Montar una clínica: las ventajas de gestionar el negocio desde la nube

montar una clínicaEmprender en salud es una de las grandes oportunidades de futuro, por tendencias demográficas, tecnológicas y sociales. Vamos a ver algunos ejemplos de qué tipo de clínica puedes montar en España. Además, analizaremos como elegir un software para clínicas en la nube es una forma inteligente de simplificar la gestión y de ahorrar dinero.

El sector sanitario en España

La salud es uno de los sectores económicos que más ha crecido en las últimas décadas y seguirá creciendo en el futuro. Factores demográficos como el incremento de la esperanza de vida, o tecnológicos como el desarrollo de nuevos tratamientos, llevan a esa tendencia de crecimiento.

Según la OCDE, en 2019 España destinó un 9% del Producto Interior Bruto (PIB) a la sanidad en general, una cantidad que incluye tanto el gasto público (algo más del 70% del total) como el privado. Aunque su gasto total se sitúa ligeramente por encima de la media de la OCDE, España todavía está bastante lejos de otros países como Francia o Alemania, que ambos destinan más del 11% del PIB a la sanidad.

Montar una clínica, una de las muchas formas de emprender

No toda la sanidad es pública

Solemos asociar el concepto de sanidad con el sector público, ya que España dispone de uno de los sistemas de salud más eficientes del mundo. Sin embargo, una parte muy significativa de la salud en España no está cubierta por lo público. Además, en paralelo a la oferta pública que ya existe, hay mercado para profesionales que quieran ofrecer un servicio privado, con más tiempo de atención y menores plazos de espera.

Ejemplos de como montar una clínica para emprender en el sector sanitario

  • Montar una clínica dental. La sanidad pública cubre poco más que la extracción de dientes. En la práctica, para tratar caries, hacer limpiezas, ponerte un implante o una corona, o hacer una ortondoncia, es necesario acudir a la privada.
  • Abrir un centro de fisioterapia. De nuevo, el sector público solo cubre temas específicos de reeducación, pero no suele disponer de tiempo y medios para tratar lesiones deportivas u otros problemas fisiológicos similares.
  • Montar una clínica de psicología. La situación es parecía a las dos profesiones anteriores. Hay psicólogos clínicos, pero se centran en casos muy concretos. Si quieres hacer un trabajo sobre ti mismo con la ayuda de un psicólogo, difícilmente lo va a lograr en el sistema público.
  • También hay que citar otras profesiones reguladas como podólogos, logopedas, optometristas y algunas más, que suelen pertenecer más a la rama privada de la salud.
  • No podíamos olvidar las clínicas veterinarias, que son totalmente privadas.
  • Y, por supuesto, están las consultas médicas privadas, especialmente en especialidades como ginecología, pediatría o dermatología, que suelen tener mucha demanda.

La gestión de una clínica se simplifica mucho con la nube

No voy a entrar en el detalle de las inversiones que requieren los diferentes tipos de clínicas, porque lo cierto es que los equipos y requisitos pueden ser muy diversos según la especialidad. Pero hay algo que cualquier clínica necesita: un programa de gestión.

Todos esos negocios requieren poder gestionar citas, registrar el historial del paciente, tener la posibilidad de hacer presupuestos, y por supuesto poder facturar, en muchos casos, teniendo en cuenta clientes especiales como las aseguradoras.

Las ventajas de aprovechar la nube al montar tu clínica

En lugar de comprarte un programa de gestión e instalarlo en los ordenadores de tu clínica, tienes la opción de aprovechar el cloud computing, o informática en la nube. En concreto, puedes contratar un servicio que te ofrece un software de gestión, como por ejemplo el de Nubimed, al que puedes acceder desde cualquier sitio, con cualquier dispositivo, solo con una conexión a Internet y un navegador.

Las principales ventajas son:

  • No tienes que instalar nada, ni preocuparte por actualizaciones. De hecho, siempre vas a disponer de la última versión del programa, con las últimas funcionalidades disponibles.
  • Los datos están a salvo, ya que los gestiona una empresa que tiene muchas más medidas de seguridad que las que podrías tener tú en tus ordenadores locales. Además, los proveedores de servicio normalmente tienen en cuenta la LOPD.
  • Es una solución más flexible, porque puedes fácilmente aumentar o reducir tus necesidades, si contratas personal o al contrario reduces personal. Y solo pagas por lo que necesitas, mediante una cuota mensual.
  • En otras palabras, un software en la nube es mucho más cómodo y fácil de usar que una solución de instalación local.

¿Qué funcionalidades tiene un buen software de gestión para clínicas?

  • Un sistema para gestionar las citas. Cualquiera que haya llevado una clínica sabe que la gestión de las citas es un tema delicado, y no solamente por organizar la programación, sino porque muchos clientes cancelan a última hora o no se presentan. Un buen modulo de citas te permite programar y también avisar a los pacientes para minimizar el tiempo perdido.
  • Historia clínica electrónica. La salud no es un sector como cualquier otro. Para tratar a un paciente es fundamental conocer su historial, y la mejor forma de tener la información disponible es mediante informes electrónicos.
  • Preparación de presupuestos específicos. Pongamos el ejemplo de una clínica dental, necesita herramientas como la odontograma, para poder fácilmente identificar las piezas dentales y los tratamientos, y poder emitir un presupuesto al paciente. Un buen programa de gestión de clínica suele incluir esa opción.
  • Facturación y contabilidad. Evidentemente, como cualquier negocio, es necesario poder emitir factura a los pacientes y registrar los cobros. Además, es recomendable poder seguir la situación para cada cliente, ya que es bastante habitual que haya pagos a cuenta o pagos parciales, en situaciones de tratamientos largos o caros.
  • Gestión de seguros. En el sector privado, es muy habitual que los profesionales adhieran a uno o varios cuadros médicos de grandes aseguradoras. Cada una de ella tiene su propia forma de gestionar la facturación, y es importante disponer de unas funcionalidades específicas para facilitar esas gestiones.

 

¿Lo ves? Si estás pensando en montar tu clínica, deberías pensar en las ventajas de usar un programa en la nube.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *