La importancia de contar con un asesor cuando eres autónomo

ventajas asesor autónomoVivimos en una sociedad compleja, con mucha normativa en todos los ámbitos. Los autónomos tenemos que cumplir con una serie de requisitos fiscales y legales. Para asegurarte de hacer las cosas bien, es muy recomendable contar con ayuda profesional. Pero contratar a un asesor tiene beneficios más allá del simple cumplimiento legal. Te ayudará a optimizar ciertos aspectos de tu negocio, te permitirá centrarte en tu negocio, y te dará mucha tranquilidad. Voy a repasar algunos de las ventajas más destacadas de delegar en una gestoría algunos aspectos de tu negocio como autónomo.

Contar con un asesor te asegura el cumplimiento legal y fiscal

Contratar los servicios de una asesoría para autónomos te permite entender y cumplir con las obligaciones fiscales, contables y laborales que implica ser empresario individual. Tu asesor te explicará las leyes y regulaciones que afectan tu actividad, desde el punto de vista de la fiscalidad. También te guiará en el cumplimiento de tus obligaciones, lo que te permitirá ir evitando posibles sanciones o problemas legales.

Estarás siempre al día de los cambios normativos

Las leyes y normativas fiscales y laborales suelen cambiar con bastante frecuencia. Recuerda que cada cambio de gobierno suele traer un nuevo planteamiento sobre el tema emprendedor. Y eso, a su vez se traduce en nuevas leyes, y cambios en impuestos y cotizaciones que afectan a todos los empresarios individuales. No hace tanto tuvimos un ejemplo claro con la puesta en marcha del nuevo sistema de cotización para autónomos.

Una de las prioridades de las asesorías es mantenerse actualizadas con los cambios relevantes. En cuanto suceda, tu gestoría te informará sobre cómo puede afectar tu negocio. Te ayudará a adaptarte a los nuevos requisitos legales y evitar posibles problemas derivados de desconocer esos cambios normativos.

No pagar más impuestos de los necesarios

Otra gran ventaja de contar con un asesor profesional cuando eres autónomo es la optimización fiscal. Me refiero a que tu gestoría puede analizar tu situación financiera, y luego ayudarte a estructurar tus ingresos y gastos de manera eficiente desde el punto de vista fiscal. Por ejemplo, puede recomendarte las mejores opciones para minimizar la carga tributaria dentro del marco legal, aprovechando las deducciones y beneficios fiscales disponibles.

Un caso típico es cuando la actividad de un autónomo crece mucho, y empieza a compensar crear una sociedad, tanto para tener responsabilidad limitada como para que la tributación de los beneficios se haga con el Impuesto de Sociedades y no con el IRPF.

Te aportan asesoramiento especializado en más aspectos que los puramente fiscales

Los asesores de una gestoría suelen tener conocimientos y experiencia en áreas específicas, lo que les permite proporcionarte un asesoramiento especializado y personalizado en función de tus necesidades. Por ejemplo, pueden ayudarte en aspectos como la planificación financiera o la contratación de personal, entre otros aspectos financieros y administrativos.

Un asesor permite a un autónomo ahorrar tiempo y esfuerzo

Una de las grandes ventajas de delegar tareas es que puedes concentrarte en tu actividad principal como autónomo. Los asuntos contables, fiscales y administrativos son importantes, y deberías mantenerte atento a como se gestionan. Pero, al mismo tiempo requieren mucha dedicación y esfuerzo, sobre todo para una persona que no es experta en la materia. Delegar esas tareas a un asesor te permite ahorrar tiempo y enfocarte en el crecimiento de tu negocio. En otras palabras, podrás dedicarte a asuntos más estratégicos para el éxito de tu proyecto empresarial.

Cada vez hay más servicios de asesoramiento online

No hace tantos años, los autónomos tenían que ir cada trimestre a las oficinas de su gestoría de confianza para entregarles las facturas correspondientes. Pero la digitalización ha cambiado totalmente esa forma de trabajar. Hoy en día, puedes contar con un servicio de gestoría online, y mandar la documentación en formato electrónico cuando te venga mejor. Así, el ahorro de tiempo y esfuerzo que comentaba justo antes es aún mayor.

El valor de la tranquilidad y seguridad

Es un tema que no hay que menospreciar. Contar con un asesor te aporta seguridad y tranquilidad porque sabes que estás siguiendo los procedimientos adecuados y tomando decisiones informadas. Puedes consultar con tu gestoría en caso de dudas o situaciones inesperadas, obteniendo respuestas y soluciones basadas en su experiencia y conocimiento. Esas empresas cuentan con muchos clientes, por lo que han podido gestionar multitudes de casos y saben cuál es la mejor forma de actuar para tu situación particular.

Teniendo en cuenta las posibles multas que pueden ocurrir en caso de errores en las declaraciones o los pagos de impuestos. Saber que cuentas con un asesoramiento profesional te permite olvidarte de preocupaciones. Ser autónomo es una actividad que puede generar ya mucho estrés, por lo que conseguir tranquilidad en el aspecto fiscal es una ventaja para tu salud.

Un asesor te puede acompañar en tu expansión y crecimiento

Muchos emprendedores autónomos tienen ambiciones para sus negocios. Si es tu caso, y tienes planes de crecimiento o expansión de tu negocio, un asesor puede ser un aliado estratégico. Como experto, puede evaluar la viabilidad de tus planes, realizar análisis financieros, incluso en algunos casos ayudarte a buscar financiación. Por supuesto, también podrá aportarte asesoramiento sobre aspectos clave como la contratación de personal adicional o la apertura de sucursales.

 

Por todos esos motivos, es muy recomendable contar con un asesor cuando eres autónomo. ¿Me he olvidado algún beneficio de tener una gestoría? No dudes en compartir tu opinión en la sección de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio