Como contratar un plan de empresa para tu negocio

Cuando tienes un proyecto empresarial entre manos, es recomendable que dispongas de un plan de negocio para valorar su viabilidad. Sin embargo, realizar este tipo de estudio requiere tiempo y conocimientos, por lo que puede ser una muy buena opción contar con un asesor profesional para elaborarlo. En este artículo te voy a dar consejos para contratar un plan de empresa con las mejores garantías. Sé de lo que hablo, me dedico a ello.

¿Un plan de empresa? ¿Para qué?

No me voy a extender demasiado sobre eso, porque quiero enfocar el artículo a los consejos para contratarlo, pero me parece que tenía que mencionar rápido los principales motivos para hacer un plan de empresa antes de arrancar un proyecto:

  • Te permite entender mejor los aspectos claves del negocio.
  • Su exhaustividad permite anticipar y planificar mejor el negocio, optimizando recursos y minimizando errores. Emprendes con un conocimiento global del proyecto.
  • Es una referencia para seguir la actividad posteriormente.
  • Es una síntesis que te ayuda a presentar el proyecto a bancos, inversores, administraciones.

A mí me parece una excelente herramienta de planificación, que te da mucho más opciones de conseguir tus objetivos empresariales, pero un buen plan de empresa no garantiza el éxito de un negocio. El factor humano es el más importante. Déjame explicártelo con un símil: si a mí me das un coche con todos los controles técnicos en orden, los neumáticos nuevos, y un buen gps, y por otro lado le das a Fernando Alonso le das un coche cualquiera, sin mantenimiento, ni gps, no tengo muchas dudas de que él va a ganar, porque es el mejor piloto. Pero a igualdad de habilidades, ¿Quién tendrá más opciones? Pues eso.

Y déjame también decirte para qué no sirve un plan de negocio:

  • No es un formulario que hay que rellenar con algunas cifras porque te lo han pedido desde tal o tal instancia. Un plan de empresa es una herramienta de análisis y decisión, sino es totalmente inútil.

Tus opciones cuando necesitas planificación estratégica para tu proyecto empresarial

Si como yo estás convencido de que un plan de negocio es una herramienta muy útil para maximizar las opciones de tu negocio, entonces tienes que elegir entre 3 grandes opciones para prepararlo.

  • Lo haces tú completamente. Una opción muy válida si tienes una formación en administración de empresas o en diseño de herramientas de planificación. Pero hay que reconocer que a la mayoría de las personas les costaría hacer un balance provisional, o cuadro de tesorería o incluso una cuenta de explotación, por solo citar la parte más financiera del estudio.
  • Usas una plantilla encontrada por Internet. Es cierto que te puedes encontrar páginas que venden formatos predefinidos, o incluso organismos públicos que tienen sus propias herramientas. También hay multitud de ejemplos de planes de negocio que uno podría copiar y adaptar a su propio caso. Sin embargo, no hay dos negocios iguales, y rellenar una plantilla estándar raramente te permitirá presentar tu proyecto en toda su originalidad y en sus especificidades. No se suele emprender para hacer exactamente lo mismo que los demás, sino para aportar valor. Si copias la estructura de un plan que fue diseñado para otro proyecto, corres el riesgo de no tener una imagen fiel al tuyo.
  • Contratar el plan de empresa a un profesional. Es cierto que te costará más dinero, pero como lo veo yo, es una inversión, ya que un buen profesional te ayudar a tener un estudio personalizado, que te permitirá entender mejor los aspectos claves de tu negocio y tomar decisiones más informadas.

¿Qué factores deberías tomar en cuenta a la hora de contratar tu plan de negocio?

  • Elegir a un especialista. Muchas gestorías ofrecen la elaboración del plan de empresa a sus clientes como un servicio adicional. No dudo de que algunas lo hagan muy bien, pero en muchos casos, como es algo periférico a su actividad principal y no son especialistas, no ofrecen la misma calidad ni la misma profundidad que un experto en planes de negocio puede dar. Es mi caso. Preparo estudios personalizados, es el corazón de mi actividad, no un servicio adicional. Tengo el conocimiento acumulado de muchos proyectos realizados, pero siempre busco los factores diferenciales para hacer un estudio fiel y original.
  • Preferir la personalización. Lo dije antes de las plantillas, pero también puede pasar si contratas a un bufete para preparar tu plan de empresa. Si te mandan preguntas genéricas, deberías estar alerta, porque ¿Cómo van a ajustarse a la realidad de tu negocio si preguntan lo mismo a todos? Yo lo que hago es primero pedir al cliente que me explique su proyecto de forma resumida. Una vez que tengo una idea aproximada del modelo de negocio y de los principales aspectos, paso a preparar unas preguntas personalizadas. Evidentemente, la estructura será similar de un proyecto a otro, pero insisto más o menos sobre algunos aspectos, añado preguntas y quito otras, las voy adaptando y personalizando en función de cada negocio y de cada planteamiento.
  • Hablar con varios profesionales. Pedir varios presupuestos debería ser una norma cada vez que se compra un producto o servicio, y más cuando es algo de cierto valor y de gran importancia estratégica. Pero no se trata solo de comparar precios, sino de dialogar con los profesionales para entender exactamente qué hacen y hasta qué punto su trabajo es personalizado. Muchos de los que proponen un precio muy por debajo de la media trabajan realmente con plantillas hechas y no dedican mucho tiempo a la elaboración del plan. Y tiene sentido, el principal coste de un servicio de asesoría es el tiempo empleado por el profesional. Si no todos los servicios con un precio alto implican muchas horas de trabajo, puedes estar seguro que los que se facturan muy barato requieren poca dedicación.
  • Pedir online. De acuerdo, quizás no sea una casualidad que hable de confiar en los profesionales que trabajan online, dado que en muchos casos mis clientes me llegan porque han sabido de mí a través de Internet. Eso sí, les facilito las cosas para entrar en contacto directo conmigo. Hablamos por teléfono, por videoconferencia, ya que muchas veces es necesaria una interacción más directa para generar una conexión más personal, y la confianza necesaria. Entiendo que contratar un plan de empresa puede significar un desembolso importante, y que para eso el contacto es importante. Pero pedir online es acceder a profesionales de todo el país, para encontrar a la persona con quien más te gustará trabajar.

Con esos consejos, creo que tienes los elementos para contratar el mejor profesional para tu proyecto. Sinceramente, me gustaría que fuera yo, así que te dejo el enlace hacia mi página profesional:

Servicio de elaboración de plan de empresa personalizado.

 

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *