Los mejores países para emprender en Europa

mejores países para emprender en EuropaRegularmente se publican estudios sobre la competitividad de los países y sobre si presentan un entorno favorable a los emprendedores. Una de las publicaciones de referencia en este tipo de estudios es Global Entrepreneurship Monitor (GEM). He seleccionado los cinco mejores países para emprender en Europa, dentro de los que estaban recogidos en el estudio 2022/2023. Me parece un dato interesante para cualquier persona que quiera montar un negocio, y valorar las distintas opciones dentro de nuestro continente.

Los cinco mejores países para emprender en Europa, según GEM

El estudio ha analizado las condiciones para emprender en una selección de unos 51 países del mundo, que están clasificados en base a un índice. Calculado con 13 criterios, el National Entrepreneurship Context Index (índice de contexto de emprendimiento nacional, o NECI), permite tener una visión general de qué países lo hacen mejor en términos de proporcionar un entorno favorable a la creación de empresa, y quienes no tanto.

Los cinco países mejor clasificados procedentes de Europa son Países Bajos (5.9), Lituania (5.8), Suiza (5.8), Letonia (5.5) y Noruega (5.2). Para que tengas una referencia, España es uno de los países que peor parados salen en esta lista. Con 4.0 puntos, es el penúltimo país europeo. Solo Polonia (3.8) tiene peor nota.

Vamos a ver más en detalle los cinco países más atractivos.

¿Por qué Suiza es un país favorable para emprender?

Dentro de los criterios que más puntúan en Suiza, están unas muy buenas infraestructuras (tanto físicas, como comerciales y profesionales), un nivel alto de investigación y desarrollo, poca burocracia, y por supuesto un buen acceso a la financiación empresarial. Por eso mucha gente contacta con una gestoría en Suiza para preguntar sobre la posibilidad de iniciar un negocio en este país.

Hay otro factor obvio, aunque no aparece en el informe de GEM. Suiza está situada en el corazón de Europa, lo que la convierte en un sitio ideal para comerciar y trabajar con clientes y empresas de todo el continente. Además, es un país conocido por su estabilidad política, que se caracteriza por su neutralidad, lo que permite tener menos influencia de grandes acontecimientos internacionales. Y no olvidemos su conocido sector financiero. Como además la formación de sociedad en Suiza es relativamente sencilla, no es sorprendente que muchos emprendedores elijan este país como base de operaciones.

Las ventajas de los Países Bajos

En la cabeza de los países europeos en esta selección (aunque con poca diferencia con los dos siguientes) están los Países Bajos. Históricamente, es un país que basó su poder en el comercio más que en la fuerza militar, y se nota que esa cultura empresarial ha perdurado hasta nuestros días. Destaca en finanzas empresariales y en el acceso a la financiación, en la educación para emprender, tanto en la escuela como en la universidad. Otro punto fuerte son las pocas barreras de entrada regulatorias para la creación de empresa.

De una manera parecida a Suiza, los Países Bajos tienen una situación geográfica muy ventajosa, puesto que se encuentran ubicados entre las tres economías más potentes de Europa: Alemania, Reino Unido y Francia.

La opción de emprender en Lituania

Los países nórdicos, tanto los bálticos como los escandinavos, tienen en general buenas puntuaciones en esta clasificación. En el caso de Lituania, la mayor economía dentro de los países bálticos, los puntos fuertes más destacados son las infraestructuras, tanto físicas como comerciales y profesionales. También saca buena puntuación en educación para emprender en la escuela, en el acceso a las finanzas empresariales y en las normas sociales y culturales.

Además, pese a las tensiones geopolíticas actuales con Rusia, Lituania puede ser una puerta de entrada para comerciar con su gigante vecino. Es otra de las ventajas que suelen considerar las personas que se plantean emprender en Lituania.

Montar una empresa en Letonia

El otro país báltico destaca para numerosos criterios. Hay pocas barreras de entrada regulatorias, las dinámicas del mercado son favorables a la entrada de nuevas empresas, hay buena educación para emprender en la escuela. También hay buenas infraestructuras comerciales y profesionales, apoyo del gobierno en programas para ayudar a los emprendedores, y un acceso facilitado a la financiación empresarial.

Emprender en Noruega

Es uno de los países más ricos del mundo, gracias a sus reservas de petróleo, pero el gobierno del país ha sabido gestionar esa ventaja con mucha precaución, creando un fondo soberano que reinvierte los beneficios de la explotación petrolera. Según el estudio de GEM, el punto más fuerte de Noruega (en comparación siempre con otros países) es la calidad de su infraestructura comercial y profesional. También destacan la formación para emprender en la universidad y las infraestructuras físicas.

Los límites de este tipo de estudios

Son análisis con metodologías propias

Cada vez que sale algún tipo de ranking como Global Entrepreneurship Monitor, mi opinión es que hay que tomárselo con cuidado. Creo que es una herramienta válida para sacar conclusiones generales. Por ejemplo, si Emiratos Árabes Unidos tiene la mejor puntuación de la clasificación, con 7.2 y Venezuela tiene la peor con 3.2, creo que no nos arriesgamos mucho en decir que el primer país es bastante más favorable para emprender que el segundo.

Pero cuando las diferencias son mínimas, la cosa ya es muy distinta. El cálculo hace una media de 13 factores. Si se hubiera hecho con solo 10 criterios, o ampliándolos a 15, seguramente los resultados serían diferentes. Por eso, en mi opinión, no hay una diferencia sustancial entre los entornos de Suiza, Países Bajos o Lituania.

No se estudian todos los países

Quizás la ausencia más significativa de esta clasificación es Estonia. Está claro que se trata de uno de los países menos poblados de Europa, pero también es uno de los más avanzados al nivel tecnológico. Es famoso por su residencia electrónica para empresas y emprendedores individuales, por citar un ejemplo.

Teniendo en cuenta que en la lista aparecen 51 países de todo el mundo, van a faltar muchos países europeos. Y no hablemos de los microestados como Andorra o Mónaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio