Como crear una oficina en casa: claves para un buen espacio de trabajo

como crear una oficina en casa

La situación actual ha cambiado en profundidad la organización de las empresas, con la implantación forzosa del teletrabajo. Pero es una tendencia que estaba en auge antes y seguirá creciendo después. Yo llevo más de 10 años trabajando desde casa, y creo que eso me permite hablar con propiedad para dar consejos para crear una oficina en casa y organizar el espacio de trabajo de la manera más óptima.

El material necesario para crear una oficina en casa

¿Qué muebles de oficina necesitas para casa?

Hay tres elementos que me parecen claves, y que puedes conseguir con una excelente relación calidad precio si compras en Internet. Por ejemplo, para este artículo he estado mirando en diversas páginas especializadas en muebles de oficina. Y me he dado cuenta que en Ofiprix tienen una gama de muebles propios muy competitiva. Pero, volviendo a los muebles principales:

  1. Una silla ergonómica. Más adelante en el artículo volveré sobre el tema de la ergonomía, pero te puedo decir por experiencia propia que cuando trabajas en casa necesitas una buena silla. Al principio, descuidé este aspecto y cuando empecé a tener problemas de espalda, compré una buena silla y desaparecieron. En Ofiprix tienes modelos muy interesantes como la Zenit Pro.
  2. Un escritorio. Es quizás el elemento que mejor define el espacio de trabajo, y lo necesitas para trabajar. En casa, se suele optar por un modelo más bien compacto, pero depende de los requisitos de tu trabajo. De todos modos, hay opciones modulables, como las soluciones Work Uno.
  3. Almacenamiento. A pesar de la digitalización de la información, sigues necesitando algún mueble para guardar documentos, material de oficina, o incluso tu ordenador portátil. Creo que como mínimo es recomendable tener una cajonera como los modelos Steelbox. Pero puedes plantearte invertir en algún armario si necesitas más espacio.

Equipos informáticos recomendados

Es difícil imaginar crear una oficina en casa sin tener ordenador e Internet, y más generalmente, equipos informáticos. En mi experiencia, lo recomendable es tener al menos:

  • Un ordenador portátil. Te vendrá muy bien cuando necesites desplazarte a otros lugares, o si tienes que moverte ocasionalmente entre tu oficina y tu casa. No tanto por la información del disco duro, porque ahora se usa mucho la nube, sino por tener una herramienta flexible.
  • Una pantalla grande. Es mucho más cómodo tener un monitor de 21 pulgadas o más para trabajar desde casa. Lo enchufas a tu portátil, y ya está. De hecho, personalmente recomiendo también tener un teclado adicional, un ratón y, si vas a moverte mucho, una estación de trabajo para no complicarte con los cables.
  • Un smartphone. Todo el mundo tiene uno, pero quizás no lo aprovecha para la oficina en casa. Tiene varios usos, como teléfono, sistema de escaneo rápido de documentos, conexión Internet de emergencia si falla la principal, y mucho más.
  • Una impresora. Depende de tus necesidades. Lo veo como una herramienta cada vez menos útil, pero puede haber momentos en los cuales necesites una buena impresión.
  • Un disco duro externo. Puede ser una solución para copias de seguridad de tus datos importantes, o si te mueves mucho entre dos localizaciones y no quieres trasladar el ordenador. Pero, para copias de seguridad, mejor usa una solución automática en la nube.

La elección de la ubicación

Ahora que tienes todo el material necesario para montar tu propio espacio de trabajo en casa, todavía te falta una decisión muy importante, y es donde ubicar tu oficina. Esos son los elementos que te recomiendo que tomes en consideración.

  • Escoge un lugar tranquilo de tu casa. Necesitas poder concentrarte en tu trabajo, y no es compatible con compartir espacio con la televisión del salón. Lo ideal es una habitación propia, pero no siempre es posible.
  • Busca un sitio con luz natural, cerca de alguna ventana. Por un lado, necesitas una buena iluminación para trabajar, y por el otro, es más agradable poder echar de vez en cuando un vistazo al cielo y no sentirse tan encerrado.
  • Evita instalar tu oficina en el dormitorio. Es recomendable separar el espacio de trabajo y el espacio de descanso. Sin embargo, si tu habitación es el espacio más tranquilo y no tienes otras opciones mejores, puede ser una alternativa. En ese caso, intenta separar los espacios con un biombo, una mampara o alguna separación.

La ergonomía es un elemento clave para crear una oficina en casa

Trabajar en casa puede llevar a descuidar la ergonomía y favorecer la aparición de trastornos musculoesqueléticos. Elegir buenos muebles, y especialmente una buena silla, es importante, como indiqué al principio del artículo. Te voy a hacer un resumen de las principales recomendaciones ergonómicas.

  • Buena iluminación. En la noche o en días nublados la luz natural que comenté antes puede ser insuficiente. Tienes que contar con buena iluminación. Si el alumbrado del techo no basta, cómprate una lámpara adicional.
  • Una silla con ruedas, apoyo lumbar y reposabrazos, que se puede ajustar en altura y cuyo respaldo sea inclinable. Te tienes que sentar en el fondo de la silla, con los pies apoyados en el suelo, y tanto tus rodillas como tus caderas tienen que estar flexionadas con un ángulo de 90 grados. Tus brazos estarán paralelos al suelo, y a la altura del ratón y el teclado.
  • Tienes que colocar tu pantalla de tal forma que no tengas ni que levantar la cabeza ni bajarla para poder trabajar correctamente. Se recomienda tener una distancia de unos 60 a 70 centímetros con el monitor, lo que implicará normalmente que sea de un tamaño superior a 21 pulgadas para ver cómodamente.

Otras recomendaciones para tu salud

Uno de los grandes riesgos para la salud es el sedentarismo, y trabajar en casa lo propicia. En una oficina, te sueles levantar para comentar algún tema con un compañero, y además tienes los desplazamientos de ida y vuelta al trabajo, por la mañana, por la tarde e incluso al mediodía para comer. Cuando tienes la oficina en casa, podrías fácilmente quedarte todo el día sentado, con desplazamientos mínimos.

Por eso es muy importante que recuerdes ser más activo. Levántate cada hora, da unos pasos y no te quedes sentado durante tiempos muy prolongados. Además, es recomendable que hagas una actividad física durante el día, como ir a dar un largo paseo a la hora de comer, que salgas a correr o incluso que vayas al gimnasio. Tienes tiempo, al menos todo el tiempo que te ahorras de desplazamiento hacia la oficina. No hay excusa.

Como ser productivo cuando tienes la oficina en casa

No voy a entrar mucho en detalle con la productividad y la motivación, pero me pareció que era un tema que había que abordar cuando planteas crear un espacio de trabajo en casa. Te invito a leer el artículo que le dediqué hace algún tiempo, que te resumo aquí:

  • Fíjate unos horarios de trabajo, para evitar las tentaciones.
  • Empieza por hacer lo que menos te gusta.
  • Identifica y evita las distracciones.
  • Fíjate objetivos y cúmplelos.
  • No descuides tu formación.
  • Cuida tu vida social.

 

Con esos consejos, creo que podrás crear tu oficina en casa y trabajar de forma muy productiva. Pero si piensas que me he olvidado algo importante, no dudes en compartir tu opinión en la sección de comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *