Ideas de negocio para el futuro de la agricultura y la alimentación

Quizás en los últimos años nos hayamos focalizado demasiado en el éxito de las redes sociales (Facebook), las nuevas soluciones de transporte (Cabify, Blablacar), los nuevos formatos de contenidos (Netflix, Spotify) o el turismo (Airbnb), sin ver que hay unos conceptos muy interesantes aunque menos visibles que están revolucionando la agricultura y el sector de la alimentación en general. Voy a citar algunos ejemplos de ideas de negocio innovadoras, llevadas a cabo por startups exitosas.

Una solución para dejar de malgastar comida

¿Sabías que una parte muy significativa de la producción de los agricultores no llega a venderse?  Los principales motivos son los criterios estéticos (no se venden las frutas y verduras que tienen un aspecto feo) y la sobreproducción. Por suerte, una startup americana llamada Full Harvest ha creado una marketplace donde los agricultores pueden vender esos excedentes a empresas de alimentación. Una idea simple pero poderosa.

¿El futuro de la comida está en los insectos?

Los insectos son una fuente de proteína muy buena, y en teoría no son demasiado complicados de criar, por lo que algunas veces se habla de ellos como el alimento del futuro. Evidentemente, de momento existe una limitación cultural importante, por lo que la contribución de los insectos a nuestra alimentación se hará primero por unos medios indirectos. En concreto, hoy en día hay una startup francesa llamada Innovafeed que cría larvas de insectos para hacer harinas que sirven a alimentar a los peces criados por piscicultura. El uso de esas harinas ha sido aprobado por la Unión Europea hace un par de años, y este tipo de soluciones tiene varias ventajas, entre las cuales destacan la reducción de la pesca (nuestros océanos están sobreexplotados) y una menor dependencia europea (importamos la mayor parte de nuestras proteínas).

Tranquilos, cuando hablamos de proteína procedente de insectos no nos referimos a eso.

Software y herramientas para la agricultura del siglo 21

Muchas startups han apostado por aportar valor a los agricultores mediante programas o tecnologías que les ayudan a gestionar mejor sus producciones. Por ejemplo, la startup española Agroptima permite a los profesionales monitorizar la actividad de sus granjas desde el móvil. Y, seguimos en España con VisualNAcert, una empresa que usa elementos tecnológicos como drones, sensores,  imágenes por satélite, geolocalización y el big data para aportar una herramienta de seguimiento y decisión que permite a los agricultores gestionar sus campos con mucho más eficacia.

Producir la comida dentro de la ciudad es posible

Uno de los grandes problemas de la alimentación moderna es la distancia que hay entre los sitios de producción y el lugar de consumo. En los mejores casos, las cosechas se hacen en el mismo país donde se venden, pero a menudo las distancias son mucho más grandes, con productos que pueden proceder de cualquier parte del mundo. No hace falta explicar el impacto que tiene eso sobre el consumo energético y el cambio climático, sin contar que los productos difícilmente pueden llegar muy frescos si tienen que cruzar el globo. Por eso es tan interesante la solución aportada por Infarm, una startup alemana que produce alimentos a pequeña escala en cualquier lugar de una ciudad como bares, restaurantes, supermercados, almacenes o incluso en casas particulares.

Producción a muy pequeña escala

Usar microbios para mejorar la resistencia de los cultivos

Sinceramente, algunas de esas ideas de negocio pueden parecer un poco preocupantes por el impacto que pueden tener a largo plazo. Ya conocemos la manipulación genética para que las plantas sean resistentes a ciertas enfermedades, y que algunas personas critican por el riesgo de descontrol si algunas características se pasan a plantas salvajes. El caso que voy a citar es similar, se trata de incluir unos microbios dentro de las plantas para que aguanten mejor la sequía, entre otras cosas. La startup americana Indigo es la que lo está poniendo en marcha. Y, no sé porque, me viene a la mente la primera parte de Interstellar. Riesgos potenciales a parte, la idea es evidentemente tener plantas más robustas y con mayor rendimiento, para maximizar la producción.

Sensores inteligentes

Cada vez se usan más este tipo de sensores, que pueden servir para alertar del mal tiempo o de la sequía, o de la presencia eventual de una plaga, etc. En el caso que he seleccionado, se trata de un sensor que mide la cantidad exacta que necesita cada campo, y lo riega en consecuencia, en lugar de malgastar el agua con un regadío generalizado cada X tiempo. La startup israelí se llama CropX, y hace tiempo que ya comercializa sus productos.

 

Hay muchas más startups en el sector, pero me ha parecido que esos seis ejes de innovación eran bastante representativos de la innovación en agricultura. Si conoces algún otro ejemplo, no dudes en compartirlo en la sección de comentarios.

Artículos relacionados

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*