Reinversión de beneficios para incrementar las ganancias de tu negocio

reinversión de beneficiosLograr un superávit sostenible es un objetivo fundamental para cualquier organización, y en particular para los negocios. Pero para que las ganancias sigan creciendo a medio y largo plazo, hay un elemento clave: la reinversión de beneficios. Y eso implica saber cómo utilizar ese dinero de manera estratégica.

¿Qué es la reinversión de beneficios?

Desde el punto de vista económico, un superávit, también conocido como beneficio o ganancia neta, es la diferencia positiva entre los ingresos y los gastos de una empresa durante un período determinado. Es lo contrario del déficit, o pérdida.

En la práctica, en lugar de embolsar este excedente, los emprendedores tienen otra opción, que consiste en reinvertir las ganancias. El beneficio puede entonces ser utilizado para expandir el negocio. También puede ser reinvertido en otros mercados, como acciones o divisas, entre otros. En este artículo, exploraremos distintas opciones para aprovechar las ganancias e incrementar beneficios futuros.

Vamos a suponer, para facilitar el razonamiento, que el beneficio conseguido va asociado con un flujo de tesorería positivo muy similar. No tiene porque ser siempre así, pero el propósito del artículo no es hablar de la diferencia entre resultados y tesorería.

Expansión o mejora del negocio

Reinversión de beneficios en expansión

Si el negocio está funcionando bien, el primer reflejo que tiene un emprendedor es sencillamente pensar en grande. Me refiero a ampliar la empresa, algo que se puede conseguir de múltiples maneras.

La más obvia quizás es abrir nuevas ubicaciones para el negocio. Por ejemplo, si tienes un restaurante que funciona, puedes pensar en abrir otro establecimiento en la misma ciudad, y después ir conquistando nuevas regiones. O, si has lanzado una web exitosa en España, podría plantear hacer una versión en inglés, francés y alemán para ir a otros países.

Otra opción es introducir nuevos productos y servicios. Así, puedes aprovechar la estructura que ya tienes, pero ampliar tu oferta. Incluso podrías entrar en nuevos mercados. Pon que has lanzado con éxito una bebida refrescante con sabor a limón. Podrías iniciar una gama con sabor a naranja. O aprovechar tu red de distribución en tiendas de alimentación para meterte en el mercado de las galletas.

Uno de los grandes ejes de crecimiento suele ser el marketing y la publicidad. Así que puedes usar la reinversión de los beneficios en el diseño de una estrategia más completa, y en la compra de espacios publicitarios en todos los formatos que puedan ser útiles para el tipo de negocio que tienes.

Mejorar la eficiencia del negocio

Otra forma de reinvertir las ganancias de tu empresa es intentando mejorar su eficiencia. Hablo de optimizar procesos, mejorar el rendimiento, simplificar la gestión, y mucho más.

Puedes, por ejemplo, invertir en tecnología, lo que suele implicar una automatización y optimización de procesos, lo que a su vez lleva a reducir costes y mejorar la rentabilidad.

Otra posibilidad es que la reinversión de los beneficios se concrete en nuevas formaciones para tu personal. Contar con una plantilla que esté al día de las últimas tecnologías y métodos de trabajo, te puede dar una gran ventaja respecto a tu competencia. Además de permitir una mayor eficiencia y un crecimiento de los beneficios futuros.

Reducción de deuda

Otra forma de reinvertir el importe de tus ganancias en tu negocio es mediante la amortización de préstamos, créditos y otras deudas que tu empresa tuviera. Ahora que los tipos de interés han subido notablemente, los gastos financieros de tener una deuda alta pueden perjudicar tus beneficios futuros. La reducción de esa deuda puede ser una excelente estrategia para mejorar la rentabilidad de tu negocio, y aumentar sus beneficios.

Diversificación de inversiones

Hasta ahora, solo estábamos valorando opciones que contemplaban la reinversión de los beneficios dentro de la propia empresa. Pero lo cierto es que también tienes la posibilidad de diversificar riesgos, y usar tus ganancias para comprar otros tipos de activos.

Las inversiones pueden incluir acciones, bonos u otros activos que generen ingresos adicionales y diversifiquen el riesgo. El dinero puede usarse incluso para comprar activos muy seguros, como participaciones en fondos de inversión de bajo riesgo o compra de bonos del tesoro. Es una buena opción para darle una rentabilidad a la tesorería de la empresa, y hacer que no pierda valor por culpa de la inflación.

De hecho, muchas de esas inversiones financieras pueden ser estrategias temporales. Mientras estés valorando en qué proyecto empresarial merece la pena que inviertas a continuación, puedes tener el dinero ahorrado invertido en activos de poco riesgo, para sacar una rentabilidad mientras tanto.

Reinversión de beneficios en los empleados

Un buen uso de los beneficios empresariales es su distribución parcial a los empleados. Tienes muchas opciones, desde incentivos basados en un objetivo de resultado, hasta la posibilidad de proporcionar participaciones en la compañía.

De esa manera, se espera que los trabajadores tengan más motivación para incrementar los beneficios de la empresa, porque ellos también se beneficiarán. Y todos sabemos que unos empleados más motivados ayudan muchísimo a conseguir una mayor productividad, que a su vez se traduce en beneficios mayores.

Analiza la estrategia financiera de tu empresa

La gestión de la reinversión de los beneficios es solo uno de los muchos aspectos de la estrategia financiera de tu empresa. Si quieres conseguir grandes resultados, necesitarás una planificación financiera sólida, y una evaluación continua de las estrategias implementadas. En particular, te hará falta establecer metas financieras a corto y largo plazo y medir el progreso hacia esas metas.

 

¿Cómo crees que es mejor reinvertir los beneficios de un negocio? ¿En hacerlo crecer? ¿En optimizar su funcionamiento? ¿Comprando activos financieros? ¿Reduciendo deuda? ¿Distribuyendo resultados a los empleados? Me encantaría conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *