5 puntos clave para iniciar tu negocio partiendo de cero

puntos clave inciar negocio partiendo de ceroEmprender es una aventura muy interesante que mezcla experiencias humanas con objetivos económicos. ¿Pero cómo empezar tu empresa y consolidarla? No hay un único camino, pero algunos puntos clave suelen destacar siempre que se habla de iniciar un negocio partiendo de cero. Desde la identificación de una necesidad hasta la estrategia de promoción, pasando por la perseverancia, la creatividad y la mejora continua, te propongo cinco elementos fundamentales para empezar una empresa.

Todo comienza por identificar una necesidad de mercado

El propósito de cualquier proyecto empresarial es responder a una necesidad de mercado. A veces, la demanda de los consumidores es conocida, otras veces queda, revelada por un concepto innovador que provoca una disrupción. Pero en todos los casos, es imprescindible identificar un sector o un producto con mucha demanda potencial antes de iniciar tu negocio.

Si vas a emprender en una actividad tradicional, lo más probable es que dispongas de datos sobre el mercado, que te darán pistas sobre su potencial. Y podrás plantear tu idea y tu modelo de negocio, aportando una respuesta a esa necesidad de mercado que sea más atractiva que lo que propone tu competencia.

Ecwid

En caso de iniciar un proyecto innovador, tendrás menos información sobre la demanda potencial. Te tocará recurrir a otras estrategias, como hacer encuestas. O incluso podrás apostar por tu visión, poniendo a prueba tu concepto y asumiendo el riesgo de que no obtenga la respuesta esperada. Si adoptas una estrategia Lean, podrás pivotar hasta encontrar una fórmula exitosa que responda a las necesidades de tu público objetivo.

Mantenerte motivado y constante para seguir adelante

Emprender es una experiencia humana apasionante, pero también es una carrera de obstáculos. La perseverancia es un aspecto clave para tener éxito, pero, a veces, puedes ser complicado mantenerse motivado. Sin embargo, algunas recomendaciones ayudan bastante.

Un punto clave es sin duda elegir una actividad que te apasione. De esa manera, tu proyecto empresarial será algo más que un trabajo. Disfrutarás lo que haces, y eso te permitirá superar retos con más ganas. Otra opción es combinar tu proyecto con otras necesidades, conciliando emprendimiento y vida familiar. De esa forma, serás capaz de relativizar y tener una visión más objetiva sobre tu negocio, lo que te puede permitir ser más perseverante.

Ser creativo para ofrecer una propuesta de valor diferenciada

Los consumidores tienen muchas opciones para elegir. Si quieres que te compren a ti, tendrás que diseñar un plan para diferenciarte de la competencia. Se trata simplemente de aportar un poquito más de valor que tus competidores.

Hay muchas maneras de hacerlo. Puedes aportar más servicio, ofrecer una mayor calidad, proponer un precio más competitivo, tener un estilo único, entre otras muchas opciones diferenciadoras. Lo podrás lograr si conoces muy bien lo que propone tu competencia, y, sobre todo, si desatas tu creatividad para ofrecer soluciones innovadoras para responder a las necesidades de tus clientes potenciales.

Mejora continua e inversión en investigación

Pero un emprendedor no puede dormirse en los laureles, incluso si tiene éxito desde el principio. En un proyecto empresarial, evolución y desarrollo son claves del éxito a medio y largo plazo. Piénsalo, si tu propuesta de valor es buena y los clientes te compran, ¿Cuánto va a tardar tu competencia en reaccionar y procurar replicar tu estrategia? Tu única alternativa para seguir por delante será mejorando tu oferta de manera continua.

Dependiendo del sector en el que te encuentras, significará invertir en investigación y desarrollo, o simplemente observar potenciales puntos de mejora en tus procesos y servicios, y aplicar cambios positivos. Estar pendiente de la experiencia de tus consumidores y de sus reacciones es un buen punto de partida.

Un marketing efectivo para promocionar tu propuesta y hacer marca

Por mucho que tengas una buena propuesta de valor, no se va a vender sola. Necesitas diseñar un plan de marketing. Tendrás diferentes tipos de estrategias, cada una con su objetivo.

Algunas irán enfocadas a la promoción de tus productos o servicios. Es decir, a poner en conocimiento del cliente la existencia de tu propuesta de valor, y sus características diferenciadoras más importantes.

Pero también te interesa ir construyendo una imagen de marca. No importa si vas a comercializar un producto, o si quieres venderte como profesional mediante el personal branding. Es importante que consigas crear marca y asociarla en la mente del consumidor con los valores que consideras importantes.

¿Qué medios usar? Hoy en día el canal online es el de mayor importancia, pero no significa que sea el único que tengas que explorar. En el blog tengo muchos artículos sobre marketing con regalos publicitarios, sobre SEO y marketing digital, y sobre campañas de publicidad en general. Puedes echarles un vistazo si quieres profundizar sobre el tema.

 

Esos cinco puntos clave para iniciar un negocio partiendo de cero no van a garantizar el éxito de tu proyecto empresarial, pero desde luego son consejos muy importantes que tienes que tomar en cuenta antes de ponerte a emprender. Reflexiona sobre cada uno de esos aspectos antes de lanzarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.