Los principales seguros para empresas: ¡protege tu negocio!

seguros para empresasEmprender es arriesgar, y por eso calcular y minimizar esos riesgos es una parte fundamental de la estrategia empresarial. Ya hemos hablado en diversas ocasiones de la gestión de riesgos, y hoy vamos a dedicar el artículo a repasar los seguros más interesantes para las empresas. Hablaremos de responsabilidad civil, de impagos y de muchas más problemáticas importantes para tu negocio. ¡No te lo pierdas!

El seguro de responsabilidad civil

Los seguros de Responsabilidad Civil para empresas, muchas veces abreviados RC, tienen como objetivo cubrir los daños personales y materiales a terceros generados en el ámbito de la actividad empresarial. Hay diversas coberturas, siendo las más frecuentes e importantes las siguientes.

Ecwid
  • Responsabilidad civil de productos. Es una póliza que cubre las reclamaciones por daños causados a un tercero por el producto fabricado o suministrado por la empresa asegurada. Imagínate que, por un error en la fabricación, el producto es peligroso y varios clientes se ven afectados: este tipo de cobertura permitiría pagar eventuales indemnizaciones.
  • RC de explotación. Cubre los perjuicios personales o materiales cuando el propio ejercicio de la actividad empresarial causa daños a terceros. En esa categoría entraría el caso de una empresa de reformas que causa desperfectos en las zonas comunes de un edificio por no haber tenido el cuidado suficiente.
  • Responsabilidad social locativa. Protege a la empresa por los daños hechos en el local en el que se desarrolla el negocio. Si organizas eventos y para ello alquilas instalaciones, cualquier percance que afecte el sitio alquilado durante el evento estaría cubierto por la RC locativa.
  • RC patronal. La póliza está pensada para cubrir las reclamaciones de daños personales de empleados tras un accidente laboral. Eso siempre cuando la empresa sea civilmente responsable, es decir que haya hecho algo, por acción u omisión, que haya propiciado el accidente. El caso más habitual es que la empresa no haya puesto las medidas de seguridad suficientes.

Seguros de vehículos para empresas

Otra categoría de seguros muy habitual para las empresas son las pólizas que sirven para cubrir los vehículos y conductores que pertenecen a la compañía. En ese caso, no solo hablamos de negocios de transporte o distribución, que usan camiones, vehículos industriales y furgonetas, sino también de cualquier pequeña empresa que tenga uno o varios coches.

No hay mucha diferencia en las coberturas. Lo que ocurre, es que los seguros de vehículos comerciales suelen ser más caros que sus homólogos para particulares. La principal razón es que el riesgo de siniestro es más elevado. Compara un coche particular que sirve para ir cada día al trabajo y una furgoneta de mensajería. Lógicamente, la segunda tendrá un seguro más caro.

Seguro de salud para empleados

Es una póliza totalmente opcional, especialmente en un país como España que tiene un buen sistema sanitario público. Sin embargo, poder ofrecer un seguro de salud privado a los empleados es uno de los principales alicientes para la fidelización de los trabajadores, política salarial excluida, claro. Por unos 50 euros al mes se pueden dar unas coberturas interesantes, que permitirán a los empleados cuidarse y tener una atención más personalizada y con plazos más cortos.

Hoy en día existe una gran oferta de aseguradoras especializadas, muchas de las cuales tienen hasta sus propias clínicas y hospitales privados. Uno de los elementos más importantes es la calidad del cuadro médico.

Seguro multirriesgo empresarial

Las categorías de seguros para empresas que he citado hasta ahora cubrían sobre todo a terceros. Pero un negocio suele tener activos de mucho valor, lo que implica que está expuesto a una serie de riesgos sobre esos activos. Para cubrir todas las eventualidades, lo habitual es contratar un seguro multirriesgo empresarial. Voy a mencionar algunas de las cláusulas más frecuentes.

  • Seguro de instalaciones. Para proteger el local o el edificio propiedad de la empresa contra diversas eventualidades.
  • Seguro sobre existencias y maquinaria. Suele cubrir incendios, robos, daños de agua y otras opciones similares.

Seguros de crédito para empresas

La costumbre empresarial implica que muchos negocios que venden a profesionales y otras empresas tienen que otorgar unos plazos de pago a sus clientes. En la práctica, eso equivale a estar dando crédito. La consecuencia es que existe un riesgo de impago, que podría tener un impacto muy grave sobre la solvencia de la empresa.

Para evitarlo, las empresas intentan informarse de la situación financiera de sus clientes, y autorizar unas líneas de crédito compatibles con la capacidad de pago de las empresas, además de tener procedimientos de cobro. Sin embargo, eso no protege totalmente de un impago. Por suerte, existen algunos servicios de seguro de crédito, que permiten cubrir parte o totalidad de la deuda. Son especialmente interesantes cuando se vende fuera del país y no se pueden usar otros instrumentos de protección como el crédito documentario (carta de crédito).

Donde buscar seguros para empresas

Para encontrar el seguro adecuado para tu negocio, tienes varias opciones interesantes.

  1. Puedes contactar directamente con las principales aseguradoras del mercado, como Mapfre, Generali o Axa.
  2. También tienes la posibilidad de contactar con una correduría de seguros, para que te vayan seleccionando la mejor póliza para cada una de tus necesidades, eligiendo las compañías con mejor relación calidad precio en cada caso.
  3. Por supuesto, puedes usar algunos de los comparadores de seguros más conocidos como Rastreator, o incluso uno especializado como Aseguratunegocio.

 

Lo ves, hay muchos seguros para empresas, que cubren los diversos riesgos que pueden afectar tu negocio. Conocerlos te permitirá escoger las mejores pólizas, proteger tu empresa y estar más tranquilo si pasa algo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.