Cuando el emprendedor necesita una furgoneta para su negocio

furgoneta para negocioLos vehículos son de las herramientas más necesarias para un negocio. Ya hemos hablado en otras ocasiones del coche de empresa. En esta oportunidad, vamos a analizar las situaciones en las que, como emprendedor, necesitas usar una furgoneta para tu negocio. Desde el uso muy ocasional para unas horas hasta modelos de negocio basados en una utilización intensiva de una camioneta, hay mucho que contar. Y la forma de elegir y conseguir la furgoneta varía mucho según los usos.

A veces, en tu negocio necesitas una furgoneta para unas horas

Son muchas las oportunidades en las que puedas necesitar ocasionalmente una furgoneta para usarla en el mismo día. Por ejemplo, para ir a buscar algún equipo voluminoso o unos muebles. O cuando tienes un pedido mucho más grande que lo normal, y el precio de envío por parte de tu proveedor habitual es demasiado caro, puede que te compense usar una camioneta por unas horas.

Para un uso tan corto, lo mejor es optar por una empresa de alquiler a corto plazo. Seguro que tienes varias cerca de casa. Puedes por ejemplo optar por el alquiler de furgonetas con SIXT y elegir el modelo que mejor te encaja.

Cuando necesitas una furgoneta para unos días

En ocasiones, es necesario disponer de un vehículo para más días. Puede, por ejemplo, que necesites hacer una mudanza de unas instalaciones a otras. Si hay muchas cosas que trasladar, o si la distancia es muy larga, no puedes hacerlo en unas horas.

A diferencia del alquiler por unas horas, en este caso te vas a fijar más en la comodidad del vehículo, en su potencia, y en otros factores similares. Simplemente porque, al usarlo más tiempo, necesitas optimizarlo más.

Generalmente, la mejor forma de conseguir una furgoneta para unos días también será con empresas de alquiler a corto plazo.

Negocio que requiere una furgoneta de forma habitual pero no intensiva

Piensa en un restaurante grande que va cada día a comprar productos frescos en el mercado, porque quiere ofrecer la mejor calidad de producto en sus platos. Necesitará una furgoneta, pero hará muy pocos kilómetros cada día, y la usará solo unas pocas horas. Otros negocios tienen necesidades semanales de un vehículo, para usos imprescindibles, pero no intensivos.

En ese caso, lo habitual para el negocio es adquirir el vehículo. Como no se desgasta mucho, puede aguantar muchos años, y la compra resulta rentable a lo largo del tiempo, puesto que el coste de adquisición se divide sobre una vida útil muy larga.

Negocios con un uso intensivo de furgonetas

Yendo un paso más allá en la intensidad de utilización de las furgonetas están las empresas de transporte especializadas en pequeñas cargas y/o pequeñas distancias. En esos casos, los vehículos son una parte estratégica del negocio.

En nuestra era del comercio electrónico, uno de los sectores que más ha crecido es el reparto de paquetería. Creo que es uno de los mejores ejemplos de empresa con un uso intensivo de este tipo de vehículos. Pero también hay empresas de distribución de periódicos y otros productos similares, que requieren un reparto sobre grandes distancias, pero con volúmenes más pequeños que la capacidad de los camiones grandes.

Para este tipo de uso intensivo, la vida útil de las furgonetas es mucho más corta, y entonces puede ser interesante analizar alternativas para la financiación de esos activos fijos, como el leasing o el renting.

También es mucho más importante fijarse en las características del vehículo, como el rendimiento, la potencia, la carga útil, y todos esos pequeños factores. Simplemente porque van a tener un impacto tremendo en la rentabilidad del negocio a medio y largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *