Tres ejemplos que demuestran que el papel tiene mucho futuro

el papel tiene futuroEn los últimos años, hemos estado hablando mucho de tecnología, de revolución digital, y a veces nos olvidamos de la importancia presente y futura del soporte de papel. Hoy voy a hablar de tres ejemplos que muestran como el papel aún tiene mucha proyección. Empezaré con los sobres (y envíos en general), para luego comentar la temática de las bolsas de papel y terminar con los periódicos impresos.

Sobres de papel

Está claro que a esas alturas, todos usamos herramientas digitales para comunicarnos. Mandamos correos electrónicos, mensajes de Whatsapp y formatos similares. Pero, ¿significa eso que hemos dejado de usar el papel?

Rotundamente, no.

De hecho, cualquier emprendedor sabe que muchos de sus envíos más preciados los manda de forma física, usando sobres de papel para proteger el contenido y aprovechando servicios de mensajería para que lleguen rápidamente a todas partes.

Documentos como contratos, planos, folletos comerciales y mucho otros se gestionan mejor en formato físico, y nada supera un sobre de papel para garantizar la confidencialidad y el buen estado del contenido.

Más allá de los sobres, se puede decir que el formato de papel y cartón se está beneficiando mucho de la digitalización de la economía. Con tantas compras realizadas online, el papel y el cartón son los encargados de proteger nuestros paquetes para que nos lleguen en perfectas condiciones.

Bolsas de papel

El plástico fue el rey indiscutible de los embalajes y de las bolsas en las últimas décadas. Hasta que nos dimos cuenta que su gran resistencia y nuestra pésima gestión de los residuos nos había llevado a contaminar nuestros mares en proporciones que no podíamos imaginar.

Poco a poco, estamos tomando medidas para bajar el consumo de plástico, favorecer su reutilización y encontrar sustitutos.

El gran beneficiado de esa tendencia es el papel. Hoy en día, es muy habitual que las grandes cadenas de distribución propongan a sus clientes unas bolsas de papel para llevar sus compras. Y cada vez más personas optan por ellas.

Es probable que las bolsas de papel vayan a coger más protagonismo en los años que vienen, especialmente para llevar la compra de los supermercados, y también en tiendas de ropa u otras.

Periódicos impresos

El tercer ejemplo es más polémico. Se trata del formato de papel para los periódicos.

Es cierto que la tendencia de fondo es consumir información en formato digital. De hecho, no solo la gente ha pasado a consultar El País, El Mundo o La Vanguardia en sus ediciones online, sino que muchas personas prefieren leer otras publicaciones, como blogs o periódicos alternativos.

No estoy diciendo que se vaya a invertir la tendencia, y que en diez años se venderán tantos ejemplares de periódicos en papel que hace 15. Creo que las publicaciones van a ser de tiradas cada vez más pequeñas.

Pero también creo que el periódico de papel no va a desaparecer, al menos no durante mucho tiempo. La radio no desapareció con la llegada de la televisión, y tampoco lo hizo el periódico. Cada cambio de formato es una disrupción, pero no destruye el anterior. Se suelen completar.

En el caso de los periódicos, creo que se mantendrán con unas pequeñas tiradas, para un público más informado y más educado. En lugar de ser un medio de masas, será un nicho de mercado. De hecho, comparto bastante el planteamiento sobre el futuro de los periódicos que leí en este artículo hace unos días.

Quizás la prueba de que el formato impreso puede aguantar muy bien sea simplemente el libro tradicional. Con el tiempo que llevan en el mercado los Kindle y otros soportes electrónicos y lo prácticos que son, todavía no han conseguido convertirse en el formato dominante. Quizás lo hagan en un futuro, pero tardará bastante.

Eso se debe a la peculiar relación que tenemos con el papel y con los libros en particular. Tener algo en la mano, girar las hojas, poner un marcapáginas… Es todo un proceso que tiene cierta poesía y que muchos no están dispuestos a abandonar.

 

¿Qué opinas? ¿Crees tú también que el papel tiene mucho futuro pese a la digitalización? Puedes compartir tus pensamientos en la sección de comentarios.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *