3 maneras inteligentes de usar el embalaje para tus productos

embalaje de productosEl packaging puede ayudarte a potenciar el negocio. Hoy vamos a ver 3 formas interesantes de aprovechar el embalaje para tus productos. Cada una de esas técnicas toca un aspecto particular de tu relación con el cliente. Tenerlas en cuenta te puede permitir reforzar tu imagen de marca y tu reputación, así que no te las pierdas.

1- El papel de regalo es un embalaje ideal para algunos productos

En muchos negocios, el porcentaje de clientes que compran productos para regalarlos a otras personas es muy significativo. Y no solo tiene que ser durante la campaña de Navidad. Las oportunidades son múltiples: cumpleaños, bodas, cambios de trabajo, aniversarios y muchos más.

Por eso es tan importante incluir el papel de regalo dentro de la estrategia de la empresa. Envolver los productos del cliente es un servicio que los compradores valoran mucho. Y no hace falta tener una tienda para aprovechar el papel regalo. Es muy frecuente que las empresas regalen alguna cosa a sus clientes, sus empleados, y a veces incluso a proveedores. Es una forma de demostrar interés.

Hay toda clase de papel regalo, desde el Kraft hasta el estucado pasando por la celulosa o incluso el papel de seda. También hay multitudes de colores e impresos por elegir. El formato del envase también ofrece múltiples opciones, desde el uso de papel hasta opciones como los sobres o cajas.

2- Un embalaje que te diferencia de la competencia

El packaging también se puede explotar para llamar la atención de tus clientes. En lugar de limitarte a envasar tus productos usando un embalaje elegido por sus cualidades técnicas, puedes aprovechar esa gran superficie visible para transmitir un mensaje.

La mayoría de las empresas colocan sus logotipos en el packaging, lo que ya es una buena solución para personalizar el envío, pero sigue siendo una diferenciación pequeña. Usar colores más impactantes, colocar fotos o ilustraciones, sorprender con un texto o con una fuente de letra inusual son algunas de las ideas más interesantes.

Incluso hay empresas que van más allá, y diseñan un embalaje perenne para sus productos. Es decir, crean una caja tan original y diferente que los clientes prefieren conservarla en lugar de tirarla. Teniendo en cuenta que el packaging normalmente es de un solo uso, conseguir eso es un logro.

El objetivo, por supuesto, es mandar un mensaje al cliente. Con un envase diferente y que llama la atención, la empresa crea imagen de marca y destaca respecto a sus competidores.

3- Nunca olvidar la razón principal del embalaje de productos: la protección

La primera razón de ser del packaging es proteger los productos. Puede resultar muy obvio comentarlo, pero en la era del comercio electrónico y de la multiplicación de los envíos a domicilio, es importante recordarlo. Hoy en día, un paquete transita por muchos lugares antes de llegar a las manos del cliente.

Es evidente que si ocurre algo y el producto resulta dañado, el impacto negativo sobre la imagen de la empresa puede ser tremendo. Por eso es tan importante que las empresas tengan mucho cuidado en elegir embalajes que realmente cumplan con su cometido, y protejan correctamente el paquete.

Hay muchos tipos de envases, desde el uso de papel hasta las cajas pasando por los rellenos de protección contra los choques. Lo importante es analizar caso por caso qué tipo de protección necesita un producto para luego usar los mejores materiales. Por supuesto, no tiene sentido pasarse con un exceso de embalaje, pero peor aun sería ofrecer una protección insuficiente.

Esos 3 consejos pueden fortalecer tu negocio

Usar un buen papel de regalo puede mejorar la imagen de marca de tu negocio. Es un detalle que tiene un impacto emocional y simbólico que suele funcionar muy bien con la mayoría de los clientes.

Aprovechar la parte visible del packaging con diseños diferentes que destacan permite también construir una identidad más fuerte para tu marca.

Usar los mejores materiales y garantizar la seguridad de los productos durante todas las fases de manipulación y transporte es una forma de reducir el riesgo de daños, una de las principales fuentes de insatisfacción para los clientes.

 

Lo ves, con esas 3 maneras inteligentes de usar el embalaje de tus productos, podrás tener un negocio un poquito más fuerte. No dudes en aplicarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *