Consejos para montar una empresa de construcción

consejos montar empresa de construcciónAlojarse se puede considerar como una de las necesidades más fundamentales de los seres humanos. Por este motivo, y pese a las fluctuaciones a corto y medio plazo que puede tener el mercado inmobiliario, los servicios de construcción de viviendas siempre tendrán demanda a largo plazo. Pero no solo se trata de soluciones habitacionales. Nuestras sociedades modernas necesitan instalaciones comerciales, sanitarias, culturales, y un gran número de infraestructuras. Por todos esos motivos, es interesante ver algunos consejos para montar una empresa de construcción.

La importancia de la maquinaria

Cuando hablo de construcción en el ámbito de este artículo no me refiero a los pequeños trabajos de reformas de casa, sino a obras de cierta magnitud. Y, para todas ellas, una de las cosas más importante es la maquinaria de construcción, que representa una inversión estratégica para este tipo de negocio.

Dentro del gran número de posibles máquinas que se usan en el sector de la construcción, hay dos grupos muy destacables, tanto por la utilidad de la maquinaria correspondiente como por su valor de compra. Por una parte, están los camiones de obra, en particular las hormigoneras (o camiones hormigonera), que sirven para preparar el cemento, un elemento imprescindible en cualquier obra. En ese grupo de vehículos están también los camiones grúa o los volquetes. Por otra parte, están las maquinarias pesadas como bulldozers, excavadoras, o compactadoras, que permiten preparar y nivelar el terreno antes de las obras.

Por supuesto, la lista es mucho más larga, y hay que citar las grúas, las plataformas elevadoras, los andamios, los equipos de bombeo de cemento o los generadores de energía, entre muchas más cosas.

El valor del capital humano

Todo el valor de la maquinaria anterior solo se consigue cuando se usan las máquinas para una obra bien diseñada y organizada, y si las manejan unas personas cualificadas para ello. Con eso quiero decir que, como en cualquier empresa, el valor del capital humano en una empresa de construcción es algo crucial.

Significa que la empresa tendrá que contar con arquitectos e ingenieros expertos, que sepan diseñar unos edificios o construcciones óptimas. También necesitará un jefe de obra que sepa organizar un proyecto de gran complejidad, puesto que en todas las obras suelen surgir múltiples imprevistos. Por supuesto, se tendrá que contar con un buen equipo de supervisión, en particular capataces experimentados. Finalmente, los obreros que trabajen en los proyectos también tendrán que ser seleccionados por sus habilidades personales y su experiencia.

Repito, un proyecto de construcción es algo muy complejo, y que involucra a muchas personas, algunas empleadas, y otras que serán personal de empresas subcontratistas o proveedores. Es fundamental hacer una buena selección de cada puesto de trabajo, desde los líderes del proyecto hasta los obreros menos experimentados.

Una actividad muy regulada

Otro aspecto que hay que tener en cuenta en esos consejos para montar una empresa de construcción es el aspecto normativo. Interviene en varios niveles.

Primero, la creación de la empresa supone conseguir una licencia de actividad específica, y cumplir con una serie de normativas muy estrictas. Uno de los puntos importantes, al menos en España, es la obligación de registrarse como empresa acreditada, que detallaré en la última sección de este artículo. También es imprescindible tener un seguro de responsabilidad civil.

En segundo lugar, cada proyecto en sí mismo también está sometido a mucho control y reglamentos. Por ejemplo, es imprescindible conseguir una licencia de obra para poder iniciar los trabajos. Y, como puedes imaginar, para lograrla hay que presentar un proyecto muy sólido de lo que se va a hacer, que cumpla con todos los requisitos técnicos y legales.

Finalmente, durante las obras, las empresas de construcción tienen que asegurarse de siempre cumplir las normativas vigentes. Quizás la más importante sea la que se refiere a la seguridad de las personas en el lugar de trabajo. Una obra puede ser un lugar peligroso si no se respetan unas reglas de seguridad muy estrictas. Y hay que cuidarse de que cada uno las respete en todo momento, lo que no siempre es fácil. Además, hay otras reglamentaciones importantes, por ejemplo, la medioambiental.

Una estrategia bien definida

El mercado de la construcción puede tener grandes variaciones. Si me voy a un ejemplo extremo, en España en 2006, en el momento más álgido de la burbuja inmobiliaria, se aprobaron licencias para 736.000 viviendas nuevas, el récord de la serie histórica. Unos años después, tras el pinchazo de la burbuja, se registró el dato más bajo: 31.000 viviendas aprobadas en 2013. En los últimos años la media ha sido alrededor de las 90.000 viviendas anuales.

Por eso es importante tener una estrategia bien definida, identificando oportunidades de construcción muy claras y aportando valor con la diferenciación. Ser solo una empresa más entre todas las del sector te podría hacer muy dependiente de las variaciones del mercado a corto plazo.

La necesidad de registro como empresa acreditada

En España, si quieres montar una empresa de construcción necesitarás darte de alta en el Registro de Empresas Acreditadas. Se trata de un paso imprescindible para todas las empresas del sector. Sirve para acreditar que la compañía cumple con los requisitos de calidad y solvencia que requiere la ley.

Algunas de las cosas necesarias para poder registrarse son poder demostrar que la empresa dispone de una organización preventiva adecuada y justificar que el personal ha sido formado adecuadamente en prevención de riesgos laborales. Por supuesto, la empresa también deberá poder demostrar que dispone de la infraestructura y de los medios suficientes para poder realizar la actividad de construcción, mientras asume las obligaciones, responsabilidades y riesgos que conlleva este tipo de actividad empresarial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *