Cierre de Google Plus: crónica de una muerte anunciada

Hoy al entrar en Google Plus, me he encontrado con diversas sorpresas. Por un lado, en muchas de las comunidades en las cuales participaba se compartía un mensaje de protesta contra el cierre del servicio. Por el otro, un mensaje discreto en la parte de arriba de la aplicación, anunciando que la plataforma cerraría sus servicios en abril de 2019. Era algo bastante predecible, pero aun así, entiendo que muchos usuarios estén molestos.

Información sobre el cierre

En una nota explicativa, Google comenta que el cierre tendrá efecto el 2 de abril, pero que desde hoy muchas funciones ya no estarán disponibles, como la posibilidad de crear perfiles, eventos, comunidades y eventos. El cierre tiene muchas implicaciones, en particular para las plataformas que usan funcionalidades de Google+. Si es tu caso, te invito a que te informes sobre cómo te va a impactar este cierre.

Un cierre previsible

No hacía falta ser adivino para ver que este cierre podía ocurrir. Me acuerdo haber escrito en octubre de 2011 en este mismo blog un post hablando del fracaso de Google Plus. En el artículo, te contaba cómo tras un interés inicial, los usuarios enseguida habían dejado de usar la plataforma, ya que no la necesitaban. ¿Para qué si ya teníamos todos nuestros contactos en Facebook?

Eso tiene mucho que ver con la tendencia de los negocios nuevos en Internet de crear monopolios. Lo mismo ocurre con Telegram. Es una aplicación de mensajería que muchos consideran mejor que Whatsapp, además es un proyecto sin ánimo de lucro y es más segura, pero no acaba de desbancar al líder porque es muy difícil mover a los usuarios de una plataforma si no se les aporta algo muy diferente.

Google Plus no ha sabido aportar una propuesta de valor que convenciera a los usuarios, y pese a obligar a los usuarios de otros servicios de Google a abrirse una cuenta en Google Plus, el número de usuarios activos se ha quedado muy pequeño respecto a otras redes sociales. En ese ranking de social media ni aparece, mientras  esa otra página afirma que tiene casi 400 millones de usuarios activos, pero que se quedan menos de 4 minutos de media por visita, muy lejos de la hora al día que dedican los usuarios de Facebook o Instagram. Es más, en otro artículo leí que de media el 90% de los usuarios de Google Plus se conectan por menos de 5 segundos.

Otro argumento que demuestra que hay poco interés, es que anunciaron el cierre hace varios días, y yo, que uso Google Plus para compartir los artículos de mis blogs, me enteré solo hoy. No fue una noticia especialmente comentada. Si hubiese un anuncio de un cierre de Facebook, creo que todos nos hubiésemos enterado en cuestión de minutos.

Mi uso de Google Plus

Desde que abrió la red social, la he usado para compartir en mis páginas los artículos que publico. Y, sinceramente, no lo hice tanto para los posibles lectores procedentes de Google Plus, que son pocos. Lo hacía porque pensaba que eso podía beneficiarme algo en el posicionamiento web, al tratarse de un producto de Google. Y sospecho que no era la única persona en hacer ese razonamiento. A partir de ahora, me ahorraré unos segundos cada vez que publiqué un nuevo post.

¿Qué pasa con los usuarios reales?

Google Plus ha sido el tercer y probablemente último intento de crear una red social, después de Wave y Buzz. Ahora con el cierre, los pocos usuarios que usaban intensivamente la plataforma, que pueden ser unas 40 millones de personas, se van a tener que descargar los contenidos que han publicado y encontrar otras formas de conectar con sus amigos. Para aquellos que habían invertido mucho tiempo en crear comunidades o páginas con muchos seguidores, es un palo importante, ya que su trabajo se quedará borrado. Quizás consigan trasladar a parte de la audiencia a otro formato, pero no va a ser fácil.

Un aviso para los usuarios de servicios gratuitos

El cierre de Google Plus nos recuerda que detrás de muchos servicios gratuitos hay empresas con sus objetivos de negocio. Y si algo no funciona, pueden perfectamente cerrar o modificar la forma de trabajar. Hace años, ya comenté por aquí como los esfuerzos para crear una página con muchos seguidores en Facebook se habían quedado borrados por los cambios de algoritmo de la red social, cuyo objetivo es que pagues para llegar a tu audiencia. El cierre de Google Plus es un ejemplo similar. Depender de un medio gratuito es un arma de doble filo, y hay que tenerlo muy en cuenta.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *