Trabajar o emprender en el extranjero: ventajas e inconvenientes

trabajar en el extranjero emprenderVivimos en un mundo globalizado. Nunca ha sido tan fácil viajar, y cada vez es más sencillo irse a buscar un empleo a otras partes del mundo. Por ese motivo, me ha parecido interesante analizar las ventajas e inconvenientes de emprender o trabajar en el extranjero. Por supuesto, cada país tiene sus especificidades, pero hay muchos elementos en común que merece la pena citar.

Recurso para trabajar, estudiar o emprender en el extranjero

Ya sabes que tienes mucha información online a tu disposición para cualquier tema que te pueda interesar. En el caso del empleo fuera de nuestras fronteras, me ha llamado la atención el portal fundado por Javier Bermúdez, que tiene un nombre muy explícito: Trabajar por el mundo, y ofrece grandes opciones de empleo y formación en el extranjero para todos los usuarios de habla hispana.

Pros y contras de emprender o trabajar en el extranjero

Las ventajas de ir a trabajar fuera de tu país

  • Conocer una cultura desde dentro. Existe una enorme diferencia entre irse de vacaciones a un país y realmente vivir allí. Pero, como la mayoría de los mortales necesitamos trabajar para conseguir ingresos, la mejor opción para establecerte en un sitio es conseguir un empleo allí. Es una excelente forma de integrarse y entender como funciona la cultura de un país.
  • Aprender un idioma. En muchos casos, irse a trabajar en el extranjero implica tener que usar a diario una lengua diferente a la de tu país de origen. En el mundo laboral, raramente te puedes permitir no hablar el idioma del resto de las personas, lo que te obliga a aprender rápido. Es una de las experiencias más enriquecedoras que puedes tener en la vida. Te permite pensar con otra perspectiva. No es solo usar otra gramática y otro vocabulario.
  • Mejorar tu currículum. Tener una experiencia internacional te permite tener un perfil profesional mucho más atractivo para las empresas. Saben que podrás contribuir con una experiencia diferente, aportar valor, además de hablar otro idioma en la mayoría de los casos.
  • Crear nuevas relaciones humanas. Lejos de la familia y de tus amigos de toda la vida, cuando te vas a vivir fuera tienes que crearte otro círculo. Y te permite conocer personas de muchos otros horizontes. Es una forma de empezar de cero.

Los inconvenientes de trabajar en otro país

  • Choque cultural y dificultad para integrarse. No siempre es fácil conseguir ser aceptado e integrado por las personas que ya viven en el país. Además, a veces las diferencias culturales pueden ser muy significativas en algunos aspectos claves de la vida.
  • La barrera de la lengua. Si empiezas un nuevo idioma desde cero, el tiempo necesario para ser capaz de comunicar correctamente con los demás puede ser bastante largo. Y mientras tanto, el desconocimiento de la lengua puede provocar situaciones incómodas.
  • La cotización para la jubilación. Algunos países tienen convenios para poder incorporar el historial laboral de otros países y que cuente a la hora de solicitar una pensión. Pero no suele ser un sistema muy ventajoso. Acumular contratos en países diferentes puede representar un problema cuando llegue el momento de retirarse.

Las ventajas e inconvenientes de emprender fuera

Además de los pros y contras que ya citamos respecto a trabajar en otro país, hay otros elementos más específicos para emprendedores.

  • Como ventaja de montar un negocio en el extranjero, podemos citar las facilidades que dan otros estados a los emprendedores, comparado con las condiciones administrativas que existen en España.
  • Otro interés es poder instalarse en una zona donde ya hay un ecosistema emprendedor importante, con financiación y visibilidad. Por ejemplo, un startup tecnológico tiene mejores opciones de éxito en Silicon Valley que en otros sitios del mundo.
  • Y, si emprendes online, puedes vivir como un nómada digital, un tema que comentamos hace muy poco en el blog.
  • En el capítulo de las desventajas, está claro que habría que citar la burocracia. Suele ser bastante más fácil obtener una visa de trabajo con un contrato como empleado que si se pretende montar un negocio. Además, un emprendedor tiene que enfrentarse a la administración mucho más que un empleado. Licencias, impuestos y otras normativas son su pan de cada día.

Otra información de interés sobre el tema

Si estás pensando en abrir tu negocio en otro país, otro portal que te puede interesar es el que el Gobierno de España tiene dedicado a la movilidad internacional de los emprendedores, con recomendaciones par montar un negocio dentro de la Unión Europea, y también fuera de ella.

 

¿Qué otras ventajas y otros inconvenientes de trabajar o emprender en el extranjero citarías? Puedes comentar en la sección prevista a ese efecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *