva sin un mensaje claro. Ser transparente no significa que no puedas ser educado y tener tacto. Pero debes decir las cosas como son si quieres que todo el mundo esté en la misma página y pueda trabajar eficazmente.

Desarrollo y formación continua del personal

Las empresas son organizaciones humanas, que dependen del talento de las personas. Ese capital humano necesita ser cuidado para alcanzar su potencial. Significa que la buena gestión empresarial debe incluir el desarrollo de las personas, planteando evoluciones de carrera y proporcionando la formación necesaria en cada momento. El mundo cambia muy rápido, y las personas necesitan actualizar sus conocimientos constantemente.

La importancia de una gestión financiera prudente

La tesorería de una empresa es un factor muy crítico y al que hay que prestar mucha atención, junto con todos los aspectos financieros. No son pocos los casos de empresas que quebraron a pesar de ser grandes éxitos comerciales, simplemente porque no supieron financiar correctamente su crecimiento. Dentro de la gestión empresarial, hay que saber equilibrar la necesidad de tomar decisiones de negocio que siempre conllevan algo de riesgo con una gestión financiera prudente para evitar y anticipar cualquier dificultad.

Capacidad de adaptación

Los cambios tecnológicos son cada vez más rápidos, y suelen venir acompañados de grandes modificaciones en los modelos de negocio. En un entorno de incertidumbre creciente, los negocios exitosos son aquellos que son capaces de adaptarse al cambio.  Para lograrlo, es útil tener una organización flexible, adoptar las nuevas tecnologías y mantenerse informado de las evoluciones del sector para tomar decisiones.

Evaluación y mejora continua

Para conseguir los objetivos de la empresa y acercarse a su visión a largo plazo, hace falta ir mejorando en cada momento. Pero, para lograrlo, es necesario saber en todo momento la situación del negocio. Para eso se establecen indicadores de seguimiento que permiten evaluar el avance de la empresa. A partir de ellos se pueden tomar decisiones y elaborar estrategias para ir mejorando.

Gestión de crisis

Finalmente, hablando de las estrategias para una buena gestión empresarial toca hablar de los momentos más complicados, aquellos que se pueden considerar como crisis. Puede tratarse de un incidente interno, del contagio de una quiebra de un cliente importante, o de los efectos económicos de una recesión, entre muchas posibilidades. Por supuesto, ayuda mucho haber planificado una estrategia para situaciones de crisis, pero no se puede anticipar todo. Así que volvemos a la capacidad para tomar decisiones rápidas e informadas para resolver la situación. También es fundamental sacar las enseñanzas de la crisis que se haya vivido.

Como ves, solamente he abordado de manera superficial algunas de las estrategias más importantes para gestionar correctamente una empresa. ¿Qué otras añadirías a la lista? No dudes en participar y comentar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio