3 reflexiones sobre el SEO que te interesa conocer

reflexiones sobre el seoSi llevas tiempo siguiendo el blog, te habrás dado cuenta de que suelo hablar mucho de posicionamiento web últimamente. El motivo es sencillo. Se trata de una herramienta imprescindible para cualquier negocio, tradicional u online. Hoy he pensado que podría ser interesante profundizar sobre algunos aspectos del SEO sobre los que he hablado menos, y que me parecen importantes. Creo que merece la pena que dediques unos minutos a la información de este post.

El SEO toma tiempo, el SEM es inmediato

Creo que he comentado muchas veces que el SEO es una disciplina que tarda algo de tiempo en obtener sus frutos. Y tiene sentido. No es que los buscadores tarden muchas semanas en indexar el contenido, aunque a veces es el caso. Lo que pasa es que algunos elementos importantes para el SEO, como recibir enlaces entrantes, no se logran de un día para otro. Creas contenidos de calidad, otras personas los descubren y los enlazan, y poco a poco vas subiendo en los resultados, lo que hace que más personas descubran tus contenidos y potencialmente los enlacen si les parecen buenos.

Por eso, el complemento ideal de una estrategia SEO es el SEM, o Search Engine Marketing. Básicamente, consiste en comprar anuncios para aparecer en los resultados patrocinados de los buscadores, para unas palabras claves específicas (también llamadas keywords). Diseñar campañas efectivas, con anuncios que capten el interés de tu público objetivo y les inciten a visitar tu web no es algo tan fácil. Generalmente es recomendable contar con la ayuda de profesionales, es decir una agencia sem en Barcelona, Madrid, Valencia o Sevilla, según donde te encuentres.

Ecwid

Esos profesionales sabrán como seleccionar las keywords más relevantes para tus objetivos de negocio, y también te ayudarán a mejorar tu ratio de conversión, optimizando las páginas que reciban el tráfico de la campaña, conocidas como landings.

El SEM tiene una ventaja considerable: puedes obtener resultados desde el primer momento. Por eso es tan interesante combinar ambas estrategias (SEO y SEM) para lograr tus objetivos a corto, medio y largo plazo.

Si haces un cambio importante en tu web, necesitas valorar el impacto sobre el SEO

Muchos emprendedores empiezan con una página web, pero con el tiempo deciden hacer cambios estructurales importantes, que llevan a un proceso de migración web, con un impacto sobre el SEO. Dos de las situaciones más habituales son un cambio de dominio o una reestructuración de la organización de la página.

Cambio de dominio

A lo mejor empezaste tu página de venta de patinetes eléctricos con el dominio lospatineteselectricosmasbaratos.es (ejemplo ficticio), porque pensaste que te ayudaría tener keywords en el nombre de dominio. Pero ahora decidiste apostar por tu marca, y compraste el dominio Scootix.es (otro ejemplo ficticio).

Quizás pensabas que con solo poner redirecciones permanentes entre tu antiguo dominio y el nuevo ibas a conservar el posicionamiento conseguido hasta ahora. No es tan sencillo.

Cambio de estructura de tu web

Cuando empezaste, decidiste crear un subdominio para tu blog, y usar una estructura del tipo blog.tudominio.es. Ahora crees que sería más apropiado usar un formato como tudominio.es/blog.

O simplemente, tenías muchas categorías, y subcategorías para clasificar tu contenido, y decidiste reorganizarlo todo, reduciendo drásticamente los niveles en la estructura de tus páginas.

De nuevo, si solo haces el cambio, puedes poner en peligro todo el posicionamiento conseguido hasta entonces.

Necesitas una estrategia SEO para tus cambios de estructura

Cuando cambias la estructura de tu página, o migras a un nuevo dominio, aunque en apariencia solo hayas hecho un pequeño cambio técnico, de cara a los buscadores puede que la modificación haya sido mucho más profunda. Un elemento tan importante para el SEO como la estructura de enlaces internos puede haberse visto modificada en profundidad por el cambio, por ejemplo.

Por eso, no puedes improvisar este tipo de modificación, tienes que informarte, asesorarte, y tomar las medidas para no perder un posicionamiento que es complicado lograr.

SXO, fusión entre SEO y UX

Ya lo sé, en las disciplinas técnicas a veces se peca de un exceso de uso de siglas y palabras en inglés. Pero lo cierto es que el SEO (optimización en buscadores) y la experiencia del usuario (UX) son dos conceptos que van de la mano. Para Google y los otros buscadores, lo importante es ofrecer contenidos que mejoren la experiencia del usuario.

De allí que haya nacido hace algún tiempo la noción de SXO, que fusiona ambos conceptos. De hecho, se podría definir simplemente el SXO como la gama de estrategias y técnicas que permiten mejorar la experiencia del usuario en los motores de búsqueda.

A veces, se habla del SEO como una disciplina meramente técnica, olvidando que el objetivo final es que los usuarios encuentren los contenidos más relevantes y de mejor calidad. Solo así podrán estar satisfechos cuando usen un buscador como Google.

Por eso, piensa siempre que lo que haces va destinado a un humano, no un algoritmo o una máquina. Puede que ese matiz te permita hacerlo mucho mejor que tu competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.