Cómo financiar un nuevo negocio y conseguir ayuda

como financiar un nuevo negocioLa financiación de un nuevo proyecto empresarial es un asunto estratégico, que puede condicionar mucho el éxito del negocio. Sin la debida financiación, una empresa con un buen modelo de negocio y mucho potencial puede verse obligada a cerrar. Por eso, es fundamental saber cómo financiar un nuevo negocio, y también conocer que tu futuro proyecto puede contar con ayuda. Te cuento lo que tienes que saber.

La importancia de la financiación

Un nuevo negocio necesita una aportación financiera suficiente. Y no solamente para poder hacer frente a las inversiones y los gastos iniciales. Los inicios suelen ser complicados. Aparecen más gastos que los anticipados, y las ventas no crecen tan rápido como esperado. Eso es normal, y con dedicación y una curva de aprendizaje, la situación se va equilibrando, hasta que el negocio empiece a dar beneficios.

El riesgo de empezar con una financiación insuficiente es precisamente no poder aguantar durante esos primeros meses. Sería una pena tener que cerrar el negocio por falta de fondos, cuando realmente existe una tendencia positiva, y solamente hace falta un poco más de paciencia. De allí que sea importante no pecar de optimismo en las previsiones del plan de empresa, y contar con una aportación económica suficiente para paliar cualquier inconveniente que pueda surgir.

La mejor ayuda: que te avalen el préstamo

Cuando me preguntan sobre las ayudas para emprendedores, suelo responder que la que me parece la más interesante es la que ofrecen las sociedades de garantía recíproca. Son organismos que avalan proyectos interesantes. Ya sabes que en una situación normal el banco no te va a prestar solo en base a tu plan de negocio y te va a pedir una garantía. Por suerte hay organismos que te echan una mano. Es el caso de las ayudas aválam en la Región de Murcia, por poner un ejemplo entre muchos.

En concreto, disponen de préstamos para emprendedores, con algunas condiciones específicas, pero que te permiten conseguir financiación avalada, parcial o totalmente. Aportas una parte de la inversión, y el resto la financias, con la seguridad que además esté avalada. Es una opción que sin duda hay que estudiar en profundidad.

Como financiar un nuevo negocio: las principales opciones

El sistema bancario tradicional

No voy a entrar mucho en detalle sobre los productos de financiación que ofrecen las entidades bancarias, porque ya he dedicado varios artículos detallados hablando de préstamos, de leasing, de renting, y de todas las soluciones para financiar el circulante, como líneas de crédito, factoring y demás opciones.

Está claro que el sistema bancario tradicional sigue siendo el principal interlocutor para financiar un nuevo negocio. Por lo tanto, es importante conocer muy bien los diferentes productos que ofrece, para adaptar la financiación a las necesidades de la empresa.

Como financiar un nuevo negocio con el dinero de tus clientes

¿Te imaginas no tener que pedir financiación porque el dinero te lo facilitan tus propios clientes? No es tan imposible como parece. Si tienes un modelo de negocio basado en las suscripciones, en realidad estás cobrando los servicios antes de prestarlos. Dependiendo del tipo de negocio en el que operas y de la frecuencia de la suscripción, podrías casi prescindir de financiación.

El dinero del amor

Las personas que te conocen bien y tienen un vínculo emocional contigo, como pueden ser tus familiares y amigos, pueden ser más propensas a prestarte el dinero que necesitas para emprender tu proyecto. Sin embargo, si vas a jugar esa tarjeta, tienes que tener claro que involucrar el dinero en las relaciones puede provocar problemas. Así que pon las cosas muy claras, y cumple con tus compromisos, pase lo que pase.

Buscar socios capitalistas

Otra opción muy interesante para financiar un nuevo negocio es no hacerlo en solitario. Normalmente, un emprendedor cuenta con algo de ahorros para invertir. Si encuentras a un socio dispuesto a trabajar contigo en el proyecto, puede que también disponga de dinero y que juntos tengáis suficiente. Eso sí, no busques a un socio solo por el dinero. Asociarse para un proyecto empresarial implica compartir valores y objetivos, y no es nada fácil encontrar a la persona adecuada, como si de una pareja se tratara.

También hay socios puramente capitalistas, que aportan el dinero, pero no se involucran en la gestión diaria del negocio. Evidentemente, quieren obtener una rentabilidad por su inversión, y su aportación viene con una limitación de tu libertad como emprendedor. Esos socios toman varias formas. En el mundo de las startups, hay figuras como el capital riesgo y los business angels, por citar un par de opciones.

Pagar tarde y cobrar pronto

¿Cómo se financia un negocio de gran distribución? Es muy fácil. Como tiene fuerza respecto a los proveedores, puede imponer condiciones de pago alargadas, por ejemplo, ir al máximo permitido por ley de 60 días. Como, por otra parte, los clientes pagan al contado, en la práctica esos negocios cuentan con dos meses de ingresos en su tesorería, suficiente para financiar muchas cosas.

Es un ejemplo extremo, pero ilustra muy bien el poder que tiene aprovechar al máximo las condiciones de pago de clientes y proveedores. Si consigues pagar tarde y cobrar pronto, necesitas mucho menos financiación. El problema es, por supuesto, que para lograrlo tienes que tener una posición de fuerza respecto a los terceros. En la práctica, una empresa que empieza suele estar en la situación inversa, con proveedores que exigen el cobro al contado y clientes que negocian plazos de pago alargados.

Como financiar un nuevo negocio con crowdfunding

Otra solución que funciona en casos muy concretos, especialmente en algunos nichos de mercado vinculados con la cultura, es el crowdfunding. En ese modelo, lo que ocurre es que un gran número de usuarios aportan cada uno una pequeña cantidad para financiar los proyectos que les interesan. Lo pueden hacer como mecenazgo, es decir sin contar con la devolución del dinero, o lo pueden hacer prestando, mediante plataformas de crowdlending. En cualquier caso, merece la pena repasar esa opción.

 

Como ves, hay muchas opciones para financiar un nuevo proyecto de negocio. No dudes en analizar todas las posibilidades, y no olvides revisar si puedes contar con ayuda de una sociedad de garantía recíproca.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *