16 ideas de negocio para profesionales financieros

ideas de negocio para profesionales financierosSiguiendo con la serie de oportunidades de negocio para profesionales, en esta ocasión vamos a ver algunas opciones para financieros. Es un tema que conozco muy bien, puesto que es mi gremio. De hecho, es posible que haya contemplado alguna de esas posibilidades hace unos años, cuando estaba reflexionando sobre qué tipo de actividad iniciar. Si también eres una persona del mundo de los números y del dinero, quizás alguna de esas ideas de negocio te parezca interesante.

Servicio de director financiero externalizado

Hay muchas pequeñas y medianas empresas por allí que solo ven la función financiera desde el punto de vista de la obligación legal de llevar una contabilidad. Tienen a profesionales que llevan a cabo tareas administrativas, pero en ocasiones les falta un punto de vista más estratégico en los temas financieros de la empresa. Hablo de empresas relativamente pequeñas, que no tienen los medios de pagar un director financiero a tiempo completo.

De allí la idea de prestar servicios externalizados para varias empresas. Es un modelo similar al de un asistente virtual, que puede llevar las gestiones administrativas de varios clientes a la vez. En ese caso, el director financiero se ocupa de la visión estratégica de las finanzas de diversas empresas, viendo mejoras en los procedimientos, optimizando la financiación, y analizando puntos de mejora.

Cuando trabajaba como business controller, llevaba unas funciones similares para supervisar a varias filiales de la empresa donde trabajaba. Me parece que es algo que se podría replicar para empresas independientes.

Asesoría financiera personal

En este caso, se trataría de ofrecer servicios de planificación financiera personalizada, tanto para individuos como para familias. El objetivo principal sería ayudarles a alcanzar sus metas financieras, sean cuáles sean. Desde salir de las deudas hasta aprender a ahorrar e invertir o incluso aprender más sobre educación financiera y la buena gestión de la economía familiar.

Servicios de gestoría

Bastaría con colegiarse, para luego poder ofrecer los servicios típicos que necesitan las Pymes y los autónomos. Me refiero a llevar la contabilidad, presentar impuestos o simplemente prestar servicios de asesoramiento fiscal y financiero en general. Incluso se podría ampliar el servicio a los particulares, por ejemplo, durante la campaña de la renta.

Bróker de hipotecas

No hace tanto hable de algunas ideas de negocio innovadoras que había sacado de los proyectos activos en Lanzadera. Una de esas ideas era un comparador de hipotecas. La alternativa a este tipo de plataformas es el servicio de bróker de hipotecas. Es la misma diferencia que hay entre un comparador de seguros y un corredor de seguros. Se trata de ofrecer un servicio más personalizado, y de ir tejiendo buenos contactos dentro de las entidades financieras para lograr los mejores créditos hipotecarios para cada caso.

Consultora para startups y emprendedores

En este caso, se trata de proporcionar asesoramiento financiero especializado a startups y emprendedores, pero no de tipo contable como una gestoría. Se trata más bien de ayudar en la planificación financiera, la estrategia de financiación o el modelo de negocio, desde un ángulo financiero. Mi actividad actual, que consiste en preparar planes de empresa para emprendedores, entraría en esa categoría.

Gestión de Inversiones

Dentro de esta categoría hay múltiples caminos.

Se puede pensar en lo más sencillo, que sería gestionar carteras de inversiones para clientes, proporcionando asesoramiento sobre dónde y cómo invertir el dinero. Para cobrar se podría hacer sobre los importes gestionados, o en función de resultados.

Si eres más ambicioso, podrías crear un fondo. Obviamente implica conseguir una financiación importante, y también cumplir unos requisitos legales bastante estrictos. Por ejemplo, hace falta disponer de 3 millones de euros y un mínimo de 100 partícipes.

También tienes la opción de dedicarte a la gestión de patrimonio. Es decir, ofrecer servicios de gestión a individuos y familias con mucho patrimonio, sea financiero o inmobiliario, ayudándoles a administrar sus activos financieros.

Auditoría

Aquí hay dos posibles planteamientos.

El primero es ser un auditor de cuentas, es decir certificar que la contabilidad de las empresas es fiel a la realidad, además de dar una opinión sobre las cuentas. Para eso los requisitos son bastante exigentes, e incluyen haber seguido una formación conforme a lo que indica el ICAC, además de una formación práctica mínima de 3 años. Es un negocio ideal para quienes hayan trabajado en una de las grandes firmas de auditoría y quieren montar su propio negocio.

El segundo es realizar auditorías internas en las empresas, para identificar riesgos y proponer cambios y procedimientos para enderezar las cosas.

Reunificación de deudas

Aunque la reunificación de deudas pueda ser un remedio peor que la enfermedad en el caso de las personas y familias con sobreendeudamiento, hay casos en los que agrupar todos los créditos en uno solo que tenga un plazo más razonable y un tipo de interés más bajo puede ayudar a salir del problema.

También se puede ofrecer un servicio para ayudar a individuos y empresas a gestionar y reducir su deuda, negociando con acreedores y desarrollando planes de pago.

Desarrollo de software financiero

Una de las ideas de negocio para profesionales financieros más innovadora es la idea de desarrollar soluciones informáticas relacionadas con la temática. Por supuesto, hará falta asociarse con una persona que tenga un perfil IT. Pero una persona con experiencia financiera puede tener muchas ideas para hacer una app o un software más práctico que lo que existe en el mercado, y aportar funcionalidades valiosas. Puede ser un software de gestión financiera, de planificación financiera personal, de análisis de inversiones, u otras ideas.

Consultor en fusiones y adquisiciones

Se trata de ir asesorando a las empresas y particulares que se están planteando hacer algunas operaciones empresariales de envergadura. Pueden ser adquisiciones y fusiones de empresas, pero no solo. También se pueden ofrecer servicios de valoración de empresas, para ayudar a los propietarios y compradores a determinar el valor justo del negocio.

Planificación de la jubilación

Este es un negocio que posiblemente funciona mejor en países donde no existe un sistema público de jubilación tan significativo como el que hay en España. Sin embargo, teniendo en cuenta los problemas de sostenibilidad de este sistema, puede que haya un mercado suficiente aquí también. Se trata de especializarse en la planificación de la jubilación, ayudando a las personas a crear estrategias para ahorrar e invertir, y conseguir ingresos pasivos para cuando dejen de trabajar.

Crowdfunding

Aunque ya hay bastante plataformas, nada impide que se pueda encontrar un concepto con mejores funcionalidades que los existentes. En concreto, se trataría de crear una plataforma de crowdfunding especializada en financiar proyectos empresariales. Pero se podría ampliar el ámbito a proyectos sociales o creativos.

Educación financiera

Se puede crear una marca personal entorno a la educación financiera. Los modelos de ingresos pasarían desde charlas de educación financieras para empresas, familias u asociaciones, hasta crear contenidos dedicados a este tema, en formato de blog o de vídeos en Youtube.

Correduría de seguros

Se trata de ser un intermediario entre las compañías de seguros y las empresas o particulares, aportando valor, por supuesto. Para ejercer, también se tienen que cumplir unos requisitos estrictos.

Negociación de contratos financieros

En este caso, la idea es especializarse en la negociación de contratos financieros complejos, como swaps, opciones y contratos de futuros. Eso requiere una formación avanzada en finanzas de mercados.

Asesoramiento en finanzas sostenibles

Finalmente, en una época en la que la sostenibilidad es una prioridad para muchos actores económicos y políticos, es posible para una persona con perfil financiero situarse en este nicho. Se trata de especializarse en asesorar a empresas sobre prácticas financieras sostenibles y en invertir en proyectos y empresas socialmente responsables.

 

¿Se te ocurren más ideas de negocio para profesionales financieros? No dudes en compartirlas en la sección de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio