Como digitalizar tu negocio del canal tradicional al mundo online

digitalizar tu negocio¿Tienes una tienda física y estás valorando diversificar tus canales de distribución y abrir una tienda online? O quizás tengas un negocio de servicios y estés pensando en aprovechar la demanda de clientes por Internet. Hoy te voy a explicar como hacer esa transición y digitalizar tu empresa, además de listar las ventajas de tener un negocio online respecto a un formato tradicional o a una tienda física.

¿Qué te voy a contar en este artículo?

Creo que para explicar como se puede digitalizar un negocio, lo mejor es hacerlo con dos ejemplos concretos. En este caso, te hablaré primero de como puedes pasar de tener una tienda física a tener un comercio online. Después, pondré el ejemplo de otro tipo de actividad, concretamente en el sector servicio. Finalmente, haré una síntesis de las ventajas e inconvenientes de tener un negocio online.

Digitalizar una tienda: de negocio físico a comercio online

La época en la que solo se compraban online servicios como billetes de avión o productos como móviles se terminó hace tiempo. Hoy en día se encuentran tiendas de ortopedia online, y también estancos, comercios electrónicos de instrumentos musicales o de artículos de pesca. Cualquier producto se puede vender online, siempre que tomes los pasos adecuados.

Las herramientas informáticas imprescindibles para digitalizar tu negocio

Si quieres una tienda online, vas a necesitar una web y un sistema de gestión para administrarla.

  • El sitio web es el front-end, es decir la parte donde interactúan tus usuarios. Necesitarás un dominio, un servicio de alojamiento (u hosting) y por supuesto diseñar tu página para darle personalidad. Para ello puedes contratar a unos desarrolladores, u optar por plantillas ya predeterminadas.
  • El sistema de gestión es el back-end, es decir la parte del software donde ocurre todo lo necesario para poder atender a los usuarios y compradores, con una base de datos con productos, formularios de pedidos, pasarelas de pago, etc. Tienes mucho para elegir, pero entre las soluciones más habituales están softwares como Shopify, Prestashop, WooCommerce o Magento.

Define tu oferta de productos y tus precios

La estrategia que te vale para tu tienda física no tiene porque ser la misma para tu comercio electrónico. A menudo viene mejor centrarse sobre un número más reducido de referencias, para posicionarse bien en cada una de ella y conseguir ventas. Pero todo depende de tu estrategia, de tu competencia y de tus medios de marketing. El peso y el volumen de los productos también es un factor, puesto que hay que enviarlos.

Ecwid

También tienes que pensar en qué precios vas a practicar. No tienen porque ser los mismos que los de tu tienda física. Por un lado, tienes algunos costes adicionales, como el transporte. Tienes que decidir si lo incluyes en el precio de tus productos o lo cobras aparte. Pero, por otro lado, para vender online no necesitas la tienda física y los costes asociados. Además, suele haber bastante competencia, y tendrás que mirar qué estrategias aplican las otras tiendas online.

La estrategia de marketing para digitalizar tu negocio

Es posible que la fama de tu tienda física te permita conseguir algunos clientes para tu comercio electrónico. Pero lo normal es que la gran mayoría de los clientes vengan por los buscadores, al menos al principio.

Eso tiene como consecuencia que tendrás que estudiar las palabras claves por las cuales te quieres posicionar, e invertir en campañas de SEM y SEO. La primera se refiere a la publicidad en buscadores, es decir a poner anuncios para algunas keywords y pagar cada vez que un usuario hace clic en ellos. La segunda es una estrategia menos inmediata, que busca que tus contenidos se posicionen naturalmente en los resultados de Google, sin tener que pagar por cada clic.

Y no olvidemos las campañas en redes sociales y otras plataformas, que también pueden aportarte mucho tráfico cualificado.

La logística de tu tienda online: existencias y envíos

Si tienes una tienda física, ya conoces los retos de gestionar adecuadamente las existencias de producto. En un comercio online existe la misma problemática, pero tendrás que ver si separas los stocks de tus dos canales de distribución. Puede resultar más fácil para la gestión, especialmente si intentas automatizar al máximo los procesos.

También tendrás que encontrar una forma eficiente y económica de mandar los envíos. Hoy en día, los clientes quieren una entrega rápida y la posibilidad de rastrear el paquete con un código de seguimiento. Al principio, tus costes pueden ser elevados, porque no tendrás mucha capacidad de negociación por tener poco volumen. Pero tendrás que analizar si sacrificas un poco de rentabilidad para ofrecer un servicio competitivo.

Vender más

Al igual que en tu tienda física intentas convencer a tus clientes para que compren más, en una tienda online tienes varias estrategias para aumentar tus ventas. Desde ofrecer descuentos y ofertas cuando están a punto de cerrar el pedido, hasta enviar campañas por correo electrónico a los clientes anteriores.

¿Digitalizar tu negocio como complemento o estrategia principal?

En función de los resultados de tu comercio electrónico podrás plantearte si te interesa usarlo como complemento a tu tienda física o si a medio plazo puede convertirse en tu único canal de venta, con el ahorro de gastos que puede suponer. Todo dependerá del tiempo que le dediques, y por supuesto de los resultados obtenidos.

hombre de negocio online servicioDigitalizar un negocio de servicio

Si vendes servicio, tendrás que ver hasta qué punto puedes digitalizar tu actividad. No es lo mismo, evidentemente, trabajar como abogado que tener una clínica de fisioterapia. En algunos negocios, la presencia física del cliente seguirá siendo necesaria, por lo que la digitalización se limitará únicamente a la parte de venta, pero ya puede ser un cambio muy interesante.

En este ejemplo voy a analizar el caso de un servicio que se puede digitalizar completamente.

¿Cómo vender tus servicios online?

Si tienes una actividad de servicio, puedes evidentemente hacer lo mismo que la tienda online, y posicionarte por las palabras claves relevantes para tu nicho. Pero no es la única opción que tienes a tu disposición.

Una posibilidad muy interesante es registrarse en plataformas especializadas, que ponen en relación los clientes y proveedores. Las hay en muchos sectores, especialmente para profesionales de informática, pero no exclusivamente. Consultores, arquitectos, diseñadores o abogados también pueden encontrar trabajos de esa forma.

Sin límites logísticos

Si vendes un servicio que se puede desmaterializar, entonces no estás sujeto a los límites que tienen las tiendas online con los envíos de productos. Puedes trabajar con clientes de toda España, incluso del mundo entero, sin ningún problema.

Te bastará con tener una o varias formas sencillas de cobrar tus servicios, desde la transferencia bancaria, pasando por Paypal o incluso Bizum.

¿Qué ventajas tiene digitalizar tu negocio?

Reducción de costes

Aunque requiere gastar dinero en marketing y SEO, tener un negocio online implica una gran reducción de costes comparado con una actividad tradicional. No es necesario tener un local comercial grande en la calle más transitada de la ciudad, u oficinas en el centro de negocios más elegante.

Ampliar el mercado

Ya no vendes solo para la clientela de tu barrio o ciudad, puedes potencialmente llegar hasta clientes de todo el país, incluso de toda Europa o hasta del mundo entero. Hay implicaciones logísticas y costes asociados, pero tienes ese potencial.

Automatización de procesos

Vender online implica digitalizar tu negocio, y usar soluciones informáticas que automatizan muchos de los procesos. Pondré solo un ejemplo. Cuando vendes en una tienda online es el cliente quien rellena los datos de un formulario de tarjeta y valida el pago. No tienes a un empleado atendiéndolo. Solo hace falta intervenir cuando hay un problema, que es algo poco habitual. Y por supuesto preparar los envíos.

No solo hay ventajas

Tampoco sería justo decir que digitalizar un negocio y vender online es la panacea. También tiene inconvenientes. Hay clientes que seguirán prefiriendo un trato personal y un consejo en vivo. También hay productos que por motivos prácticos no se prestan tan bien al comercio electrónico, por ejemplo, por peso y volumen.

Y luego hay que tener en cuenta que, al multiplicar el mercado, también se incrementa la competencia. Posicionarse para una palabra clave no es fácil, y cada vez hay más empresas en la pelea.

Luego, la idea de vender en todo el mundo es muy atractiva, pero implica tener que traducir tus contenidos en varios idiomas y tener personal que hable esas lenguas. Además de los retos logísticos asociados.

 

Con todo, digitalizar tu negocio y abrir una tienda online es una gran oportunidad para hacer crecer tu empresa. Si no lo has hecho aun, deberías valorarlo en serio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.