¿Por qué usar una agencia de traducción para tu empresa?

agencia de traducción empresaLas empresas cada vez más tienen que hacer negocios en diferentes idiomas, tanto al nivel nacional como si quieren internacionalizarse. La demanda de una buena agencia de traducción se ha convertido en algo muy habitual, y sin duda ya lo habrás considerado para tu empresa. Hoy vamos a ver los motivos que justifican contratar unos servicios de traductores para ayudarte a conseguir los objetivos de tu negocio.

España es un país con varias lenguas oficiales

No es una noticia que en España hay idiomas cooficiales en seis comunidades autónomas. Aunque la inmensa mayoría de la población hable castellano, para una empresa, poder dirigirse en el idioma nativo de sus clientes o socios de negocios puede ser una estrategia interesante. Pongamos que tienes una empresa basada en Andalucía y quieres mejorar tus ventas en Cataluña. Entonces, contratar una agencia de traducción en Barcelona te puede ayudar a comunicar en catalán y quizás lograr más negocio.

Los negocios de tu empresa son internacionales: necesitas una agencia de traducción

Si no estás exportando, estás perdiendo muchas oportunidades. No importa si fabricas productos o vendes servicios, es casi seguro que hay formas interesantes de internacionalizar tu empresa para incrementar tu actividad. Vivimos en un mundo globalizado, y la tendencia sigue siendo tener más intercambios.

Y no hace falta irte muy lejos. Los vecinos más cercanos de España, como Portugal, Francia o Marruecos, tienen todos idiomas diferentes. Cualquier negocio que quieras hacer con ellos implicará una traducción, recurras a una agencia o no.

Los traductores automáticos han mejorado, pero no son perfectos

Está claro que un servicio como Google Translate puede ayudar a salir del paso en muchas ocasiones. Es más, en los últimos años han mejorado mucho el algoritmo, y por lo general, se entiende bien el sentido del texto traducido, al menos cuando se hace entre idiomas muy comunes.

Pero, es un “pero” muy grande, esas traducciones automáticas no son perfectas. En muchos casos, van a usar una palabra equivocada, porque todavía les cuesta usar la traducción adecuada en función del contexto.

En los negocios, por una cuestión de imagen, no te puedes permitir que haya errores en tu comunicación. Al igual que queda muy feo si hay faltas de ortografía en tus textos en español, los textos mal traducidos dan mala imagen. El cliente pensará que has usado un software automático, y acertará.

Cuando veo las traducciones en algunos menús de restaurantes en sus versiones en francés o en inglés, a veces paso mucha vergüenza ajena. Y lo mismo ocurre con algunas páginas web mal traducidas.

No te puedes permitir eso, necesitas una traducción bien hecha.

No puedes desperdiciar el tiempo de tus trabajadores bilingües

Otro recurso que emplean muchas veces las empresas es contar con sus propios trabajadores bilingües para hacer las traducciones. Pero eso no es un uso óptimo de su tiempo. Normalmente, esas personas tienen otras atribuciones, y hacerlo traducir contenidos les impide cumplirlas. Además, como no es su trabajo habitual, no tienen el mismo rendimiento que una agencia que se dedica solo a la traducción.

La consecuencia es que, o dedican tiempo a la traducción, y entonces su trabajo se resiente, o dejan la traducción para momentos de menos carga de trabajo, y entonces tardas muchísimo en disponer de tus contenidos en otros idiomas. No suele ser muy óptimo, como muchas veces cuando se le pide a un empleado asumir trabajos para los que no se le contrató al principio.

Traducir no es solo hablar otro idioma

Ya que estamos hablando de los empleados bilingües, quisiera destacar otro motivo para usar una agencia de traducción para tu empresa. Es que hay una diferencia notable entre traducir y hablar otro idioma. Es decir que, si quieres tener la traducción de un texto de un idioma a otro, no basta con que la persona que lo vaya a hacer hable ambas lenguas. La traducción implica técnicas específicas, vocabulario técnico y un saber hacer para conseguir un resultado profesional.

Los traductores independientes solo trabajan en un idioma o dos

En el mercado hay muchos traductores independientes. Algunos son grandes profesionales, otros son extranjeros o personas que hablan idiomas y le intentan sacar partido, sin ser realmente traductores. Pero voy a dejar ese asunto de lado de momento.

Para ser un buen profesional, la norma es traducir hacia tu idioma materno. Es decir que, si yo fuera traductor, tendría que limitarme a traducir hacia el francés, a pesar de que lleve media vida hablando y escribiendo en español. Esa regla permite asegurar que el contenido final siempre sea completamente profesional y natural.

Pero, al mismo tiempo, esa norma es muy restrictiva y hace que un traductor independiente solo trabaje habitualmente en uno, dos o a veces tres idiomas, y siempre en un solo sentido. Es decir, te podrá traducir de español a inglés, pero no viceversa.

Es por eso que una agencia de traducción para empresa, que cuenta con muchos profesionales, tiene ventaja, porque te puede ofrecer un abanico de idiomas mucho más amplio.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *