¿Qué significa el SEO? Y por qué puede ayudar a tu negocio

qué significa el SEOSeguramente habrás escuchado hablar muchas veces del SEO, al que también se le llama posicionamiento web o incluso posicionamiento en buscadores. Hoy te voy a contar qué significa SEO, desde la definición del término hasta sus aplicaciones prácticas más habituales. Así, entenderás por qué una estrategia basada en este concepto puede ayudar tu negocio a crecer y conseguir nuevos clientes.

¿Qué significa la palabra SEO?

Si estás aquí es porque te preguntas qué es SEO, ese acrónimo que siempre sale a colación cada vez que se habla de negocios digitales. Las iniciales vienen de un término en inglés, Search Engine Optimization, lo que se traduciría literalmente como Optimización en Motor de Búsqueda. Pero, en español, no se suele usar esa traducción literal. Se emplean más bien los términos posicionamiento en buscadores o, más frecuentemente, posicionamiento web. Aunque la palabra más usada es simplemente SEO.

Todos esos conceptos indican el propósito final de una estrategia de SEO: que una web o una página concreta de un sitio aparezca bien posicionada entre los resultados de Google y de otros buscadores cuando los usuarios entran unas palabras claves en concreto.

¿Cómo funciona Google y qué significa para el SEO?

Un poco de historia

En los primeros años de Internet, cuando se multiplicaban los nuevos sitios web, enseguida surgió un problema. ¿Cómo organizar toda esa información? Al principio, se crearon unos directorios, emulando lo que se llevaba haciendo con las guías empresariales como las Páginas Amarillas. Pero, con miles, y luego millones de sitios, esa solución se volvió enseguida impracticable, y surgieron los primeros buscadores.

Ecwid

Aparece Google y su algoritmo

En 1998, dos estudiantes de Stanford, Larry Page y Sergei Brin, crean un nuevo buscador, que toma en cuenta los enlaces entrantes para determinar la relevancia e importancia de una página web, y posicionarla en los resultados de búsqueda. El éxito de Google es muy rápido, y pronto se convierte en el portal de referencia para encontrar información en Internet.

¿Cómo funciona el algoritmo de Google?

Para poner orden en los miles de millones de páginas web y dominios que existen en el mundo, el algoritmo de Google analiza una multitud de informaciones.

Ya he citado que, desde sus orígenes, toma en cuenta los enlaces que recibe un sitio por parte de otras webs, los llamados backlinks. Se consideran unos votos de confianza por parte de las otras páginas, por lo que, generalmente, cuantos más enlaces recibe un sitio, más relevante es. Obviamente hay muchos matices: los enlaces tienen que venir de páginas con autoridad, coherentes al nivel de temática, ser naturales, y mucho más.

Google también analiza las palabras usadas en una página web, lo que le permite entender sobre qué tema trata.

Además, el algoritmo toma en cuenta factores como la velocidad de carga del sitio, la usabilidad, la versión móvil, la estructura interna de los enlaces, la popularidad en redes sociales…

Lo cierto es que hay probablemente cientos de parámetros en el algoritmo actual, cuyo objetivo sigue siendo ofrecer la información más relevante y de mejor calidad a los usuarios del buscador.

¿Qué significa un cambio de algoritmo para el SEO?

Como puedes imaginar, el algoritmo de Google actual tiene poco que ver con las primeras versiones de hace más de dos décadas. La empresa californiana ha ido afinando sus criterios, a la vez que intenta detectar quienes procuran aprovecharse de las limitaciones del algoritmo para posicionarse mejor.

En los inicios del buscador, cuando la gente se dio cuenta de que Google valoraba muchos los backlinks, de repente se multiplicaron las granjas de enlaces. Eran páginas web de poca calidad que mandaban enlaces hacia otras para hacerlas subir en los resultados del buscador. Desde entonces, hay un juego permanente del ratón y el gato entre Google y los profesionales del SEO.

Cada vez que hay un cambio de algoritmo, los expertos de SEO intentan entender qué ha pasado, para adaptar su estrategia y posicionar mejor las páginas web de sus clientes. Y si Google detecta alguna práctica que considera abusiva, toma acciones para la siguiente actualización del algoritmo.

Pero, aunque pueda haber cambios, hoy en día la situación es más estable, porque los criterios son mucho más acertados y difíciles de manipular. Es necesario saber SEO para optimizar el posicionamiento, pero la base es tener una web con contenido de calidad, y eso no se improvisa.

¿Qué significa el SEO para tu negocio?

El tráfico de los buscadores es una enorme fuente de clientes

Hoy en día, todo el mundo usa Google para buscar información en Internet. ¿Qué tiempo va a hacer? ¿Dónde hay un restaurante con comida tailandesa? ¿A qué hora empieza la película? ¿Dónde encontrar proveedores de ropa para mi tienda? ¿Un profesor nativo de chino? En realidad, para casi cualquier cosa que te preguntes encontrarás una respuesta en Google. Sigue siendo la página más usada en el mundo, y la principal fuente de visitas para la mayoría de las páginas web.

Si vendes algo, seguro que hay alguien que busca información al respecto en Google. Por eso es tan importante que consigas posicionarte en los resultados del buscador, para que esa persona te encuentre antes que a tus competidores potenciales.

Un ejemplo concreto del impacto del SEO

Imagina que tu idea de negocio es montar una tienda online de patinetes eléctricos. Si consiguieras posicionarte el primero en los resultados de Google para la palabra clave “patinetes eléctricos baratos”, tu sitio aparecería en unas 12.000 búsquedas al mes en España.

Contando con que el primer resultado recibe aproximadamente un 30% de esas búsquedas, estamos hablando de 3.600 visitas mensuales a tu tienda, de personas que obviamente están interesadas en comprar un patinete. Aunque solo convirtieras un 10% de esas visitas en venta, estarías facturando 360 patinetes al mes.

Es solo un ejemplo del poder del SEO. Obviamente, hay mucha competencia, y no es tan fácil ser el primero o aparecer en la primera página. Pero merece mucho la pena trabajar el posicionamiento web.

¿Cuáles son los principales factores a tomar en cuenta para el SEO de tu negocio?

  1. Necesitas una web propia, con nombre de dominio y alojamiento.
  2. Tu sitio tiene que estar optimizado para cargar muy rápido.
  3. Las páginas de tu web tienen que contener las palabras claves relevante de tu nicho, de forma natural y sin sobre optimizar. En particular, tienes que usar variaciones y sinónimos.
  4. El diseño de tus páginas debe ser agradable, con espacios, imágenes, y una estructura fácil de entender.
  5. La calidad de tus contenidos o de tus servicios tiene que destacar, es la mejor estrategia para que otras páginas te enlacen, dándote cada vez más autoridad.
  6. Tienes que organizar la estructura de tu web, optimizando los enlaces internos.
  7. Probablemente necesites ayuda técnica, por lo que deberías valorar contratar un servicio de asesoramiento SEO.

 

Espero que con este artículo tengas claro qué significa el SEO, y, sobre todo, como puede ayudar a tu negocio para pasar al siguiente nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.