Abrir unas pistas de pádel para alquilarlas por horas: lo que tienes que saber

abrir pistas de padelHoy vamos a analizar la posibilidad de construir unas pistas de pádel y ponerlas en alquiler por horas. La práctica de esa actividad deportiva y lúdica sigue creciendo año tras año, y la hace una excelente candidata para varios tipos de negocios, como también podría ser montar una tienda de pádel o una academia.

Un sector en auge

El pádel es una de esas cosas por las cuales “Spain is different”.

Se trata de un deporte masivamente exitoso aquí, pero desconocido fuera de nuestras fronteras, con la excepción de un par de países como Argentina.

Es el segundo deporte más practicado en España. Pero, a diferencia del primero (el fútbol), no se beneficia del factor cultural ni se enseña en los colegios. Uno de los grandes pilares del éxito del pádel es que la gente empieza a practicarlo por elección, normalmente en la edad adulta, y sigue porque le gusta.

Y es que es una actividad muy divertida, que se juega en parejas, y se puede disfrutar a varios niveles de intensidad, lo que la hace muy versátil para todo tipo de público.

¿Sabías que cada año se venden en España más del doble de palas de pádel que raquetas de tenis? Es otra prueba más de su éxito. Y eso hace lógico plantearse una idea de negocio relacionada con este deporte.

Muchas instalaciones, pero siempre más demanda

Hoy en día, sin duda es más fácil encontrar pistas de pádel que canchas de tenis. Ya hace varias décadas que las nuevas urbanizaciones prefieren construir instalaciones para pádel. Al principio porque ocupaban menos espacio, y ahora porque tienen más éxito.

Sin embargo, a medida que va creciendo el número de personas que juegan al pádel, va creciendo la demanda de pistas. Además de las urbanizaciones privadas, los polideportivos municipales suelen ofrecer instalaciones. Pero también se están saturando, dejando oportunidades de negocio para la iniciativa privada.

¿Cuánto cuesta una pista de pádel?

En un portal de presupuestos de obra han hecho una estimación de 18.500€ para construir una pista de pádel con todas las condiciones requeridas. Es decir que estamos hablando de una instalación con muros de cristal, suelo de césped artificial, 4 puertas y 8 proyectores LED.

Es el coste de unas instalaciones al aire libre, que gracias al clima suave de España se pueden usar la mayor parte del año.

En zonas más lluviosas, sería lógico plantearse construir al menos una pista cubierta, pero la inversión es más cara. Además, cuando hace buen tiempo, los jugadores prefieren estar fuera, lo que hace que puede que la pista cubierta no tenga mucho éxito.

Si te planteas hacer negocio con el alquiler, lo lógico sería tener al menos 4 pistas, para tener más ingresos y tener más espacio disponible para la gran demanda de los findes.

Eso implica tener unos 1.200 metros de superficie disponible: 250m2 por cada pista más un poco de espacio para accesos.

¿Un sistema automatizado?

Para controlar el acceso a las pistas, tienes básicamente dos opciones. O pagas a alguien para dar acceso a las personas y vigilar que no haya abusos ni desperfectos, o inviertes un poco en tecnología.

En este caso, creo que una idea interesante sería optar por un sistema automatizado.

Hoy en día puedes alquilar motos o patinetes en libre disposición usando tu móvil. Creo que sería muy fácil adaptar este sistema a la apertura de puertas de las pistas de pádel.

Los clientes reservan su hora online, y cuando llegan desbloquean la puerta con el móvil.

Nada impediría en teoría que los clientes se quedasen más tiempo que lo pagado, salvo por supuesto si otros jugadores han reservado la hora siguiente.

Por supuesto, el sistema incluiría un teléfono de contacto para emergencias. Y una persona pasaría cada día a revisar el estado de las instalaciones, y hacer los ajustes necesarios.

Para mayor seguridad de las instalaciones, se podría poner un sistema de cámaras de vigilancia.

¿Cuánto podrían facturar las pistas?

Lo lógico sería establecer unas tarifas diferentes en función de la hora del día y por supuesto, de si se trata del fin de semana.

Por ejemplo, se podría establecer un precio de 8€ por pista para sábados y domingos, 6€ la hora después de las 17h entre semana, y 5€ el resto del tiempo.

Contemos con que las pistas estén disponibles 13 horas al día (de las 9 de la mañana a las 10 de la noche).

Estimemos una ocupación media del 80% el fin de semana, del 60% por las tardes después de las 17h y del 25% el resto del tiempo.

Eso nos daría una facturación semanal de 300€ por pista, es decir unos 1.300€ por pista y por mes.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que es una estimación basada en un éxito del proyecto, ya que la ocupación media que hemos calculado toma en cuenta las temporadas más frías, los días de lluvia, etc.

También hay que tomar en cuenta que la inversión inicial superaría probablemente los 100.000€ (pistas, tecnología, seguridad).

 

Sin embargo, parece un negocio interesante. ¿Qué opinas?

Puedes escribir un mensaje en la sección de comentarios. Recuerda que los modero uno a uno.

Artículos relacionados:

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *