Por qué elegir un web hosting gratis para tu negocio no es buena idea

web hosting gratisMuchos emprendedores tienen el reflejo de buscar un web hosting gratis cuando empiezan su negocio. Se puede entender, porque al principio uno quiere gastar lo mínimo posible para procurar sacar el mejor rendimiento a la financiación que tiene a su disposición. Pero, en realidad, es una mala idea. Te voy a explicar por qué considero que no deberías optar por una web gratuita cuando inicias tu empresa.

No tendrás dominio propio

Lo primero que tienes que saber es que con un web hosting gratis no se puede tener un dominio propio. Y tiene lógica, puesto que un dominio no es gratuito. Por lo tanto, tu página web tendrá una URL que se parecerá a eso: tusubdominio.dominioprincipal.com.

¿Y qué inconvenientes tiene no tener un dominio propio? Hay varios.

Ecwid
  • No da buena imagen. Muchos de tus clientes desconfiarán cuando vean la dirección de tu página. O pensarán que no has querido gastar dinero en eso, lo que da imagen de tacaño, o simplemente les parecerá una página poco fiable. Todo lo contrario de lo que quieres.
  • En caso de que quieras ganar dinero con tu página web, por ejemplo, monetizando el contenido de un blog, lo tendrás muy complicado. Porque muchas plataformas y agencias de publicidad simplemente no aceptan a quien no tenga un dominio propio.
  • Dependerás totalmente de tu proveedor de servicio. Si, por ejemplo, la plataforma decide interrumpir el servicio, perderás tu web y cualquier posicionamiento que hayas podido conseguir. Y no creas que el cierre de un servicio de hosting gratuito es algo teórico. Si en algún momento a la empresa que lo proporciona le deja de ser rentable, puede perfectamente decidir finalizar el servicio.
  • Es bastante más difícil escalar posiciones en los resultados de buscadores y posicionarse bien.

El hosting profesional es un servicio muy económico

Si tu decisión de optar por un web hosting gratuito fuera porque el servicio normal cuesta mucho dinero, se podría entender. Pero resulta que el alojamiento web cuesta muy poco dinero. Concretamente, pagas por el dominio unos 15 euros al año, y por alojar tu web entre 5 10, o máximo 15 euros al mes si tienes una página con grandes necesidades de tráfico.

Dicho de otra forma, por menos de 100 euros al año puedes tener un servicio de hosting profesional de buena calidad y un dominio propio. Buscar un web hosting gratis por ahorrar una cantidad tan pequeña simplemente no tiene sentido.

Hay muchos proveedores, mucha competencia, y regularmente ofertas competitivas que te permite optar por un buen servicio de alojamiento web a un precio muy bueno. Así que no lo dudes, haz un poco de investigación de mercado y elige tu servicio de hosting dentro de los proveedores de pago. Pero, por si acaso, te voy a seguir listando los inconvenientes de optar por la opción gratuita.

Tendrás funcionalidades muy limitadas

Los servicios que te ofrecen un hosting web gratuito suelen limitar bastante las posibilidades de configurar y programar funcionalidades. Por ejemplo, en un alojamiento gratuito no podrías tener una versión de WordPress completa. Es decir que no podrías instalar plugin o añadir líneas de código para personalizar tu web. Te limitarán a usar unas plantillas predefinidas, y no podrás tener más funcionalidades que las que marque la plataforma que te proporciona el servicio de hosting gratuito.

Al principio, probablemente eso te de igual, pero en cuanto identifiques las cosas que te gustaría cambiar en tu página web para adecuarla más a tus necesidades, te darás cuenta de esas limitaciones, y probablemente te arrepientes de no haber optado por otra solución.

En algún momento tendrás que cambiar a un dominio propio

servidores de hostingLa consecuencia lógica de todo lo anterior es que, en algún momento, querrás cambiar a un dominio propio. Y allí surgen más problemas.

El primero es el traslado de la información. Si ya tenías una página con muchos contenidos, querrás poder hacer una migración a tu nueva web de la manera más fácil y completa que puedas. Y entonces es muy posible que te des cuenta de que el servicio de hosting gratuito que has elegido no te facilita las cosas. Generalmente, será porque usa un formato específico, que no es fácil de migrar.

El segundo problema tiene que ver con tu posicionamiento web. Si llevabas ya algo de tiempo publicando contenidos en tu web gratuita, es probable que muchas de tus páginas se hubiesen indexado y posicionado. Aunque ya expliqué antes que con una web gratuita no puedes esperar milagros en términos de SEO, algo habrás conseguido. El problema es que, para conseguir que tu servicio de hosting gratuito redireccione las páginas hacia tu nuevo dominio, tendrás que seguir con ese hosting, pero con su versión de pago. Como te vayas a otro proveedor, perderás esas redirecciones, y por lo tanto el posicionamiento conseguido hasta la fecha. Y ya te digo yo que las empresas que dan hosting gratis no suelen tener el servicio de pago más competitivo.

El web hosting gratis es mala idea

Creo que con todo lo que he comentado, habrás entendido ya por qué buscar un servicio de alojamiento web gratuito no es una buena idea. Pero te lo resumo recordando los principales argumentos.

  1. No tendrás un dominio propio. Eso es malo para tu imagen y tu SEO, además de perder la oportunidad de monetizar tu web y de depender totalmente de tu proveedor.
  2. Te darán una página web muy capada, que no podrás configurar en función de tus necesidades.
  3. La migración a un hosting profesional y un dominio propio puede complicarse y hacerte perder todo lo conseguido al nivel SEO.
  4. Y, finalmente, el alojamiento web tiene un precio muy razonable. No es un gasto que merezca la pena recortar.

Yo también cometí el error de usar un hosting web gratuito

Fue hace muchísimos años, así que casi se podría considerar que ha prescrito. Durante unos meses, configuré la página web de mis servicios profesionales en una web gratuita. Pero, en cuanto tuve que imprimir una tarjeta de visita, me entraron dudas. Al final, después de unas pocas semanas, cambié a un dominio propio.

De hecho, este blog también lo empecé en una plataforma gratuita. Y eso me supuso bastantes quebraderos de cabeza. Contraté un hosting y dominio con el mismo proveedor, antes de migrar a otro alojamiento y usar la solución de WordPress. Más adelante, volví a cambiar de hosting, sin ninguna complicación, porque ya lo tenía todo en un formato muy estándar.

Así que, si quieres aprender de mis errores, no busques un hosting gratuito. Investiga el mercado y consigue un buen alojamiento profesional. Compensa, y mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.