¿Qué podemos aprender del éxito de Amazon?

éxito de amazonSe habla mucho del éxito de Amazon, una empresa que se ha convertido en un actor inevitable del comercio en general, no solo electrónico. Además, su fundador, Jeff Bezos, es el hombre más rico del mundo y podría quedarse mucho tiempo en esa posición, pero, más allá de constatar los buenos resultados del gigante americano, ¿qué podemos aprender de sus éxitos? Vamos a verlo en este artículo.

Un crecimiento en bolsa que parece exponencial

Si echas un vistazo al histórico de cotización de las acciones de Amazon, podrás ver un crecimiento vertiginoso. Al momento de redactar este artículo, las participaciones de la compañía son intercambiadas por unos 3.400 dólares. Hace dos años, valían 1.800 dólares; hace cinco, estaban en los 800 dólares; hace diez, en los 200 dólares y, hace veinte años, tras el estallido de la burbuja dotcom, costaban solo 6 dólares.

Si hubieras comprado acciones entonces por solo 1.000 dólares, hoy en día tu cartera valdría medio millón. Si te interesa el tema, aprende más de acciones de Amazon en este sitio educativo porque en este artículo no vamos a hablar tanto de bolsa sino de consejos para emprendedores.

Estos buenos resultados en bolsa no son resultados del azar o de una especulación. Se puede discutir sobre el valor actual de Amazon en bolsa, pero es innegable que el crecimiento de su capitalización bursátil ha ido de la mano de sus éxitos empresariales. En 2020, registró beneficios por 21.000 millones de dólares y este año se espera que ronden los 35.000 millones.

Las principales lecciones de éxito de la aventura Amazon

La perseverancia paga

Uno de los datos que muchas personas desconocen sobre Amazon es que la empresa de Jeff Bezos perdió dinero durante los siete primeros años en los cuales cotizaba en bolsa. En un mundo donde muchos inversores buscan una rentabilidad rápida, es interesante ver que, en este caso, creyeron en el modelo de negocio a largo plazo de la empresa y la siguieron apoyando todo este tiempo.

Ahora que el tiempo ha transcurrido, parece obvio que tenían razón, pero, créeme que siete años es mucho tiempo y da para muchas dudas respecto a si tu dinero podría tener un mejor uso en otro lado.

Esta es una lección importante para los emprendedores, porque, muchas veces, por mucho empeño que se ponga, una buena idea, un buen modelo de negocio, tarda en concretarse. En el caso de Amazon, el coste logístico de construir una empresa de este calibre era gigantesco.

Lo difícil, como siempre, es saber distinguir entre un buen negocio que aún no ha registrado beneficios y un proyecto sin futuro.

Poner la experiencia del cliente al centro de la estrategia

El aspecto más importante del éxito de Amazon parece radicar en cómo aportó un excelente servicio a sus clientes. Personalmente, las multinacionales enormes como Amazon no son de mi agrado, pero, cuando intentas buscar alternativas, te das cuenta de que no hay muchas empresas que ofrezcan un servicio de esa calidad.

El comercio electrónico no es una actividad que se improvise. Basta comprar en el canal online de algunas de las grandes cadenas físicas para darse cuenta de que no satisfacen las expectativas, sobre todo cuando se trata de resolver un error. Mi experiencia me ha demostrado que, de momento, solo las empresas que se dedican 100% al comercio electrónico lo hacen bien.

Con Amazon, recibes tus pedidos en muy poco tiempo. A menudo, de un día para otro o, incluso, en el mismo día. Durante la pandemia, probé el supermercado online, y se podía hasta dar instrucciones en tiempo real a la persona que hacía la compra, en caso de que no hubiera un producto que hubieses pedido.

Luego, están los servicios como Prime, o el hecho de no pagar gastos de envío por encima de una cantidad, que han hecho que muchas personas se acostumbren a la comodidad de comprar online.

Si tienes un negocio, debes pensar siempre en la experiencia de compra de tu cliente. Ofrecerle facilidad, comodidad, servicios que valore.

Otro éxito de Amazon: saber diversificar los negocios

¿Sabías que más de 60% de los beneficios de Amazon no vienen del comercio electrónico sino de sus servicios de servidores para empresas? Su filial, Amazon Web Services (AWS), es el líder mundial del sector. Muchas empresas de tecnología compiten con Amazon en este mercado, como Microsoft o Alibaba, por ejemplo.

He aquí otra clave del éxito de Amazon y de cualquier otra empresa: saber diversificarse para aprovechar aquellos negocios más rentables. En ese caso, Amazon se dio cuenta de que, para hacer funcionar su plataforma logística, necesitaba muchos servidores y que podía aprovechar esa capacidad para aumentar sus ingresos. Fue un éxito, y por eso desarrolló cada vez más este negocio.

Amazon también ha comprado negocios en auge, como, por ejemplo, la plataforma de streaming Twitch, que cada vez es más popular entre las nuevas generaciones.

Aprender del fracaso

En el camino, Amazon ha tenido también muchos fracasos. Hace unos años, se propusieron rivalizar con Apple y Samsung, con la tablet y el teléfono Kindle Fire. La experiencia no prosperó y no se empecinaron en volver a intentarlo, sino que pasaron a otras cosas. Lo mismo ocurrió con algunas compras que no tuvieron el éxito esperado y, entonces, se cerraron por falta de rentabilidad.

Si tienes un negocio, siempre vas a cometer algún error en el camino. Si estás innovando mucho en un entorno con mucha incertidumbre, te equivocarás a menudo. Sin embargo, lo importante no es tanto fracasar, sino aprender la lección, saber cortar las pérdidas y pasar a otra cosa. La siguiente vez quizás tengas una oportunidad más interesante.

 

¿Qué enseñanzas sacarías del éxito de Amazon? ¿He olvidado algo en el artículo? No dudes en comentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *