6 formas de conseguir dinero para tu pequeño negocio

conseguir dinero negocioHoy en día hay muchas opciones para montar una empresa sin demasiada inversión. Sin embargo, casi todos los negocios requieren un mínimo de aportación de liquidez. Además, una vez estés emprendiendo, es posible que estés sometido a algunas tensiones de tesorería, por ejemplo porque un cliente importante tarda más de lo acordado en pagarte una factura de mucho valor. Si necesitas una cantidad relativamente pequeña, pero no dispones de mucho tiempo para lograrla, aquí te he preparado algunas opciones para conseguir el dinero rápido.

Solicitar un préstamo de emergencia

Ya sabes a qué tipo de financiación me refiero, les llaman préstamos de emergencia sin verificación, pero también microcréditos rápidos y otros muchos nombres. Tiene como gran ventaja que se pueden conseguir en cuestión de minutos, y sin casi requisitos. La contrapartida es un elevado coste de intereses. En cualquier caso, este tipo de opción solo la tendrías que valorar si tienes la seguridad de que vas a poder devolver el dinero en el tiempo impartido. De otra forma, solo estarías complicando tu situación financiera.

Vender un activo que no es tan necesario

Todos tenemos en casa objetos que no usamos. Muchas veces, la suma de todas las cosas que están cogiendo polvo en armarios y cajones puede llegar a una cantidad interesante. En un negocio, puede pasar lo mismo. Es bastante habitual que tengas algunos activos no estratégicos. Por ejemplo, esas existencias de productos sin vender que tienes desde hace tiempo y a los que podrías sacar partido con el descuento adecuado. O algunos equipos de segunda mano que ya no se usan. Vender algo no estratégico puede ser una solución muy efectiva para conseguir ese dinero que necesitas con urgencia.

Ahorrar en los pagos de tu negocio

La cuenta de resultados se puede mejorar de dos maneras, incrementando los ingresos o bajando los gastos. Con la posición de tesorería pasa algo similar. Tienes la alternativa de cobrar más, pero también la de pagar menos. Lo comento, porque en muchos negocios los emprendedores dan por hecho que los gastos fijos no se pueden tocar. Y no es así. Puedes buscar proveedores más económicos, reducir tu gasto energético, negociar tarifas, incluso conseguir que el propietario de las instalaciones acepte una rebaja del alquiler o una carencia temporal.

El recurso del dinero del amor

Probablemente ya conocerás el concepto del “Love Money”, que también se conoce de la forma menos simpática de las 3 efes: Family, Friends and Fools (literalmente, la familia, los amigos y los tontos). La idea es que consigas ese dinero que necesitas para arrancar tu negocio o para pasar un apuro temporal pidiéndolo a alguien cercano, que además probablemente no te vaya a cobrar intereses por ello. Eso sí, antes de usar ese recurso, valora muy bien lo que consideras lo más importante: el dinero o la relación con esa persona. A menudo, una deuda, por pequeña que sea, puede complicar bastante las cosas.

Haz cambios en tu modelo de negocio

Uno de los problemas más habituales que puede tener un pequeño negocio es depender del pago de un cliente importante. Eliminar ese riesgo no es fácil, pero merece la pena intentarlo. El primer paso debería ser que intentes reducir, y luego incluso eliminar, la posibilidad para tus clientes de comprar a crédito. Como no lo puedes hacer sin más, una opción interesante es rediseñar tu modelo de negocio hacia soluciones como la suscripción, que por diseño hace que los clientes te paguen antes de usar tus productos o servicios. Lograrás así una situación de tesorería mucho más estable.

Encuentra nuevas formas de generar ingresos

Casi todos los profesionales tienen un área de conocimiento específica que podrían monetizar de una forma u otra. Puedes, por ejemplo, usar tu experiencia para vender servicios de consultoría. No tiene porque ser una actividad recurrente para ti. Basta con que te permita solucionar el bache financiero. De la misma manera, puedes recibir dinero por dar formaciones. Es cuestión de moverse, pero hay muchas oportunidades para personas cualificadas.

Como alternativa, puedes encontrar un trabajo a tiempo parcial que harás durante un tiempo limitado, hasta haber resuelto la situación. También puedes alquilar una habitación de tu casa, crear y vender artesanías, dar clases particulares, y muchas más estrategias.

Procura tomar medidas para no tener tensiones de tesorería

Si pasaste por un susto, deberías aprender de la experiencia y tomar algunas medidas para evitar que vuelva a pasar. Algunas soluciones pueden ser:

  • Poner algunas condiciones más estrictas para los clientes que pagan tarde, llegando a obligarles a pagar por adelantado las próximas veces o exigiéndoles un mayor precio para compensar el coste y el riesgo financiero.
  • Crear una reserva de dinero para tu negocio, suficiente para cubrir situaciones excepcionales. Significará tener que ahorrar más durante un tiempo, pero luego te dará mucha tranquilidad.
  • Diversificar tu actividad para no depender de esos clientes que pagan tarde.
  • Encontrar soluciones de financiación a medio y largo plazo para disponer de más dinero, mediante un socio capitalista u otras opciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *