Factores de éxito de los recursos humanos en una empresa

recursos humanos en la empresaUn negocio es, antes que nada, una aventura humana. Su éxito se basa principalmente en el talento del equipo. Por eso, la gestión de los recursos humanos en una empresa es un elemento tan importante. Vamos a ver algunos factores claves para optimizar las relaciones humanas y conseguir los objetivos de la empresa.

Un equipo directivo formado en recursos humanos

La gestión del capital humano no es algo que se improvise. Además de técnicas propias de RR.HH. es necesario estar al tanto de los aspectos legales y laborales más importantes, como por ejemplo toda la relación con la Administración Pública. Por eso, es bueno que la persona a cargo del departamento de personal tenga una sólida formación en derecho laboral y seguridad social, por ejemplo, cursando un Máster en Inesem.

El éxito de los recursos humanos en una empresa empieza en la contratación

Si quieres tener personas que sean productivas en sus puestos de trabajo tienes que contratar a los perfiles adecuados para cada puesto de trabajo. Y es fácil decirlo, pero muchas empresas se equivocan en esa fase. Algunas contratan a una persona infra cualificada para ahorrar dinero, otras cometen el error opuesto, poniendo una persona con mucho potencial en un puesto que enseguida le quedará muy pequeño.

Para no equivocarse, primero es importante hacer una buena definición del puesto de trabajo. Hay que ser muy realista, y describir las tareas que tendrá que desempeñar el futuro empleado. A partir de esa definición, se puede especificar qué tipo de profesional, con qué experiencia, qué formación y qué habilidades personales, será la persona adecuada para el puesto.

A partir de ese momento, empieza el proceso de contratación como tal, buscando candidatos que encajen con el perfil establecido. Es fundamental ofrecer una remuneración acorde con el mercado y las responsabilidades del puesto.

Evidentemente, siempre puede haber algún error de casting. Un currículum y una serie de entrevistas, por muy bien conducidas que estén, no puede garantizar que se haya fichado a la persona adecuada. Pero, normalmente, si se hace correctamente el proceso, la inmensa mayoría de las veces existe una buena correlación entre el puesto y la persona contratada.

La integración de los nuevos empleados

Demasiadas empresas se focalizan solo en la contratación, y luego olvidan de integrar a sus nuevos empleados. Y no se trata solamente de tener a alguien para formar a la persona para sus nuevas atribuciones. Son detalles incluso más básicos, como la acogida el primer día. Recuerdo perfectamente como, en uno de mis trabajos, me llevaron a un escritorio, me dieron una serie de folletos sobre la empresa, y me informaron que mi ordenador estaría listo en un par de días, porque el departamento de informática tenía mucho trabajo. No fue la integración más motivadora que he recibido.

Y no hace falta hacer mucho. Presentar al nuevo empleado a las personas con quien estará trabajando más estrechamente, organizar alguna reunión que permita conocerse un poco más, o incluso simplemente planificar una comida o un desayuno. Por supuesto, también es importante preparar la formación al nuevo puesto.

Por supuesto, no es una tarea exclusiva del departamento de recursos humanos. La mayor responsabilidad la tiene la jerarquía directa del nuevo empleado. Pero RR.HH. tiene que coordinar y asegurarse de que todo vaya bien.

Definir una política de incentivos

La principal motivación que tiene cualquier asalariado es poder cobrar el sueldo a finales de mes. Pero, más allá del dinero, hay muchos factores que influyen en la motivación y el compromiso de una persona con la empresa con quien trabaja.

  • Tener una retribución que toma en cuenta sus buenos resultados siempre se agradece. Y por eso, siempre que sea posible, es recomendable incluir alguna remuneración variable.
  • Disponer de servicios y coberturas sociales adicionales también es un aspecto que se valora mucho. Un seguro privado de salud, un coche de empresa, o cualquier otro tipo de beneficios son elementos que la mayoría de los empleados aprecian.
  • Un ambiente de trabajo No es lo mismo trabajar con un jefe tirano que con otro que escucha las sugerencias, aporta una crítica constructiva, corta los conflictos entre las personas de su equipo y resalta los logros obtenidos. Los recursos humanos en una empresa dependen mucho de cada persona que dirija un equipo, pero el departamento de RR.HH. puede velar a que se apliquen las mejores prácticas.

Medir la productividad del personal

¿Cómo saber si una persona está rindiendo al nivel que se esperaba de ella cuando fue contratada? La única forma de tener una información objetiva es procurar diseñar indicadores cualitativos y cuantitativos. En profesiones comerciales o productivas, es relativamente fácil. Solo basta saber cuánto ha vendido un vendedor cada mes, o cuanto ha producido un obrero. Pero, para otros muchos trabajos, la cosa se complica. Por ejemplo, ¿cómo se calcula la productividad de un administrativo?

No siempre van a ser indicadores perfectos, pero es importante tener algunos para tener una visión clara del rendimiento de cada uno, más allá de las simples apreciaciones subjetivas que pueda tener un jefe.

El rol de la formación en los recursos humanos de una empresa

Cuando contratas a una persona, intentas adecuar su perfil a las necesidades del puesto. Pero vivimos en una economía muy cambiante, y pueden pasar muchas cosas. Rápidamente, el puesto evoluciona, y eso requiere que el empleado actualice sus conocimientos. Piensa en los cambios tecnológicos que suceden constantemente. También puede ocurrir que quieras aprovechar el talento del empleado en un nuevo puesto.

Para todas esas situaciones, es imprescindible tomar en serio la importancia de la formación para empleados. Además, no solo permite que cada uno pueda desempeñar mejor su trabajo, sino que es otra herramienta para motivar al personal. Por lo general, a mucha gente le gusta desarrollar nuevas capacidades, y la formación es una forma de lograrlo.

 

Esos son algunos de los factores de éxito para una buena gestión de recursos humanos en una empresa. ¿Cuáles añadirías? Puedes dar tu opinión en la sección de comentarios.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *