5 consejos para mejorar la productividad de tu empresa

mejorar productividad empresaLa productividad es una variable fundamental en cualquier negocio. Cualquier incremento se traduce en mejores resultados económicos. De allí que sea necesario ir buscando siempre nuevas formas de optimizar los recursos y maximizar sus rendimientos. Hoy voy a centrarme en 5 consejos que te permitirán mejorar la productividad de tu empresa. Hablaremos en particular de automatización y estandarización, también de formación, de motivar a los trabajadores, de delegación, y por supuesto de seguir los resultados.

Mejorar la productividad de una empresa suele implicar automatizar y estandarizar

En un negocio nuevo, es bastante frecuente que los emprendedores se enfrenten a los retos sobre la marcha, encontrando soluciones concretas para cada caso. Inmersos en las obligaciones del día a día, es frecuente que no tengan la perspectiva suficiente para detectar oportunidades para estandarizar y automatizar procesos. Sin embargo, es un paso fundamental para mejorar la productividad.

Los beneficios de la automatización

Automatizar significa encontrar soluciones tecnológicas para realizar tareas repetitivas con una mayor eficiencia, optimizando procesos y liberando horas para trabajos más productivos. Los softwares son herramientas muy útiles, pero también las máquinas. Y no hace falta que tengas una empresa industrial. En un negocio que maneja mucho cambio en sus transacciones, usar soluciones como los cajones de cobro automático de Batemat te hace ganar mucho tiempo. Pero no solo eso, se elimina el riesgo de error, la caja siempre cuadra y se reduce drásticamente el riesgo de robo. Todos factores que influyen en la rentabilidad.

Sea cual sea tu negocio, busca las soluciones tecnológicas que pueden ayudarte a automatizar tareas. Puede que sea un programa informático para simplificar tu gestión, un dispositivo autónomo, o cualquier otra cosa que mejore la rentabilidad de tu negocio. A menudo esas soluciones implican una inversión inicial, pero suelen compensarla con creces.

Las ventajas de la estandarización

Estandarizar procesos en una empresa significa elaborar un conjunto de pautas y estándares que se aplicarán de manera consistente en todas las áreas y niveles de la empresa. La estandarización tiene varios objetivos y beneficios. Los principales, a efecto de este artículo son la consistencia y la eficiencia.

  • La consistencia garantiza que las tareas se realicen de la misma manera cada vez, lo que reduce la posibilidad de errores y aumenta la calidad del trabajo. Así, siempre ofreces a tus clientes la misma, y esperemos que la mejor, experiencia de compra.
  • Al tener procedimientos bien definidos, se pueden identificar áreas de mejora y optimizar la ejecución de tareas, lo que ahorra tiempo y recursos. Eso se traduce en una mayor eficiencia, que a su vez suele implicar una mejor productividad y rentabilidad del negocio.

Pero la estandarización también tiene otras ventajas. Por ejemplo, facilita el proceso de formación de nuevos empleados, lo que ahorra tiempo y dinero. También permite controlar riesgos, como el fraude, y asegurar el cumplimiento de la ley.

Formación de trabajadores

Invertir en la formación del personal suele ser una excelente forma de incrementar la productividad del negocio. ¿Por qué? Es sencillo, una formación adecuada mejora las habilidades y conocimientos de los trabajadores. Eso les permite no solo trabajar mejor y con una mayor eficiencia, sino también abarcar nuevas áreas y proponer mejoras productivas para tu organización.

Eso sí, no vale cualquier tipo de formación. Tienes que analizar qué conocimientos y habilidades podrían ser útiles, mirando cada caso particular de forma independiente. A algunos trabajadores les vendrá bien aprender y mejor un idioma. A otros les servirá descubrir más a fondo las posibilidades del software que usan a diario, y así sucesivamente.

Fomentar la motivación en el lugar de trabajo

Las empresas son organizaciones humanas. Si quieres que tu negocio prospere, no solo tienes que mantener la motivación tú como emprendedor. También necesitas que tus trabajadores estén motivados. Por suerte, tienes muchas herramientas a tu disposición para conseguir una mayor motivación. Desde una comunicación acertada y actitudes de buen jefe con tu equipo, hasta la posibilidad de diseñar un sistema de incentivos financieros.

Porque, no lo olvidemos, la gente trabaja principalmente porque necesita el dinero, no por amor al arte. Así que, si proporcionas un sistema de retribución justo, y al menos en parte basado en resultados, es probable que consigas una plantilla mucho más motivada.

Delegar tareas para mejorar la productividad de tu empresa

Uno de los errores más frecuentes de los emprendedores es que tienden a acaparar demasiadas tareas. A menudo es porque tienen miedo a que otras personas no lo harán tan bien como ellos. Otra vez simplemente se han acostumbrado a realizar esos trabajos. Pero que muchos procesos dependan de una persona no suele ser ni eficiente ni seguro. De allí la importancia de aprender a delegar.

Analiza tu trabajo. Compara el tiempo que te supone realizar cada tarea con la importancia estratégica que tiene. Posiblemente te des cuenta de que estás haciendo trabajos que podrías confiar a otras personas. No te preocupes, con un poco de estandarización y formación, seguro que otras personas de tu organización se pueden encargar. O, incluso, podría compensar subcontratar alguna tarea a una empresa externa.

Seguimiento de resultados

Aunque lo ponga de último, la verdad es que bien podría ser el primer paso. Porque, ¿Cómo vas a saber si estás mejorando la productividad de tu empresa si no mides algunos indicadores de productividad? Necesitas saber como vas para analizar si las acciones que estás tomando están surtiendo los efectos que esperabas.

Lo cierto es que hay muchas formas de medir la productividad. Puedes emplear ratios de venta por persona, indicadores financieros sobre la rentabilidad del capital empleado, porcentajes de satisfacción de clientes, y muchos más. Cada negocio, cada sector, tienen sus métricas relevantes, y tendrás que escoger el conjunto de datos que mejor representa la buena marcha de tu empresa.

 

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Tienes algún otro consejo para mejorar la productividad de una empresa? ¿Alguna estrategia exitosa que pusiste en marcha en tu negocio y que quieres compartir con el resto de los lectores? No dudes en comentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *