Una furgoneta de ocasión puede ser una inversión inteligente para tu negocio

furgoneta de ocasiónLos vehículos comerciales e industriales ligeros son herramientas necesarias en muchas empresas, y no solo en aquellas que se dedican al transporte. A la hora de invertir, como ocurre con todos los activos fijos de mucho valor, es recomendable analizar si te compensa optar por un equipo de segunda mano, en lugar de comprar uno nuevo. Hoy vamos a ver porque puede ser inteligente elegir una furgoneta de ocasión para tu negocio, destacando algunas de las ventajas asociadas.

Principales motivos para comprar una furgoneta de ocasión

Sale mucho más económico

Si estás pensando en comprar un ligero de segunda mano, es probable que tu primera motivación sea el precio. Ya sabemos que cualquier vehículo pierde valor en el momento de su matriculación, y que se pueden conseguir medios de transportes en perfectas condiciones y con un gran descuento respecto al nuevo.

Ecwid

Un emprendedor siempre procura hacer una mejor optimización de sus recursos financieros, que por definición son limitados. Por eso, elegir equipos de ocasión suele ser una estrategia muy rentable.

Una furgoneta de ocasión se puede financiar

A veces tenemos la preconcepción de que las entidades financieras solo otorgan créditos y leasings para equipos nuevos. No es el caso. Las inversiones en equipos suelen sumar grandes cantidades. Como cuentan con una contrapartida física, los bancos y las financieras suelen estar dispuestos a aportar financiación, independientemente de si se trata de un vehículo nuevo o de segunda mano. Eso, siempre que el activo tenga un valor residual suficiente, por supuesto.

Esto significa que, para comprar el vehículo comercial o industrial de segunda mano, no siempre es necesario desembolsar todo el dinero de golpe. Gracias a la financiación, el impacto sobre la tesorería del negocio puede ser mucho más leve y progresivo.

Muchos vehículos ligeros de segunda mano vienen con garantía

En España, cuando la compraventa de un vehículo de ocasión se produce entre dos profesionales, no existe más garantía que la que viene reflejada en el contrato de venta. El motivo es que se supone que, por ser profesional, el comprador debería ser capaz de valorar el estado del vehículo.

Pero, que no exista la obligación de dar garantía en este caso no implica que todos los vendedores prescindan de ella. En muchos casos, se suele ofrecer, porque se sabe que es un servicio que da mucha más confianza al comprador. Por lo tanto, adquirir una furgoneta de ocasión no tiene porque implicar tomar un riesgo importante sobre el estado del vehículo.

Disponibilidad inmediata y gran variedad de elección

En muchos casos, cuando buscas un vehículo nuevo concreto, lo tienes que pedir al constructor, lo que puede implicar unos plazos de fabricación y entrega. En el mercado de segunda mano, dispones de forma inmediata de una gran variedad de camiones y furgonetas de ocasión. Eso te permite elegir un vehículo con las características que mejor encajen con tu negocio, con la ventaja de poder llevarlo en cuanto te pongas de acuerdo sobre el precio y pagues.

¿Qué tipo de negocio puede tener interés en una furgoneta de ocasión?

La verdad es que son muchos los emprendedores que sacan un gran partido a la compra de un vehículo ligero. Si tienes una pequeña empresa de reformas, necesitas espacio para llevar tus equipos, herramientas, y los materiales que compras para las obras. Muchas tiendas necesitan poder entregar y recoger algunos productos. Son muy habituales los casos de dueños de restaurantes que van personalmente a recoger el género en el mercado, y también necesitan una furgoneta para hacerlo.

Por lo general, optar por un vehículo de segunda mano es muy interesante para aquellos negocios que hacen un uso ocasional o poco intensivo de la furgoneta. Me refiero a pocos desplazamientos, o a distancias diarias cortas. En el caso de tener una actividad que requiere una utilización muy intensiva del camión, como una empresa de mensajería, también valdría optar por un vehículo de ocasión, pero sería mejor usar uno con poca antigüedad. En un país donde el parque es generalmente antiguo, comprar una furgoneta con pocos años es una gran mejora.

 

¿Y tú? ¿Vas a comprar una furgoneta de ocasión para tu negocio? ¿Ya lo hiciste? ¿Para qué la usas? Puedes compartir tu experiencia en la sección de comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *