Productos de merchandising que no pueden faltar en tu oficina

productos de merchandisingLos artículos promocionales o publicitarios, también conocidos como productos de merchandising, pueden ser útiles para el marketing de una empresa, pero también como herramienta de recursos humanos. Vamos a ver cómo puedes aprovechar algunos de esos objetos en la gestión de tu negocio.

¿Qué son los productos de merchandising?

Se llaman así a los artículos, generalmente personalizados por serigrafia y otras técnicas, cuyo objetivo es promocionar la imagen de la empresa mediante regalos. Como una gran variedad de productos se pueden destinar a un uso publicitario, es difícil establecer una lista exhaustiva, pero cubren un amplío abanico, desde prendas (camisetas, gorras, mascarillas) hasta material de oficina (calendarios, agendas, bolígrafos) pasando por artículos de tecnología (auriculares bluetooth, baterías externas, discos duros).

Artículos que puedes regalar a tus empleados

Lo cierto es que el nombre de artículos publicitarios lleva a pensar que esos productos se regalan siempre a clientes, pero las empresas los usan también mucho en la gestión de recursos humanos de sus negocios. Vamos a ver tres ejemplos concretos.

Artículos para cuidar el medioambiente

Los trabajadores valoran mucho las empresas que se preocupan por el medio ambiente, y toman medidas concretas para disminuir su impacto. Además de buscar soluciones más eficientes en la política energética del negocio, es posible hacer gestos concretos que no pasan desapercibidos.

Ecwid

Un buen ejemplo es reducir el consumo de plástico desechable en la empresa. En lugar de tener vasos de un solo uso y máquinas de vending con botellitas de agua, la empresa puede regalar a sus empleados vasos de cristal personalizados y botellas reutilizables e instalar una fuente. También existe la posibilidad de optar por las tazas de cerámica para el café.

Puede parecer un gesto simbólico, pero es un impacto mucho más visible que muchas de las otras medidas que se pueden tomar. Lo es porque un empleado beberá agua varias veces al día, además de tomar un café con sus compañeros. Cada vez que utilice esos productos, tendrá conciencia de que está evitando usar plástico.

Material de oficina corporativo

Si todos los empleados cuentan con el mismo material de oficina, se sentirán más integrados en un mismo grupo. Si además los objetos que usan a diario están serigrafiados con la identidad corporativa de la empresa, tendrán más presente la marca y la pertenencia a tu negocio. Es una de las muchas formas de contribuir a crear una cultura de empresa.

Se logra mediante artículos como bolígrafos, cuadernos, agendas, calendarios, reglas, tijeras, memorias USB, alfombrillas para ratón y otros productos similares, que pueden entrar en la amplia categoría de material de oficina.

Regalos y gadgets para mantener la motivación

A veces, el producto no tiene porque tener una utilidad inmediata para el negocio, puede ser un simple detalle con los empleados. De la misma manera que muchas empresas regalan una cesta de Navidad a sus trabajadores, se pueden perfectamente obsequiar productos de merchandising para agradecer a los empleados por su trabajo. Es una forma de motivar a un grupo, o a una persona en concreto.

En ese caso, no se trata de productos que se usarán en la oficina, sino de cualquier objeto que le pueda resultar útil al trabajador. Un reproductor de música, un electrodoméstico, o cualquier cosa que le guste. A menudo, hay catálogos donde los empleados pueden elegir lo que les gustaría, dentro de un presupuesto establecido.

En mi caso, y después de casi dos décadas, sigo recordando un bolso de viaje que elegí entre muchos otros objetos posibles. Lo he llevado conmigo a varios continentes, y cada vez que lo uso, sigo recordando a mi antiguo jefe y a la empresa en la que trabajaba entonces. Es cierto que ayuda mucho que el producto haya salido muy resistente, y todavía esté en perfectas condiciones tras tantos años.

Cuento esa experiencia personal, porque, en mi opinión, muestra muy bien el impacto a través del tiempo que puede tener este tipo de regalos, siempre que se elija cuidadosamente.

Productos de merchandising para tus clientes

Por supuesto, los productos de merchandising también pueden ser publicitarios y ayudarte a captar nuevos clientes o a consolidar tu relación con ellos.

Una estrategia para mantener tu marca visible

Un regalo promocional personalizado permite recordarle a tu cliente que tu empresa está aquí. Eso funciona especialmente bien si tus clientes usan frecuentemente el artículo que les va a regalar.

Un ejemplo muy sencillo, pero extremadamente eficaz es el bolígrafo serigrafiado. Cada vez que tu cliente tenga que apuntar algo, volverá a ver tu marca. La mayoría de las veces lo hará de forma inconsciente, pero lo hará.

Otro producto que suele funcionar muy bien es una taza personalizada, porque la gente las suele guardar sobre sus escritorios. Y, en los últimos tiempos, las mascarillas reutilizables también han triunfado como producto visible que se puede usar en estrategias de merchandising.

Y esos artículos promocionales no solo funcionan con los clientes, sino también con prospectos. Tienen como ventaja que no representan una inversión muy grande en marketing, especialmente si optas por productos como bolígrafos, y así los puedes regalar a muchas personas y multiplicar los impactos.

Una forma de tener una atención

De la misma manera que regalar productos de merchandising a tus empleados puede ser una forma de agradecerles y tener una atención con ellos, con tus clientes puedes optar por artículos publicitarios de mayor valor para mostrarles que te importan.

En ese caso, lo ideal es que conozcas bien a tu cliente, y que puedas acertar con el tipo de producto que le podría gustar. También merece la pena gastarse el dinero en un artículo de calidad y más caro, para que se note el esfuerzo y para poder regalar algo realmente útil y valioso. No quieres que tu cliente ponga tu regalo en un cajón. Quieres acertar, y “ganar puntos”.

Tienes mucha variedad de artículos a tu disposición

Es prácticamente imposible hacer una lista exhaustiva de los productos que pueden servir para el merchandising, así que me limitaré a citar las categorías más habituales.

  • La ropa. Eso incluye sudaderas, camisetas, polares, polos, y mucho más.
  • Bolsas y mochilas. Pueden ser desde las simples bolsas de tela, hasta maletines y maletas, pasando por todo tipo de mochilas.
  • Tazas y botellas. Es decir, tazas, vasos, mugs, bidones, botellas, termos y prácticamente todo lo que pueda guardar una bebida.
  • Material de oficina. El bolígrafo, por supuesto, pero también calculadoras, alfombrillas, agendas…
  • Tecnología. Aquí puedes incluir los pendrives, gadgets para el móvil, punteros, baterías externas.
  • Casi cualquier cosa. Desde chalecos reflectantes personalizados, hasta frisbees, paraguas o llaveros.

 

Lo ves, los productos de merchandising pueden servir en tu política de recursos humanos, además de tu estrategia de marketing y ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.