Las ventajas del renting de coches para las empresas

ventajas renting empresasEn muchos negocios es imprescindible disponer de un vehículo profesional. La pregunta es entonces, ¿por qué modalidad optar? Hoy vamos a analizar las ventajas para las empresas de elegir el renting. Un mayor control del gasto, la comodidad, disponer de coches modernos o disminuir el impacto de la inflación son algunos de los beneficios de optar por el alquiler a medio plazo.

Una de las grandes ventajas del renting para empresas: la comodidad

Cuando tienes un coche propio, te tienes que hacer cargo de muchos aspectos relacionados. Necesitas encontrar un seguro competitivo y adaptado a tus necesidades. Tienes que pensar en las revisiones, ocuparte de reparaciones en caso de avería, pagar los impuestos, pasar la ITV, cambiar los neumáticos, y otros aspectos.

Pero, si optas por un renting, te limitas a alquilar el vehículo, y no te tienes que preocupar por nada. El proveedor se encarga del seguro, de las revisiones, gestiona las averías, los neumáticos, y todo lo demás. De esa forma, te puedes centrar en lo que es realmente estratégico para tu negocio.

Consigues precios competitivos

Pese a tratarse de una solución muy completa, el renting suele tener un precio muy competitivo, por dos motivos principales.

Hay mucha competencia

Si te interesas por los vehículos en alquiler, verás que hay muchas ofertas de renting de coches para empresas simplemente porque hay mucha competencia. De esa manera, comparando puedes conseguir una tarifa muy atractiva. Ten en cuenta que las distintas empresas de renting pueden tener estrategias y promociones propias, por lo que puedes conseguir un precio diferente, incluso por el mismo modelo.

Las empresas de renting negocian mejor sus costes que tu

¿Quién crees que va a tener una mejor tarifa de seguro para el coche? ¿Tu empresa o una compañía de renting que tiene decenas o cientos de vehículos en parque? Y lo mismo ocurre con la financiación, las revisiones, los cambios de neumáticos, y todos los demás gastos. Esa capacidad de conseguir costes más bajos hace que las empresas puedan ofrecerte un servicio tan completo a un precio muy competitivo.

Con el renting para empresas, sabes exactamente lo que vas a pagar cada mes

Cuando tienes un coche propio, los gastos asociados son una mezcla de ruleta rusa y de montaña rusa. Puedes estar unos meses sin pagar mucho más que el combustible, pero luego llegan impuestos, revisiones, cambios de neumáticos, o, mucho peor, averías y siniestros, cuyo impacto económico puede ser muy notable para una empresa.

Sin embargo, con el renting la cuota no cambia, pase lo que pase. De hecho, si tienes una cuota fija, el precio se mantendrá inalterado durante toda la duración del contrato. También puedes optar por una cuota revisable, que puede variar un poco de un año para otro, pero seguirás sabiendo exactamente lo que pagarás durante los próximos meses.

Inflación y renting para empresas

Y ya que hablamos de cuota fija, cabe destacar que optar por el renting puede ser una buena solución para evitar que la inflación impacte tus costes, al menos durante toda la duración del renting. Con la subida de precios que conocemos ahora, asegurarte tu cuota mensual por varios años es una ventaja importante.

Una gran solución de financiación

Si decidieras adquirir el vehículo por tu cuenta, tendrías que financiar su compra de una manera u otra, y desembolsarías una cantidad de dinero significativa. Con el renting, la financiación está incluida. La pagas indirectamente, dentro de la cuota mensual, sin tener que aportar el valor del vehículo.

Otra de las grandes ventajas del renting: un coche nuevo siempre

Alquilar tu coche de empresa te permite estar usando un vehículo nuevo, o casi nuevo, todo el tiempo. Es bastante habitual, por ejemplo, firmar un contrato de tres años. Cuando termina el plazo, una de las posibilidades que te ofrecerá la empresa es seguir con el renting, en unas condiciones de precio muy similares, pero con un nuevo coche. Así, te beneficiarás de los cambios tecnológicos.

Suponiendo, por ejemplo, que el vehículo que cojas hoy sea un híbrido, y que tu contrato de renting dure los tres años mencionados antes, es bastante probable que la siguiente vez ya conduzcas un eléctrico.

Flexibilidad para las empresas cuando vence el renting

Hablé justo antes de la posibilidad de cambiar el vehículo al final del contrato por un modelo a estrenar, pero en realidad es solo una entre las cuatro opciones que te permite el renting.

  1. Si tus necesidades han cambiado, o ya no quieres tener coche de empresa, al final del renting puedes simplemente devolver el vehículo. Si fuera de tu propiedad, tendrías que encontrar un comprador, tendrías la responsabilidad en caso de avería durante unos meses, etc.
  2. Si piensas que el coche puede dar más de sí, generalmente la empresa de renting te ofrecerá la posibilidad de ampliar el contrato por unos meses o años más.
  3. ¿Te encanta ese vehículo en particular? También lo puedes comprar, a un precio marcado por la empresa de renting, que lo suele comunicar con tiempo, para que puedas valorar esa opción. En este aspecto, es similar al leasing.
  4. Finalmente, como ya comentamos, puedes empezar un nuevo renting con un vehículo nuevo.

Ventajas fiscales del renting para las empresas

Las cuotas del renting son deducibles en el IRPF, en el caso de los autónomos, y en el IS para las sociedades. Pero, donde en mi opinión realmente hay una ventaja fiscal del renting sobre la compra del vehículo por parte de la empresa, es con el desembolso del IVA.

En efecto, imagina una compañía que decide comprar dos coches de empresa por un valor imponible de 50.000 euros. Tendrá que desembolsar 10.500 euros de IVA, una cantidad que quizás no pueda compensar rápidamente con el IVA de sus facturas de venta, con el consiguiente impacto sobre su tesorería. Ahora imagina que esos dos coches se alquilaron y se paga una cuota mensual de 400 euros por cada uno de ellos. Cada mes, el IVA correspondiente será de 168 euros solamente, una cantidad fácil de compensar.

Como ves, optar por esa modalidad tiene muchas ventajas, y no sorprende que cada vez haya más coches de renting en España.

 

¿Me he olvidado otras ventajas del renting de coches para las empresas? Si es así, no dudes en mencionarlas en la sección de comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *