Los regalos de empresa imprescindibles para las nuevas empresas

Uno de los principales retos a los que se enfrentan las nuevas empresas es darse a conocer. Como he comentado muchas veces en el blog, puedes tener un producto o un servicio muy bueno, pero no se va a vender solo. Primero necesitas contactar con tu público objetivo. Para eso tienes varias técnicas, pero hoy me voy a centrar principalmente en los regalos de empresa, una herramienta muy efectiva para lograr imagen y ventas.

¿Por qué regalos?

Los regalos tienen un poder de convicción mucho mayor que la publicidad clásica, por un simple mecanismo psicológico y cultural. Todos hemos sido educados para agradecer los regalos, y cuando recibimos uno, de cierta manera nos sentimos en deuda con quien haya hecho el obsequio. En este artículo del NY Times explican muy bien el poder de los regalos promocionales, haciendo una analogía interesante con la técnica de los Hare Krishna, que tienen mucho más probabilidad de recibir un donativo si la persona que abordan acepta la flor de papel que le regalan.

Evidentemente, cuanto más práctico y útil sea el regalo para la persona, mayor será su agradecimiento. Por eso no es ninguna sorpresa que los bolígrafos personalizados sean uno de los productos estrella en el sector de los regalos de empresa. Es un objeto muy útil, no ocupa espacio, y permite que el cliente o prospecto este en contacto con la marca diariamente. Pero los bolígrafos no son los únicos artículos que triunfan, como veremos después, tienes mucha elección.

Cuando te digo que es una técnica que funciona, no me lo he inventado. Por ejemplo, un estudio de la Promotional Product Association International (PPAI) ha mostrado que un 94% de las personas recuerda haber recibido un artículo promocional de una empresa en los últimos dos años, y un 89% se acuerda de la marca. No es sorprendente, entonces, que casi un 21% de las personas estén dispuestas a comprar algún producto o servicio de la empresa que les regaló algo, frente al 13% que vieron una publicidad impresa y el 7% que vieron una publicidad en televisión.

¿Qué regalos promocionales elegir?

  • Como decía antes, los bolígrafos publicitarios son una opción muy eficaz y barata. En ellos se puede imprimir el logotipo de la empresa y los datos de contacto, lo que hace que la marca esté siempre en el escritorio de los clientes y que así les sea más fácil de recordar. Y si el bolígrafo no te convence, siempre puedes optar por los lápices de colores personalizados, que suelen salir más económicos y también consiguen un buen impacto.
  • Las bolsas, mochilas y maletas publicitarias también son unos artículos baratos y con un gran impacto visual. Hoy en día, por ejemplo, los supermercados ya no regalan las bolsas de plástico, y el usuario puede usar su bolsa de tela de regalo para cargar con la compra. O para llevar sus cosas para la playa. O para viajar si se trata de una maleta. En todos esos casos, muchas más personas verán tu marca.
  • Las libretas y agendas son también una buena opción. A pesar del auge de los teléfonos móviles, sigue siendo más fácil y más visual escribir citas, plazos y otros eventos importantes en una libreta que en la memoria del smartphone. La agenda suele estar en el escritorio de tu cliente, siempre visible, promocionando tu marca día a día.
  • Las memorias USB son muy útiles y pueden venir en muchos formatos, desde llaveros (por cierto, otro soporte publicitario bastante eficaz) hasta bolígrafos, formatos de tarjeta de visita, y un sinfín de otras opciones. Aun se usan a menudo para pasarse archivos pesados que no caben por correo electrónico y tardan demasiado en cargarse por otros medios online.
  • Las camisetas son una buena opción, siempre que se consiga combinar la marca con un diseño elegante o un poco de humor. Hay que tener en mente en todo momento que el objetivo es que el cliente vista la camiseta de vez en cuando para dar visibilidad a la marca, y por eso es tan importante cuidar el aspecto de la misma.

Virtualmente, cualquier artículo de uso diario puede ser un buen soporte para un producto publicitario, pero los que he citado antes son los más habituales. También pueden ser buenos candidatos las carcasas de móviles, las tazas, el material de oficina (más allá de los bolígrafos), los cargadores externos de móviles, los llaveros, los mecheros, los paraguas, las gafas de sol, y mucho más. Lo que tienes que hacer es analizar tu clientela y ver qué artículo le conviene mejor.

¿En qué momento regalar los artículos promocionales?

En mi opinión, no hay una regla fija sobre cuando regalar esos productos. Ahora mismo, tengo delante de mis ojos un bolígrafo promocional de una tienda online que me lo adjuntó a un envío de Amazon, para que me acordará de ellos. Puedes obsequiar esos detalles a prospectos o clientes, según tus objetivos empresariales. Aprovecha eventos, reuniones, ventas o cualquier otro momento para regalar. Ya sabes, estarás construyendo marca y ayudando tus ventas futuras.

antoine 80
Me llamo Antoine Kerfant y llevo 7 años asesorando a emprendedores.

Descubre ya mismo si tu idea de negocio es buena gracias a mi ebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*